EUA: Senador Hatch de Utah se retira, dejando la puerta libre a Romney

EUA: Senador Hatch de Utah se retira, dejando la puerta libre a Romney

El senador republicano Orrin Hatch de Utah dijo el martes que no buscará la reelección después de servir más de 40 años en el Senado, abriendo la puerta al ex candidato presidencial republicano Mitt Romney para postularse para su escaño.

Hatch, de 83 años, dijo que siempre ha sido un luchador,”pero todo buen luchador sabe cuándo colgar los guantes”.

Hatch es el republicano que lleva más tiempo sirviendo en el Senado. Preside el poderoso Comité de Finanzas del Senado y fue una fuerza importante en la revisión de impuestos a través del Congreso y firmó la ley en diciembre.

También desempeñó un papel clave en persuadir al presidente Donald Trump de que firmara proclamaciones para reducir dos monumentos nacionales en Utah que Hatch y otros conservadores consideraban ejemplos de extralimitaciones gubernamentales.

En una declaración, Hatch dijo que decidió retirarse al final de su séptimo término después de “mucha oración y discusión con familiares y amigos” durante las vacaciones.

Puede que esté dejando el Senado, pero el próximo capítulo de mi servicio público apenas está comenzando “, dijo Hatch.

 

Romney, el ex gobernador de Massachusetts que ahora vive en Utah, ha estado viendo una candidatura al Senado, pero Trump había animado a Hatch a buscar la reelección.

Romney agradeció a Hatch en una declaración en Facebook y dijo que Hatch “ha representado los intereses de Utah con distinción y honor”.

 

La declaración de Romney no mencionaba sus propios planes.

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

Trump había estado abierto en los últimos meses sobre presionar a Hatch para que se quedara en el Senado, particularmente cuando la ambición de Romney por el escaño se hizo evidente. La campaña de cabildeo privada de Trump se vio reforzada por un festival público de amor, ya que Trump invitó a Hatch con él en la Fuerza Aérea Uno en diciembre, cuando él redujo los límites de los dos monumentos de Utah.

Trump llamó a Hatch “un luchador” y “un amigo especial mío”, y le agradeció a Hatch por su apoyo vocal cuando “no era exactamente lo más fácil de hacer”.

Romney tiene una relación mucho más torturada con el presidente, habiendo sido un crítico vocal de Trump’s durante la campaña de 2016, incluyendo pronunciar un discurso amplio en marzo de 2016 condenando a Trump. Pero después de la elección, Romney se presentó como candidato a ser secretario de Estado en un proceso de entrevista pública insoportable.

Desde que Trump se ha mudado a la Casa Blanca, Romney ha sido un detractor frecuente, particularmente después de que Trump se equivocó al condenar a los supremacistas blancos en Charlottesville el verano pasado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders dijo que el martes no había discutido la candidatura potencial de Romney con Trump y no podía decir si el presidente lo apoyaría.

En medio de especulaciones anteriores sobre los planes de Hatch, el senador de Utah se acercó a defender a Romney, un compañero mormón. El mes pasado, Hatch atacó al ex asesor de la Casa Blanca Steve Bannon por su ataque contra Romney y la Iglesia Mormona.

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

En un mitin para el candidato al Senado de Alabama Roy Moore, Bannon llamó a Romney, el candidato presidencial del Partido Republicano en 2012, un escafandrajero que “se escondió detrás” de su religión. Romney recibió un borrador de aplazamiento para el trabajo misionero en Francia durante Vietnam.

Hatch calificó el ataque de Bannon de “decepcionante e injustificado” y dijo que Romney “ha buscado todas las oportunidades” para servir al país.

Hatch denunció ataques contra los mormones “y el servicio desinteresado de la obra misionera”. Hatch dijo que estaría feliz de explicarle su iglesia a Bannon, añadiendo:”Tengo una copia del Libro de Mormón con su nombre”.

A finales del año pasado, Hatch también se encontró en un acalorado debate con el senador demócrata Sherrod Brown de Ohio después de que Brown dijo que los recortes de impuestos republicanos tenían como objetivo ayudar a los ricos. La disputa ocurrió cuando los republicanos presionaron un recorte de impuestos de cerca de $1.5 billones y 10 años para empresas e individuos a través del Comité de Finanzas del Senado sobre las objeciones de los demócratas.
Brown, a liberal firebrand, said people know Republicans want to help the rich because it’s “in their DNA.”

Hatch told Brown he’d heard enough, adding that he’s helped disadvantaged people “my whole stinking career.”

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

As the two senators talked over each other, Hatch said he was tired of Democrats’ “bull crap.”

In the statement announcing his decision to retire, Hatch cited work with the disadvantaged among his accomplishments, including helping create the Americans with Disabilities Act, expanding children’s health insurance and expanding use of generic drugs.

Hatch also served as chairman of the Senate Judiciary Committee and was at the center of many of the biggest confirmation battles. During his time on the committee, the Senate has confirmed nearly 1,900 federal judges, a majority of all federal judges that have served.

In 2000, Hatch dabbled in presidential politics himself. He sought the Republican nomination for president, saying he had more experience in Washington than his opponents and insisting he could work with Democrats. Hatch readily acknowledged that winning would be a long shot. He withdrew from the race after only winning 1 percent of the vote in the Iowa caucuses and then endorsed George W. Bush.

Hatch frequently wrote religious songs and recorded music in his spare time as a way to relax from the stresses of life in Washington. Hatch earned about $39,000 in royalties from his songs in 2005. One of his songs, “Unspoken,” went platinum after appearing on “WOW Hits 2005,” a compilation of Christian pop music.