VENEZUELA: Por falta de electricidad mueren 6 bebes en hospitales, denuncian

VENEZUELA: Por falta de electricidad mueren 6 bebes en hospitales, denuncian

Un diputado venezolano denunció la muerte de 6 bebés por falla de luz en un hospital, José Manuel Olivares indicó que los recién nacidos se encontraban conectados a una máquina de ventilación mecánica. Además, el gremio de la salud advierte sobre la escasez de materiales y medicina

Bebitos Recien Nacidos en Cajas de Cartón.

El diputado opositor José Manuel Olivares denunció este viernes la muerte de seis bebés luego de que se presentara una falla eléctrica en un hospital de la ciudad venezolana de San Félix, estado Bolívar (este), pues los neonatos se encontraban conectados a “ventilación mecánica”.

Lee también:  Nicaragua llora sangre, 146 muertos y en aumento

“Confirmada muerte de 6 neonatos en San Félix. Estaban conectados a ventilación mecánica y al no tener luz por más de 24 horas y fallar la planta murieron”, dijo Olivares en su cuenta de la red social Twitter.

El diputado, que no ofreció más detalles de lo ocurrido, indicó en otro mensaje: “¿Quién responde por esas muertes? Deberíamos poder garantizar aunque sea la electricidad en todos los hospitales del país”.

El también médico ha denunciado en distintas ocasiones, junto a grupos de galenos y enfermeros, que diversos hospitales del país presentan problemas que van desde la falta de agua hasta la escasez de materiales y medicinas.

Lee también:  FIFA: Investigan porqué en el encuentro entre Uruguay Egipto tenia miles de butacas vacías

Las fallas de luz son constantes en buena parte del país y ante esto el Gobierno denuncia sabotajes al sistema eléctrico.

 

Por otra parte, la escasez de medicinas en Venezuela para enfermedades de alto costo, como el cáncer, llega a 95%, mientras las esenciales, como hipertensos, es de 85%, de acuerdo con la Federación Farmacéutica.

En tanto, el desabastecimiento de insumos médicos alcanza el 85%, según varias ONG.

 


Con información de EFE 

Lee también:  OPINIÓN: La manipulación de las masas