IRÁN: Desesperadas declaraciones del máximo líder iraní, ante protestas

IRÁN: Desesperadas declaraciones del máximo líder iraní, ante protestas

TEHRAN, Irán (AP) – El líder supremo de Irán culpó el martes a las protestas que enarbolan el país contra los “enemigos de Irán” que, según dijo, se entrometieron en sus asuntos internos, ya que la televisión estatal informó que los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad mataron a otras nueve personas.

Las manifestaciones, las más grandes desde las disputadas elecciones presidenciales de 2009 en Irán, han causado seis días de disturbios en todo el país y han causado al menos 20 muertos.

Las protestas comenzaron el jueves en Mashhad por la débil economía iraní y el aumento de los precios de los alimentos. Desde entonces se han expandido a varias ciudades, con algunos manifestantes coreando contra el gobierno y el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei. Cientos de personas han sido detenidas y un destacado juez advirtió el martes que algunos podrían ser condenados a muerte.

En comentarios publicados en su sitio web oficial, Khamenei parecía culpar a naciones extranjeras por al menos exacerbar los disturbios que se apoderan de Irán.

En los incidentes de los últimos días, los enemigos de Irán utilizaron diversos medios -incluidos el dinero, las armas, la política y los aparatos de inteligencia- para crear problemas para el sistema islámico “, dijo, en sus primeras declaraciones públicas desde que comenzaron las manifestaciones.

Jamenei dijo que seguiría elaborando en los próximos días. Los líderes iraníes a menudo acusan a Estados Unidos, Israel y Gran Bretaña de intentar derrocar al gobierno clericalmente supervisado.

 

La televisión estatal informó de que seis personas murieron durante un ataque contra una comisaría de policía en la ciudad de Qahdarijan. Dijo que los enfrentamientos fueron desencadenados por los alborotadores que intentaron robar las armas de la comisaría.

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

La televisión estatal también dijo que un niño de 11 años y un hombre de 20 fueron asesinados en la ciudad de Khomeinishahr, mientras que un miembro de la Guardia Revolucionaria paramilitar iraní fue asesinado en la ciudad de Najafabad. Dice que los tres fueron disparados con rifles de caza, que son comunes en el campo iraní.

 

Todas las ciudades se encuentran en la provincia iraní de Isfahán central, a unos 350 kilómetros al sur de Teherán.

No estaba claro de inmediato si el miembro de la Guardia Revolucionaria era el mismo fatalidad reportada el lunes por la agencia de noticias semioficial iraní Mehr. Mehr había dicho que un agresor que usaba un rifle de caza había matado a un policía e hirió a otros tres en Najafabad.

Parecía ser la primera fatalidad entre las fuerzas de seguridad iraníes desde que comenzaron las protestas.

El presidente Hassan Rouhani ha reconocido el enfado de la opinión pública por la economía en declive, que se ha beneficiado de su acuerdo nuclear firmado en 2015 con las potencias mundiales, pero no de una manera que ha traído beneficios inmediatos para la mayoría de los iraníes.

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

Rouhani y otros han advertido que el gobierno no dudaría en tomar medidas enérgicas contra quienes considera infractores de la ley. Ninguna de las manifestaciones de protesta hasta ahora ha recibido permiso previo del Ministerio del Interior, lo que las hace ilegales.

El presidente estadounidense Donald Trump escribió el martes en Twitter que “el pueblo iraní finalmente está actuando contra el brutal y corrupto régimen iraní”.

Todo el dinero que tan insensatamente les dio el presidente Obama fue destinado al terrorismo y a sus bolsillos “, escribió Trump, refiriéndose aparentemente al acuerdo nuclear alcanzado bajo su predecesor. La gente tiene poca comida, gran inflación y ningún derecho humano. Los Estados Unidos están mirando!”

No está claro qué efecto está teniendo la cadena de tweets de Trump en las protestas. Algunos los han compartido en línea, pero muchos en Irán desconfían de él porque se ha negado a volver a certificar el acuerdo nuclear de 2015 y sus prohibiciones de viaje han impedido que los iraníes obtengan visas estadounidenses.

Sólo en Teherán, 450 manifestantes han sido arrestados en los últimos tres días, informó el martes la agencia de noticias semioficial ILNA. ILNA citó a Ali Asghar Nasserbakht, un vicegobernador de Teherán, diciendo que las fuerzas de seguridad arrestaron a 200 manifestantes el sábado, el domingo 150 y el lunes 100. Hasta ahora, las autoridades no han revelado una cifra nacional de detenciones.

Lee también:  CUBA: Boeing se estrella dejando solo 3 sobrevivientes

El jefe del Tribunal Revolucionario de Teherán advirtió el martes que los manifestantes detenidos podrían ser condenados a la pena de muerte cuando sean juzgados.

Obviamente, uno de sus cargos puede ser Moharebeh,”o librar una guerra contra Dios, la agencia de noticias semioficial de Tasnim en Irán citó a Mousa Ghazanfarabadi como diciendo. Moharebeh es castigado con la pena de muerte en Irán. También se le citó como que algunos manifestantes llegarán pronto a juicio por cargos de actuar contra la seguridad nacional y dañar bienes públicos.

El Tribunal Revolucionario de Irán se ocupa de casos relacionados con presuntos intentos de derrocar al gobierno.

Las protestas comenzaron por la economía de Irán, que ha mejorado desde el acuerdo nuclear que vio a Irán acordar limitar su enriquecimiento de uranio a cambio del fin de algunas sanciones internacionales. Teherán ahora vende su petróleo en el mercado mundial y ha firmado acuerdos para comprar decenas de miles de millones de dólares en aviones occidentales.

Sin embargo, esa mejora no ha alcanzado el promedio iraní. El desempleo sigue siendo alto y la inflación oficial ha vuelto a aumentar hasta un 10 por ciento. Un reciente aumento del 40% en los precios de los huevos y las aves de corral, que el gobierno ha culpado a una matanza selectiva por temor a la gripe aviar, parece haber sido la chispa de las protestas.