La consola más potente de la historia: PROYECTO SCORPIO

La consola más potente de la historia: PROYECTO SCORPIO

Xbox One X es la nueva consola de Microsoft, llamada por sus desarrolladores como EL PROYECTO SCORPIO, nos podemos olvidar de nombres preliminares como Scorpio, y empezamos a centrarnos en las posibilidades que puede ofrecer un dispositivo con 6 teraflops de potencia gráfica.

Se tiene claro que la lucha de la consolas de videojuegos no se va a ganar con la calidad de las texturas, la distancia de dibujo o la resolución 4K, pero es una realidad que cuanto mejor se vea, mejor versiones de juegos tendrás, o mejores juegos exclusivos se podrán conseguir.

No solo es la consola más potente creada, también es la más pequeña Xbox, y también cuenta con un gran diseño, que bebe de la líneas utilizadas en la fantástica Xbox S

Disfruta de los juegos 4K sin trucos

La lógica dice que si eres un monstruo tan grande como Microsoft o Sony, y tienes que sacar una consola en tal fecha, siempre será más potente que lo anterior presentado – si no pensamos en Nintendo -. Este es el papel que le toca a Xbox One X.

Microsoft asegura que con sus 6 teraflops va a estar en condiciones para crear juegos con resolución 4K sin trucos, ahí está la principal diferencia que pueden marcar con PS4 Pro, que parece andar bastante justa para esto con sus 4,2 teraflops.

Cuando hablamos de “trucos” nos referimos al sistema de escalado que está empleando PS4 Pro, llamado Checkerboard rendering, para subir los juegos a 4K. Microsoft dice que su consola trabaja esa resolución de forma nativa, pero yo tengo mis dudas de que pueda mover 4K a 60 imágenes por segundo en los niveles más altos de calidad. comparado con un PC es como una RX480 vitaminada.

 

Si nos fiamos de los teraflops, queda claro que la nueva Xbox es un portento. Una comparativa rápida: una tarjeta Nvidia GTX 1080Ti de más de 800 euros ofrece 11,3 teraflops

Entrando en datos más concretos, decir que en la consola se utiliza una nueva GPU diseñada por AMD para la ocasión, más personalizada que en anteriores consolas Xbox. Vamos con una comparativa, en especificaciones clave, con anteriores modelos y la competencia:

 
XBOX ONE XPS4 PROXBOX ONE S
CPUAMD, arquitectura X86 8 núcleos personalizados 2,3GHzAMD 8 núcleos Jaguar 2,1GHzAMD 8 núcleos Jaguar 1,75GHz
GPU40 unidades “personalizadas” a 1.172MHz36 Radeon GCN a 911MHz12 Radeon GCN a 914MHz
MEMORIA12GB GDDR58GB GDDR5 1GB DDR38GB DDR3 32MB ESRAM
ANCHO DE BANDA326GB/s218GB/s219GB/s
DISCO DURO1TB en formato 2,5 pulgadas1TB en formato 2,5 pulgadas1TB/500GB en formato 2,5 pulgadas
UNIDAD4K UHD Blu-RayBlu-Ray4K UHD Blu-Ray
Precio499 euros – o $499 en América400 euros250 euros

Microsoft sigue pensando que su “consola” con Windows 10 debe tener soporte UHD Blu-Ray, se convertirá en uno de los reproductores más interesantes de este estándar, mientras que Sony sigue sin pensar en dar el salto.

El poder extra de Xbox One X va a permitir meterle mano a una serie de juegos más exigentes, con resolución 4K nativa

Otro avance que Microsoft dice haber implementado por primera vez en una consola, y del que tenemos ganas de ampliar información, es el sistema de cámara de vapor refrigerada por líquido, que como podéis imaginar servirá para enfriar a la One X.

La retrocompatibilidad Xbox

También tenemos que destacar que los más de 300 títulos de Xbox One son compatibles – también los periféricos y accesorios – y mejorados por la nueva máquina. Como novedad hay que contar que la primera Xbox entra en el juego de la compatibilidad.

Microsoft presume de que no hay que trabajar los juegos con un parche como se hace en PS4 Pro, el cambio será automático, siempre teniendo en cuenta límites, como que un juego no esté diseñado para 4K.

El 7 de noviembre la Xbox One X será una realidad, por 499 euros. Lo más interesante, al margen de especificaciones, es la aparición de 22 títulos exclusivos – 42 en total -, que al final es lo que consigue vender consolas. El Forza 7 ya anda demostrando que el 4K se puede hacer a 60 imágenes por segundo.