Salud: Amor y Depresión – Superalo así

Salud: Amor y Depresión – Superalo así

Existe la creencia generalizada de que los asuntos del corazón o el llamado “mal de amores” son incidencias sin importancia en nuestra vida y, que si no los superamos pronto, es que somos personas débiles y sin personalidad.

Sin embargo, son muchos los aspectos amorosos que pueden llevarnos a sufrir una depresión, desde una ruptura amorosa, hasta estar soltera sin quererlo, una infidelidad, una crisis de pareja o simplemente una mala convivencia. En cualquier caso, tenemos que seguir muy de cerca el desamor para no caer en una depresión.

Cómo afecta el desamor a la depresión

Cuando una relación se acaba como consecuencia del desamor vamos sintiendo cómo ese amor que antes nos daba la fuera va perdiendo intensidad, ilusión, esperanza y aparece el pesimismo, la desidia y la decepción. Y todo eso lo podemos sentir también en nosotras mismas.

La euforia da paso a la fatiga, el interés a la indiferencia, los proyectos de futuro a la parálisis y todo eso va acompañado de un estado de ánimo triste y melancólico, en el mejor de los casos. Porque en los peores casos, también podemos sentirnos culpables, enfadadas, frustradas, decepcionadas y con una gran inseguridad acerca de nuestras capacidades y valía.

Estamos hablando de un trastorno depresivo en toda regla provocado por el desamor, por una ruptura o por el fin del amor. Y que la causa de la depresión sea un asunto amoroso no la hace menos peligrosa para nuestra salud, así que tendremos que buscar un tratamiento cuanto antes.

Cómo superar la depresión por desamor

Cuando intentamos buscar las claves para superar una depresión, nuestros consejos están destinados a buscar una reflexión sobre nuestro comportamiento, sobre nuestra personalidad y a motivar un cambio de actitud o de perspectiva sobre el problema en cuestión.

 

Teniendo esto en cuenta, podemos dirigir nuestra atención a repasar los motivos por los que el desamor nos ha conducido a la depresión. Y es que el desamor es una experiencia, desagradable pero más que frecuente, que no puede desestabilizar nuestro equilibrio emocional. Si no, la próxima vez que nos enamoremos, lo haremos con temor y sin poder vivirlo intensamente.

Podemos tener bien claro que los amores van y vienen y que, tal vez algún día, aparezca ese amor para siempre que andamos buscando. Mientas tanto, nuestros esfuerzos deben ir dirigidos a ser personas más fuertes, más independientes y más autónomas, a ser felices por nosotras mismas. Porque saber ser feliz es el atractivo más potente de cualquier persona.

 

Sintomas:

  1. ¿Sin motivo a pariente te llena la cabeza de sentimientos de tristeza, melancolía?
  2. ¿No tienes paciencia con nada y el mal humor impera en tu comportamiento?
  3. ¿Has perdido interés por las actividades que antes te llenaban de placer, como el sexo por ejemplo?
  4. ¿Has dejado de tener ganas de comer y su plato preferido ya no alegra el día?
  5. ¿Pierdes o ganas peso repentinamente?
  6. ¿Hace mucho que no duermes plácidamente y durante muchas horas? ¿Tienes dificultad para dormir?
  7. ¿Sientes malestar y una sensación continuada de cansancio sin un motivo claro?
  8. ¿Tienes la autoestima por los suelos con frecuentes sentimiento de inferioridad o culpabilidad?
  9. ¿Tienes la mente confusa con problemas para estar concentrada, organizar tus ideas o tomar decisiones?
  10. ¿Piensas con frecuencia en la muerte o en el suicidio.

Usa la siguiente guia:

  1. Concentra tu fuerza en una actividad que te de alguna satisfacción.
  2. Duerme no mas de 8 horas y duerme de noche por lo menos 6 hora
  3. Come por lo menos 3 veces al día, aunque no  tengas hambre. Evita caer en anemia.
  4. Evita el consumo de alcohol, cocaina, marihuana, anfetaminas, opioides, si no tu percepción de la realidad será más depresivo.
  5. Consulta con tu ginecologo con relación a tus anticonceptivos, algunos podrían agravar tu depresión.
  6. Aunque creas que es tu culpa, no te culpes. No te critiques. Recuerda que lo que pasó pasó.
  7. No caigas en la generalización de los problemas. Cuando tengo un problema, todo lo bueno de mi vida queda relegado a un segundo o tercer plano. Por lo que, si a este problema que tanto me preocupa añado un segundo problema menor, tendré la impresión de que en mi vida TODO anda mal y que tengo mil problemas.
  8. No creas que esto y todos los demás problemas que se te vendrán son permanentes. Esto te desalentará y te conducirá a la espiral irresoluble que te comentaba arriba. Por otro lado, no es cierto.
  9. Evita entrar en el circulo de la depresión.
  10. Desarrolla tu autoestima.
  11. Consume Chocolate

En resumidas cuentas, la depresión es algo que nos puede ocurrir a cualquiera. Pero todo será más fácil para tí si sigues estás instrucciones:  

  • Vive tu vida activamente,
  • No te dejes arrastrar por la vorágine de las obligaciones cotidianas.
  • Dedícate tiempo para tí y las cosas que te gustan.
  • Cuando te suceda algo negativo, recuerda cómo le hablas a un amigo y date ese trato de cariño.
  • Busca soluciones y no te quedes atrapado en el sentimiento de injusticia.
  • Comprende las cosas buenas de esas experiencias y sigue adelante, perdonando y enfocándote en las cosas bellas de tu vida, por pequeña que sea: una puesta de sol, una tarde con tus amigos, un momento de serenidad, un abrazo o un gesto de cariño de tus seres queridos.

 

Para esos momentos, una buena producción, un buen postre o un poco más de información, te podría interesar uno de los siguientes temas:

RECREACIÓN: Tokyo Ghoul: re Anime se estrena el 3 de abril

COCINA: Pastel de Galleta y Crema

Científicos rusos identifican un gen que causa la depresión