TECH: El mundo de los móbiles se olvida de los magnates del internet en el #MWC18

TECH: El mundo de los móbiles se olvida de los magnates del internet en el #MWC18

Este fin de semana arranca el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, el principal acontecimiento tecnológico del año, aunque esta vez no cuente con las grandes figuras estelares de otras ediciones. No estarán ni Mark Zuckerberg de Facebook, ni Eric Schmidt de Google ni Reed Hastings, de Netflix, que pasaron por Barcelona años atrás. Tampoco habrá artistas invitados de relumbrón como el piloto de Fórmula I Lewis Hamilton o el actor y director Robert Redford, que también amenizaban el evento. La decimotercera edición en la capital catalana (aunque ya acumula 32 en total) quiere centrarse en los grandes desafíos tecnológicos, y su relación con la telefonía móvil.

La feria tecnológica, que oficialmente se desarrolla del 29 de febrero al 1 de marzo aunque algunas de las presentaciones principales se adelantan a este domingo, congregará a 2.300 empresas y más de 100.000 asistentes, la mayor parte de ellos profesionales del sector. Casi todos ellos serán ajenos al conflicto secesionista aunque la GSMA, la organizadora del evento que agrupa a las compañías que participan y lo financian, ha avisado que estará “monitorizando” los incidentes ajenos al motivo de la feria para ver si continúa su apuesta por capital catalana en próximas ediciones.

Las conferencias o keynotes debatirán sobre temas tan relevantes como la cuarta revolución industrial, el Internet de las Cosas, el desarrollo de la quinta generación del móvil (5G) o el blockchain. Aunque lo que más llamará la atención del público será el desfile de las grandes marcas de móviles. La púrpura (y los titulares) se los llevará con toda seguridad Samsung, que aprovecha Barcelona para su gran lanzamiento del año: el Galaxy S9 y su versión plus.

Con la ausencia tradicional de Apple, que no participa en ninguna feria, el fabricante coreano no solo quiere hacer valer su cetro como primer vendedor mundial de teléfonos inteligentes (smartphones) sino demostrar al resto que también es capaz de diseñar el móvil más avanzado. Por lo que se ha escapado en las web tecnológicas, el Galaxy S9 mejorará el diseño de pantalla infinita y la cámara de su predecesor S8 para distanciarse de sus rivales como el iPhone X o el Huawei P10.


Precisamente Huawei ha preferido mantenerse en un segundo plano en este MWC para no confrontarse directamente con su rival. La marca china, protagonista de la edición pasada, presentará una tableta y algún wereable pero dejará su plato fuerte -el Huawei P20, la renovación de su móvil insignia de alta gama- para una presentación en París a finales de marzo.

Sony mantiene su gama de móviles con Xperia. Abrirá fuego el lunes a primera hora con nuevo modelo de alta gama. La cámara, el diseño y la duración de la batería son sus puntos fuertes. Esta vez han jugado a crear expectación adicional con una imagen que apunta a un móvil con nuevos sensores, seguramente hápticos, usados ya por Apple en su pantalla en los últimos modelos o en el Apple Watch. La estrategia del fabricante japonés pasa por hacer menos modelos pero más centrados en nichos concretos, con menos desgaste de marca y evitando los de gama media baja, donde la batalla por el consumidor apenas deja margen. En CES sacaron el Xperia XA 2, centrado en el selfie.

 

La taiwanesa LG, que reservaba tradicionalmente su lanzamiento estrella anual para la cita de Barcelona, se dará esta vez un respiro y el sucesor de su LG G6 tendrá que esperar hasta bien entrada la primavera. No obstante, el MWC le servirá para presentar sus avances en inteligencia artificial incorporados a la cámara y los nuevos comandos de voz, que se podrán incorporar a sus últimos terminales como el LG V30, cuya nueva versión V30s se presentará aquí.

Xiaomi, recién desembarcada en España, y con problemas de patentes para entrar en la feria, y ZTE, que acaba de estrenar su Axon M, con doble pantalla plegable, contarán con una poderosa presencia. Lenovo traerá los nuevos dispositivos de la familia Motorola G6. También se espera con expectación a Nokia (HMD). Protagonista del MWC17, con su guiño a la nostalgia, en esta edición renovará su gama media e incluso puede que escale hasta la gama alta con su esperado Nokia 9.

 

Aura de Telefónica
Pero no solo de móviles vive el Mobile de Barcelona. Telefónica, que de alguna manera ejerce como anfitrión del congreso, presentará por fin Aura, su asistente virtual de la llamada cuarta plataforma. La operadora prometió en el MWC17 que en un año tendría listo este “motor cognitivo dotado de inteligencia artificial”, que permitirá a cada cliente tener el control de sus datos y decidir qué hacer con esa información en la era del big data.


Ahora le toca materializar esa promesa. Por el momento, sabemos que Aura se implantará en España, Alemania, Reino Unido, Brasil, Argentina y Chile, pero se desconoce qué tipo de facilidades prácticas ofrecerá sus clientes, y la interacción que les permitirá con la compañía, más allá del control de su factura. La presencia del presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete, en la presentación hace pensar en un gran anuncio.

Google y Facebook tienen también un papel relevante en esta cita. Aunque el móvil ya no es su prioridad, Google se ha obsesionado con la inteligencia artificial y Facebook con las comunidades, el teléfono sigue siendo su soporte principal. Mark Zuckerberg ya no asiste a la cita, pero sí algunos de sus directivos. Tienen especial interés en mostrar sus planes de conectividad, ya sea con Terragraph, su sistema para las ciudades, como con Aquila, su ultraligero que conecta lugares apartados. Además, se cumplirán 10 años del estreno de la red social en español.

]
Google, con Hiroshi Lockheimer como directivo de más alto rango, mostrará los avances de Android, el sistema operativo que funciona en más del 80% de los móviles con la mirada puesta en Android One, la versión para móviles menos potentes pero en países emergentes. De nuevo, repetirán con un divertido y lúdico stand, colores y pruebas para mostrar la cara más amable del gigante de Mountain View.