Decisiones difíciles: identificación y aplicación de valores

Comparte

La toma de decisiones la enfrentamos todos en algún momento … algunas veces decisiones difíciles.

OPINIÓN: LOS EXPERTOS DICEN

Cuando una decisión es particularmente difícil, puede resultar estresante, confusa e incluso emocionalmente abrumadora. Y las decisiones más difíciles son a menudo aquellas que involucran prioridades en competencia.

Cuando es difícil tomar una decisión, es útil contar con algunas herramientas prácticas y útiles que lo ayuden a evitar conflictos internos y a tomar la decisión correcta. Afortunadamente, los valores pueden tener un propósito importante aquí, y pueden proporcionar las pautas para ayudarnos a tomar decisiones difíciles, especialmente cuando tenemos que elegir entre prioridades.

La identificación de valores puede comenzar con una sola palabra como integridad, familia o éxito. A partir de ahí, puede desarrollar sus valores con mayor detalle con una oración o frase que explique qué significa cada valor para usted. Esto puede ayudarlo a evaluar sus valores e identificar aquellos que son de mayor importancia y significado en su trabajo y vida personal. Cuando se enfrente a decisiones difíciles en el futuro, esto puede facilitar mucho el camino y permitir que sus valores diferencien entre las opciones e impulsen su elección.

Cuando se enfrente a una decisión difícil, aplique sus valores, tome una decisión mental y luego revise su instinto. Si se siente incómodo con la decisión propuesta, vuelva a examinar o reordenar sus valores para ver si una jerarquía diferente conduce a una conclusión más cómoda. En última instancia, intente contemplar una decisión alternativa y evalúe su comodidad con ella. Esto puede arrojar más luz sobre sus valores, ponerlos a prueba y facilitar las decisiones futuras.

El Proceso

El proceso que conduce a la toma de decisión es:

  • Elaboración de premisas
  • Identificación de alternativas
  • Evaluación de alternativas, en términos de metas que se desea alcanzar
  • Selección de una alternativa, es decir tomar una decisión

EL RIESGO EN LA TOMA DE DECISIONES

Nos guste o no, la esencia de asumir responsabilidades está en tomar decisiones y la mayoría de las decisiones que debemos tomar son decisiones frente a algún grado de incertidumbre. Es decir, que aunque busquemos información y trabajemos hasta el cansancio analizando las alternativas y sus posibles resultados, no vamos a saber la consecuencia de nuestras decisiones hasta que las tomemos.

Además, no hay nada que garantice que las condiciones en las que se tomó la decisión sigan siendo las mismas, ya que estamos en un medio que cambia constantemente; aunque las que se toman sin previo análisis, al azar, están más expuestas que aquellas que siguen el proceso adecuado.

Simón dijo: “constantemente optaremos por el curso de acción que consideremos lo “suficientemente bueno” a la luz de las circunstancias dadas en ese momento”.

Cuando se emprende un proyecto, automáticamente se asume un riesgo. Debemos identificar los riesgos que cada actividad conlleva y tomar las medidas necesarias para minimizar las dificultades. Pero hay que asumir que el riesgo es algo inherente a la vida. Asumir riesgos es positivo para aprender de los éxitos y de los fracasos a los que tendrá que enfrentarse.

La buena toma de decisiones permite vivir mejor: Nos otorga algo de control sobre nuestras vidas.

La decisión que tomemos puede ser acertada o errónea, cualquiera de las dos genera un aprendizaje, lo que implica que, si nos equivocamos, debemos esforzarnos por aprender de nuestros errores, en lugar de castigarnos por ello, pues si no lo hacemos estaremos destinados a repetirlos en el futuro.

Nuestra capacidad de tomar decisiones, tiene que ver con asumir riesgos, ser creativo y buscar alternativas a problemas o retos aún no existentes. La acumulación de experiencia es larga y costosa. Si consideramos que cuando más se aprende es como consecuencia de los errores, tanto de los propios omo delos ajenos. El alcanzar un elevado nivel de experiencia en el mundo laboral puede llegar a tener un coste terriblemente alto.

La consecuencia inmediata es que toda la experiencia que pueda ganarse sin los efectos que pudieran derivarse de una decisión errónea o, simplemente de una decisión no óptima, será bien recibida y más económica, sea cual sea su coste.

Aspectos a tomar en cuenta:

• Efectos futuros: Tiene que ver con la medida en que los compromisos relacionados con la decisión afectarán el futuro. Una decisión que tiene una influencia a largo plazo, puede ser considerada una decisión de alto nivel, mientras que una decisión con efectos a corto plazo puede ser tomada a un nivel muy inferior.

• Reversibilidad: Se refiere a la velocidad con que una decisión puede revertirse y la dificultad que implica hacer este cambio. Si revertir es difícil, se recomienda tomar la decisión a un nivel alto; pero si revertir es fácil, se requiere tomar la decisión a un nivel bajo.

• Impacto: Esta característica se refiere a la medida en que otras áreas o actividades se ven afectadas. Si el impacto es extensivo, es indicado tomar la decisión a un nivel alto; un impacto único se asocia con una decisión tomada a un nivel bajo.

• Calidad: Este factor se refiere a las relaciones laborales, valores éticos, consideraciones legales, principios básicos de conducta, imagen de la organización, etc. Si muchos de estos factores están involucrados, se requiere tomar la decisión a un nivel alto; si solo algunos factores son relevantes, se recomienda tomar la decisión a un nivel bajo.

• Periodicidad: Este elemento responde a la pregunta de si una decisión se toma frecuente o excepcionalmente. Una decisión excepcional es una decisión de alto nivel, mientras que una decisión que se toma frecuentemente es una decisión de nivel bajo.

Existen varias técnicas para lograr tomar una desición dificil y resolver un problema, pero lo más importante es poder entenderlo y atacar su causa raíz y no los síntomas.

No dejes de buscar la ayuda de expertos y si crees en Dios, busca su ayuda, siempre obtener ayuda de los que pueden más o tienen experiencia en el ramo de tu desición es parte crucial de la toma de desiciones, sin embargo solo tu puedes tomar la desición y ponerla en acción, es lo que conocemos como “El Albedrío Moral”, y su uso responsable es por lo tanto el valor ético más elevado a seguir.

Artículo inspirado en: PlanPlus Online

Pudes encontrar más artículos de opinión en:

Artículos de Opinión
https://prensaobjetiva.com/category/opinion/

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *