CULTURA: Por que “La suerte favorece sólo a la mente preparada” – Isaac Asimov

CULTURA: Por que “La suerte favorece sólo a la mente preparada” – Isaac Asimov

Muchas veces deseamos suerte ante la incertidumbre, hechamos las cosas a la suerte cuando no sabemos como decidir, pero realmente la suerte es un proceso que va mas allá. Pero hoy te explicamos a que nos referimos al desearte “Buena Suerte” este lunes.

Hay quienes apelan a la suerte como excusa de los fracasos, cuando en la mayoría de las ocasiones es el resultado de la incapacidad para encontrar la solución a un problema.

Al contemplar la misma frase de Asimov podemos apreciar que en ella encontramos la palabra “preparada” y eso constituye por sí mismo un elemento de vital relevancia, pues no todos los hombres pueden alcanzar la misma preparación debido a múltiples factores: sociales, culturales, raciales, religiosos y sobretodo económicos.

Sin embargo, en la historia de la humanidad encontraremos multitud de ejemplos donde personajes humildes han sabido encontrar su “suerte”, gracias a estar en el momento preciso para aprovechar la oportunidad precisa.

Después de una guerra, en la subasta, a cada soldado le tocaba una porción de tierra, en la que construía su casa (o mansión o castillo, si era general), la cultivaba y vivía allí por muchos años. Se casaba y tenía hijos. Al tiempo, se ponía viejo y moría. Entonces, el terreno del difunto se repartía entre los hijos. Esta herencia se llamaba lote.La palabra lote proviene del francés lot (herencia) y este del gótico hlauts (porción de tierra). Ahora, imagínense al viejo moribundo y sus hijos peleándose entre ellos. De ahí, hacer las cosas “al lote”, es decir desordenadamente. Bueno, finalmente se aclaraba lo que le tocaba a cada hijo.La palabra lotería se refiere a un sorteo donde se entregan premios. Esta palabra proviene del francés loterie, la que a su vez proviene de lot.
La palabra hlauts también significaba suerte, en el sentido de sorteo. Loterie parece que llegó al francés por el italiano lotteria o del neerlandés loterije (mediados del s. XVI). La palabra lotissement (urbanización, parcelación), de uso común en francés, significó desde el s. XIII hasta mediados del XX, sorteo, y el verbo lotir (repartir, distribuir en lotes, parcelar, sortear).

Lee también:  SALUD: ¿Qué es el gluten? ... No te dejes engañar por la industria.

– Gracias: Philippe Vicente

 

La relación de “herencia de terreno” con “sorteo” e incluso “suerte”, se explica fácilmente. Aunque la tierra del viejo se divida en parcelas de igual tamaño, no todas son iguales. Por ejemplo, a un hijo le tocaba el terreno donde estaba la casa. Al otro donde estaba el río. Al tercero le tocaba las tierras más fértiles, para cultivar…. Y al cuarto le tocaba tierras sin agua ni caminos, pedregosas y montañosas.

Por otro lado, a alguien que le tocaba el mejor campo, sin haber sido soldado, ni trabajado allí (por ejemplo, heredado de un tío rico que no tenía hijos), era como sacarse la lotería.

 

Las palabras suerte y sorteo provienen del latín sor, sortis (suerte), igual que lote viene del germaníco hlauts (suerte). El primer significado de estas palabras era suerte, como en dados o otro juego al azar. De ahí pasó a lo heredado.

Lee también:  SALUD: ¿Qué es el gluten? ... No te dejes engañar por la industria.

Además, sabías que los árabes para desearse suerte entre ellos dicen “alhamduliLlah”, que significa “Alabado sea Allah”, porque la suerte y el destino de cada ser humano es comprendido por el todo poderoso en función de su esfuerzo, es decir “que la gracia sea con tigo”, porque solo es por la gracia, después de que hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance, que somo salvos… y es así que entre gracia y misericordia que en algunos casos que obtenemos lo que queremos aún sin sentir que lo merecemos o que alguien hubiera realizado esfuerzos de mérito para ello.

Lee también:  SALUD: ¿Qué es el gluten? ... No te dejes engañar por la industria.

Y es tal la suerte que Isaac Asimov fue más famoso por éstas palabras que por sus observaciones científicas o la producción de la historia compendiada en el libro de ciencia ficción YO ROBOT, el cual dió origen a la producción cinematográfica interpretada por Willi Smith.  Originalmente la frase fue dicha por Louis Pasteur

Isaac Asimov nació el 2 de enero de 1920  en Petrovichi, Rusia., pero su familia emigró a Estados Unidos cuando tenía tres años y se estableció en el barrio de Brooklyn, de Nueva York. Asimov fue un niño superdotado, entro en la universidad con 15 años . En 1949, tras obtener su doctorado en bioqímica trabajó como profesor auxiliar en la universidad de Bostón, donde trabajaría durante 10 años hasta ser despedido por, según sus própias palabras “escoger ser un excelente disertante y escritor científico, en lugar de un investigador meramente mediocre” .

Entre sus obras de ciencia-ficción más conocidas se encuentran Yo, Robot (1950); La trilogía de la Fundación (1951-1953), de la cual escribió una continuación treinta años después, El límite de la Fundación (1982); El sol desnudo (1957) y Los propios dioses (1972).

Isaac Asimov murió el 6 de Abril de 1992 y está considerado como uno de los autores más famosos de obras de ciencia ficción y divulgación científica.