EUA: Autoridades Tratan de Explicar la Lluvia de Balas de la Policía Sobre Vehículo

EUA: Autoridades Tratan de Explicar la Lluvia de Balas de la Policía Sobre Vehículo

Un automovilista de 24 años muerto a tiros por policías de Hialeah golpeó repetidamente con su carro a los coches patrulleros y embistió a los oficiales que estaban a pie, dijo el departamento el lunes. Sin embargo las imágenes y videos del vehículo solo muestran daños en la parte posterior del vehículo.

No se encontró un arma de fuego en el automóvil conducido por Lester Machado, quien fue muerto por una lluvia de balas de la policía el domingo después de una serie de persecuciones a alta velocidad por las calles del East de Hialeah.

“No sabemos por qué diablos no se detendría”, dijo el portavoz del departamento, Carl Zogby, el lunes. El tiroteo ocurrió cerca de las 4 a.m. en la intersección de la calle 79 y la avenida 35 del noroeste.

Yolaysi Pérez, madre de Léster Machado, contó a Telemundo51 en la mañana de lunes que se enteraron de la muerte porque su esposo salió preocupado ya que el joven de 24 años no llegaba y vio entonces el vehículo lleno de balas.

De acuerdo a los familiares, Machado había salido en la madrugada a casa de unos primos y luego, se había comunicado para decir que estaba llegando.

“Si él no va a la esquina y ve eso, no sabríamos nada”, reclamó Pérez.

 

La madre de Machado pidió justicia “porque lo que han cometido es un tremendo crimen… era un joven de 24 años que estaba empezando [a vivir] y nunca le ha hecho daño a nadie”.

Maribel Guevara, tía del joven, exigió igualmente una explicación. “¿Cuál es exactamente la razón que existe de que para detener a un humano, necesitan ser baleados un carro y esa persona de 50, 60 balazos?”, se preguntó.

 

No se hemos encontrado testigos del inicio de los hechos, ni tampoco se nos han facilitado los videos que corresponden a los patrulleros.

Machado no tenía un extenso historial criminal, pero enfrentaba un juicio de felonía después de un arresto en agosto por cargos de compra de marihuana.

Según el informe del arresto, los detectives de Miami-Dade que vigilaban una gasolinera vieron a Machado comprar marihuana de otro sospechoso en una estación de Shell en el oeste de Miami-Dade. Fue detenido momentos después en la autopista Palmetto, y admitió a comprar las drogas, de acuerdo con la policía.

El domingo, un agente de la policía de Hialeah intentó detener a Machado por una violación de tráfico alrededor de las 4 de la mañana en LeJeune Road, cerca de la calle 25. El Honda Civic blanco de Machado aceleró, y finalmente se detuvo. Los oficiales dijeron que salieron de sus coches de patrulla y se acercaron a pie, luego Machado puso el carro en reversa, casi golpeándolos, según Zogby.

Momentos después, cerca del Hialeah Hospital, se detuvo y volvió a conducir hacia los oficiales. Al menos uno de ellos disparó su arma contra el carro, aunque no está claro si Machado fue herido en ese momento. “En algún momento, está atropellando vehículos policiales”, dijo Zogby.

Por último, el automóvil de Machado rozó por el costado a un carro de la policía y se estrelló en la calle 79 del noroeste en la avenida 35, justo fuera de los límites de la ciudad. Fue entonces cuando los agentes dispararon una andanada de balas, matando a Machado.

“Las declaraciones iniciales fueron que [los oficiales] temían por sus vidas”, dijo Zogby. “Él estaba usando su coche como un arma mortal. Tenían miedo por la seguridad del público”.

Imágenes capturadas por el Miami Herald mostraban a la puerta y la ventanilla del conductor de un vehículo blanco destrozado a balazos. Una patrulla policial de Hialeah también sufrió daños en el parabrisas.

Los fiscales de Miami-Dade tendrán que decidir si los oficiales violaron la ley al usar la fuerza mortal contra Machado. Bajo la ley de “delincuentes fugitivos” de Florida (fleeing felon), los agentes de policía pueden legalmente disparar a alguien que elude a los policías si estos creen que ha cometido una felonía.

Testigos contaron que se había desatado una persecución por más de 20 minutos, y luego se escucharon tiros.

De acuerdo con los registros públicos, Machado fue juzgado en el 2012 por un caso de asalto que luego fue desestimado. En agosto de este año, fue arrestado por posesión y compra de marihuana.