La quema del diablo en Guatemala

Tradición   Las tradiciones populares representan y fortalecen la diversidad del país

El maestro Celso Lara Figueroa es un reconocido científico social que ha dedicado su vida a estudiar las tradiciones populares en Guatemala, y nos explicó el fenómeno cultural de la Quema del diablo, quien asegura que las tradiciones populares representan y fortalecen la diversidad del país.

La quema del diablo en Guatemala.

El 7 de diciembre ocurre en todo el país una serie de manifestaciones simbólicas en las que la población representa la limpieza de sus nichos y territorios para iniciar la temporada de la celebración del nacimiento
del cristo.  
Este fenómeno cultural consiste en realizar un pequeño fuego con el cual limpiarán todo tipo de males y pesares para dar paso a las celebraciones con acciones positivas y buenos augurios.

Esta tradición está reportada únicamente en  Guatemala. Culturalmente, el fuego al igual que el agua han sido dos elementos que simbolizan la pureza, la limpieza. Y la figura del diablo responde a la dicotomía del bien y el mal, lo oscuro y lo claro, lo correcto y lo incorrecto, suerte y malos augurios, etcétera.

A este travieso personaje se le atribuyen poderes que inciden en las vidas de los pueblos. Podemos encontrarlo en leyendas, cuentos, bailes desde los primeros registros de tradiciones ancestrales. La Quema del diablo se realiza a las 18:00 h, de la tarde, elaborando una fogata en las puertas de las casas, en la cual se queman objetos representativos del mal que se quiere eliminar. También es tradicional quemar cosas sin utilidad que sean viejas, pues existe la creencia de que éste personaje se esconde entre ellas, trayendo mala suerte a la casa. La fogata permitirá que “salga el diablo de la casa”.La quema del diablo en Guatemala.

Se considera que la Virgen de Concepción venció al diablo este día, dando paso a la celebración de la fiesta de concepción, que en el barrio Recoleto es tradicional. Mientras se quema al diablo debe rociarse agua bendita en los rincones de las casas, barriendo el lugar hacia la calle en donde se encuentra el diablo, para sacarlo de allí. Y la tradicional pirotecnia acompaña la celebración, así como las piñatas de  diablitos.

De acuerdo con la tradición oral, antes de quemaban solo hojas secas y chiriviscos, los niños saltaban sobre las fogatas para limpiarse y se les corría con escobas prendidas. Con el transcurso del tiempo se han incorporado otros elementos que han enriquecido la tradición. En el barrio Recoleto, luego de la Quema del diablo, los vecinos en familia elaboran alfombras para recibir la procesión de la Virgen de Concepción del Templo de La Recolección.

Síguenos en Facebook

El sitio web Prensa Objetiva utiliza cookies como parte funcional de la misma, recabamos dicha información de forma anónima y únicamente con el fin de darle un funcionamiento correcto al sitio web. Asumimos que estás de acuerdo con ello, pero de no estarlo puedes abandonar la página o puedes darle Click al botón de aceptar, y continuar disfrutando del contenido que te ofrecemos. Aceptar Leer T&C

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!