COLOMBIA: Guerrillero implicado en los atentados a estaciones policiales, es capturado

Un guerrillero cuya cabeza daba una recompensa de $70,000,000.00 (Setenta Millones de Pesos Colombianos), quien militaba en el ELN fue capturado por las autoridades de Colombia que lo señalan de participar en los ataques a estaciones policiales a finales de enero, dejando seis uniformados muertos y provocando el congelamiento de los diálogos de paz.

Se lo acusa de haber brindado “apoyo logístico e instrucción en la elaboración de explosivos” a los autores materiales de los atentados que dejaron seis uniformados muertos

Identificado como Nilson de Jesús Mier Vargas fue detenido en el municipio de Malambo, departamento de Atlántico (norte), por haber brindado “apoyo logístico e instrucción en la elaboración de explosivos” a los autores materiales de los atentados, indicó la policía en un comunicado este domingo.

Lee también:  MÉXICO: Peña Nieto presenta recurso para librarse de prisión al terminar su mandato

El presunto rebelde habría alojado en su casa a los señalados de instalar y detonar los explosivos, el capturado Cristian Camilo Bellón y el prófugo Jefferson Torres Mina.

Su esposa, Dalila María Duarte, se entregó el 4 de febrero a las autoridades, que la acusan de homicidio agravado tentado, terrorismo, uso de explosivos agravado, uso de medios de equipos de comunicación y maltrato animal.

Mier, quien según la policía lleva 15 años en las filas rebeldes y sería un cabecilla del Frente de Guerra Urbano de esta guerrilla, había sido detenido en 2003 por “portar material alusivo a este grupo” y además tiene órdenes de captura vigentes por delitos de secuestro, rebelión y homicidio.

 

 

Lee también:  USA: Oficina de la primera Dama pide boicotear al rapero T.I.

 

La fiscalía le imputará en Barranquilla cargos por homicidio agravado, homicidio agravado tentado, terrorismo, rebelión, maltrato animal y uso ilegal de medios de comunicación.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN), última guerrilla del país, se atribuyó los atentados del 27 y 28 de enero en Soledad y Barranquilla (norte), que provocaron que el presidente Juan Manuel Santos suspendiera los diálogos de paz.

 

Los ataques ocurrieron después de que finalizara, el 9 de enero, la primera tregua bilateral en medio siglo de conflicto armado y cuando estaba previsto que se iniciara la quinta ronda de las negociaciones instaladas hace un año en Quito.

Lee también:  TURQUÍA: Reportero asesinado en el consulado saudí, Policía encuentra evidencia

Con el ELN, Santos busca pactar un acuerdo similar al firmado a finales de 2016 con las FARC, la entonces guerrilla más poderosa de América que ya se desarmó y transformó en partido político.

Como un gesto para reanudar los diálogos, el grupo guevarista anunció una tregua bilateral entre el 9 y 13 de marzo con motivo de las legislativas.