BIRMANIA: Dos Periodistas de Reuters Son Arrestados al Realizar Cobertura

BIRMANIA: Dos Periodistas de Reuters Son Arrestados al Realizar Cobertura

Dos periodistas de la agencia Reuters han sido arrestados por las autoridades de Birmania acusados de un delito semejante al espionaje, por el cual podrían llegar a ser condenados a hasta 14 años de cárcel.

Los periodistas de la agencia Reuters, U Thet Oo Maung (conocido con el pseudónimo de Wa Lone, de 31 años) y Kyaw Soe Oo, de 27, han sido arrestados por las autoridades de Birmania acusados de manejar “importantes papeles secretos”, delito por el cual podrían llegar a ser condenados a hasta 14 años de cárcel. Los reporteros han cubierto extensamente la campaña de represión militar de la minoría rohinya -calificada de ‘limpieza étnica’ por la ONU y posiblemente constitutiva de varios crímenes contra la Humanidad- y podrían haber recibido documentación comprometedora por parte de policías destacados en el estado de Rajine, escenario de las represiones.

Los periodistas birmanos fueron invitados a cenar por dos oficiales de Policía en Rangún, la principal ciudad del país, en la noche del martes. Su conductor les dejó a las puertas de la comisaria de Htauk Kyant, según informaba el diario birmano online Irrawaddy, y esperó su regreso, sin éxito.

Ante la ausencia de noticias, los compañeros de los reporteros denunciaron su desaparición, preguntaron a las autoridades y visitaron tres comisarías preguntando por la suerte de Wa Lone y Kyaw Soe Oo, sin éxito. El jefe de la oficina de Reuters en Birmania, Antoni Slodkowsli, terminó recibiendo un lacónico mensaje de texto desde el teléfono de Wa Lone que decía: “He sido arrestado”. La terminal fue desconectada después, por lo cual sus colegas no han podido contactar con los reporteros.

Lee también:  GUATEMALA: "Teatro Político" - El Presidente busca los reflectores equivocando México por Belice

El miércoles por la noche, el gobierno birmano liderado por la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi admitió que la pareja de informadores está detenida. El Ministerio de Información publicó una foto en Facebook de los dos periodistas esposados, de pie frente a una mesa con documentos, billetes y teléfonos móviles, detallando que “habían obtenido ilegalmente información secreta relacionada con las fuerzas de Seguridad con la intención de compartirla con medios de comunicación extranjeros”, con la complicidad de dos policías destacados en el estado birmano de Rakhine, hogar hasta la campaña militar del pasado septiembre de la mayoría de la comunidad rohinya.

Según un informe redactado por los agentes, al que ha accedido Irrawaddy, los documentos incluyen la copia de un memorando de seguridad de la Policía de Fronteras del municipio de Maungdaw, en el estado de Rajine, que describe el número de efectivos y la munición de la que disponían el 27 de agosto, dos días después de la ofensiva armada de un grupo armado rohinya que dio paso a la represión militar. También se han encontrado mapas, un recuento de viviendas incendiadas y un detallado informe del ataque de la guerrilla contra la unidad policial de Myin Hlut, el 25 de agosto pasado, que dio paso a la respuesta militar. La comisaría de Htauk Kyant ha formalizado el arresto por “reunir noticias con la intención de dañar la seguridad y el interés del Estado”.

 

Tras la “operación de limpieza” acometida por los uniformados y por voluntarios civiles budistas contra la minoría musulmana -que incluyó violaciones en grupo, ejecuciones y masacres, torturas y el incendio de numerosas aldeas rohinyas- unos 650.000 miembros de esta comunidad se vieron obligados a huir al vecino Bangladesh: las ONG estiman que decenas de miles más se encuentran aún en el interior del país desplazados por la violencia, a la espera de una ocasión para cruzar la frontera.

Lee también:  CUBA: Raúl Castro deja la presidencia el próximo 19 de abril #VIDEO-PO

Según la Ley de Secretos Oficiales birmana -que data de 1923, ya que fue redactada por los ocupantes británicos- los crímenes que han sido atribuidos a los informadores y a los agentes que les facilitaron los documentos, identificados como Yan Naing and Khin Maung Lin, pueden llegar a ser castigados con 14 años de prisión. Los militares birmanos -que permanecieron en el poder mediante una Junta golpista durante 50 años- mantienen cerrado el estado de Rajine al paso de observadores y periodistas salvo en las contadas visitas organizadas que han llevado a cabo, destinadas a demostrar que no ha existido ninguna campaña de limpieza étnica y a culpar a los rohinya de la violencia.

 

Indignación 

“Estamos indignados por este flagrante ataque contra la libertad de expresión”, ha denunciado el presidente de Reuters, Stephen J. Adler, quien ha exigido la liberación inmediata de la pareja. La Embajada de EEUU en Birmania y organizaciones como el Comité para la Protección de los Periodistas se han pronunciado en términos similares, aunque es poco probable que logren una rectificación del Gobierno civil birmano, que trabaja en estrecha colaboración con la antigua Junta militar. Como explicaba al New York Times U Myint Kyaw, miembro del Consejo de Prensa de Birmania -una ONG local que defiende la libertad de expresión- entre el 80 y 90% de la documentación oficial es considerada confidencial en Birmania, según la citada ley.

Lee también:  CUBA: Raúl Castro deja la presidencia el próximo 19 de abril #VIDEO-PO

Las restricciones al trabajo de los informadores son notables en el país, donde los periodistas sufren el acoso y las amenazas del poder. El pasado noviembre, dos periodistas -uno malasio y otro de Singapur- contratados por el canal turco TRT World fueron condenados a dos meses de cárcel por haber usado un dron sin permiso en las proximidades del Parlamento. En junio, otros tres informadores locales -Aye Nai, de 53 años, y Pyae Phone Naing, de 24, trabajadores de la Voz Democrática de Birmania, y Lawi Weng, 38, empleado de Irrawaddy- fueron detenidos por atentar contra la Ley de Secretos Oficiales, una constatación para muchos de que la llegada al poder de Aung San Suu Kyi no repercute en una mayor libertad de expresión. “La libertad de información está empeorando y el arresto de periodistas es cada vez más común”, lamentaba el abogado birmano especializado en Derechos Humanos Robert Sann Aung, citado por la agencia AP.

 

 

Fuente:  ABNA