Los Ángeles convertirá el Dodger Stadium en un centro de vacunación contra el COVID-19

Comparte

Los Ángeles planea convertir su enorme sitio de pruebas de coronavirus en el Dodger Stadium en un centro de distribución de vacunas esta semana, y los funcionarios esperan inmunizar hasta 12.000 personas por día cuando el lugar esté en pleno funcionamiento, anunciaron funcionarios de la ciudad y el condado el domingo por la noche.

El Dodger Stadium es el espacio de pruebas más grande del país y atiende a miles de residentes al día. El sitio administró más de un millón de pruebas desde mayo.

Las pruebas en el Dodger Stadium terminarán el lunes, según un comunicado de la oficina del alcalde, Eric Garcetti. Los funcionarios también planean poner fin a los testeos en el Lote 15 de Asuntos de Veteranos, cerca del Estadio Jackie Robinson, para transferir personal, equipo y otros recursos a la distribución de vacunas.

“La inmunización es la ruta más segura para derrotar a este virus y trazar una vía hacia la recuperación, por lo cual la ciudad, el condado y todo nuestro equipo están poniendo los mejores recursos para vacunar a los angelinos de la manera más rápida, segura y eficiente posible”, manifestó Garcetti en el comunicado.

La capacidad de pruebas del condado se reducirá temporalmente durante la transición en los sitios, pero el cambio triplicará la suma diaria de vacunas disponibles. La ciudad seguirá brindando testeos gratuitos a los residentes, con o sin síntomas, en ocho lugares permanentes y seis sitios móviles en Los Ángeles. En las próximas semanas, las pruebas aumentarán en espacios existentes, sitios móviles adicionales y en Pierce College, en Woodland Hills, según el comunicado.

La transición hacia la distribución de vacunas se produce luego de que California y el resto del país se demoraran en la administración de éstas. El viernes, el gobernador Gavin Newsom estableció la meta de inocular a un millón de personas adicionales durante los siguientes nueve días, y reconoció que el esfuerzo del estado para distribuir los suministros “no ha sido lo suficientemente bueno”.

Aunque California recibió más de dos millones de dosis, hasta el viernes se habían administrado menos de un tercio de ellas a los trabajadores de atención médica de primera línea y a los residentes en hogares de ancianos y otros centros de atención a largo plazo, que son elegibles en la primera ronda.

El lanzamiento de la vacunación también fue obstaculizado por la renuencia de algunos trabajadores sanitarios de primera línea a aceptarla. Aproximadamente entre el 20% y el 40% de dicho personal en el condado de Los Ángeles, a quienes se les ofreció vacunarse a fines de año, se negaron a hacerlo, según los funcionarios de salud pública del condado.

Los funcionarios estatales ampliaron recientemente las pautas de quiénes pueden calificar para la vacunación, permitiendo que los maestros, los trabajadores de cuidados infantiles y las personas mayores de 75 años reciban dosis si existe el riesgo de que éstas expiren.

En el condado de Los Ángeles se habían administrado 145.621 de las dosis iniciales de la vacuna contra el COVID-19, un poco más de un tercio de las recibidas, hasta el 7 de enero, según datos de salud pública oficiales.

El anuncio de que el Dodger Stadium se convertiría en un centro de vacunación fue dado por KNX-AM (1070).

California también enfrenta un aumento continuo de muertes por COVID-19. El sábado por la noche, el estado registró un promedio de 451 decesos al día durante la semana anterior, un récord. El domingo, superó las 30.000 defunciones desde que comenzó la pandemia.

El condado de L.A. ahora tiene un promedio de 211 muertes por COVID-19 al día, también un récord.

Los redactores de The Times Rong-Gong Lin II, Vanessa Martínez, Swetha Kannan y Melody Gutiérrez contribuyeron con este reporte.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Via : LA Times


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *