ALEMANIA: Puigdemont comparecerá ante un juez en suelo alemán

ALEMANIA: Puigdemont comparecerá ante un juez en suelo alemán

El expresidente independentista catalán Carles Puigdemont comparecerá este lunes ante un juez en Alemania, país donde fue detenido bajo una orden de busca y captura europea y que deberá determinar si lo extradita a España por “rebelión”.

La detención de Puigdemont, tras cruzar la frontera con Dinamarca, provocó masivas manifestaciones de independentistas en Barcelona.

Puigdemont está detenido desde el domingo en la prisión de Neumunster, ciudad del norte de Alemania, según la prensa alemana.

La fiscalía alemana de Schleszig explicó que la comparecencia de Puigdemont “tiene por objeto únicamente verificar la identidad de la persona detenida” y decidir si permanecerá detenido hasta que se decida si se lo entrega o no a España.

La comparecencia ante el juez “tendrá lugar en el transcurso del día, probablemente en la tarde”, precisó a la AFP una portavoz de la fiscalía.

Ese tribunal alemán “establecerá en base a documentos entregados por el Reino de España (…) si la entrega de Puigdemont a las autoridades españolas se sustenta jurídicamente”, explicó la fiscalía sin más precisiones.

 

La justicia española imputó el viernes por “rebelión” a Puigdemont y otros 12 independentistas catalanes y emitió seis órdenes de detención europeas.

Lee también:  Turquia: "El Rey saudí ordenó la muerte de Khashoggi" revela principe

Puigdemont viajaba desde Finlandia de regreso a Bélgica, donde reside desde que huyó de España tras la fallida declaración de independencia de Cataluña el 27 de octubre.

 

El abogado de Puigdemont en España, Jaume Alonso Cuevillas, dijo este lunes a la radio catalana Rac1 que “entre hoy y mañana” sabrán si debe quedarse en prisión mientras se tramita la euroorden.

“Soy prudente y pienso que existen muchos elementos para ser optimista, pero tenemos que ser prudentes porque nos enfrentamos a una situación muy delicada”, afirmó Cuevillas. “Es muy posible que no le dejen salir de Alemania”.

Habrá que esperar hasta 60 días para que la justicia alemana zanje sobre el futuro de Puigdemont.

El gobierno alemán subrayó que se trataba de un procedimiento normal en la Unión Europea.

“Está en manos de tribunales competentes”, dijo el protavoz de Angela Merkel, Steffen Seibert.

La justicia debe decidir si las infracciones por las que Puigdemont está imputado en España existen en el derecho alemán.

Lee también:  USA: Personas armadas roban a victimas de Huracán Michael en Panamá City, Florida

Puigdemont está imputado junto a doce responsables independentistas de “rebelión”, crimen que se castiga con hasta 30 años de cárcel en España, y desvío de fondos públicos.

La justicia española acusa a Puigdemont de haber organizado el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre a pesar de su prohibición y del “grave riesgo de incidentes violentos”. Las imágenes de las duras cargas policiales de aquel día dieron la vuelta al mundo.

El intento de crear una república separada de España terminó con la pérdida temporal de la autonomía en Cataluña, controlada directamente por el gobierno español a raíz de aquella declaración unilateral de independencia.

Puigdemont había viajado a Finlandia, cuyas autoridades también recibieron la orden de detención europea emitida por la justicia española, para reunirse con diputados de este país y participar en un seminario en la universidad de Helsinki.

El expresidente catalán había viajado a Dinamarca en enero y a Suiza en marzo, sin sufrir ningún contratiempo.

Lee también:  México: Preparativos para la llegada de carabana hondureña incluyen a la ONU

Pero en esta ocasión los servicios de inteligencia españoles alertaron a sus homólogos alemanes. “Puigdemont fue detenido en Alemania gracias a una operación conjunta de la policía y del CNI” (Centro Nacional de Inteligencia español), indicó la policía alemana en un tuit, confirmado por la policía española.

Tras conocerse la detención de Puigdemont, en Barcelona se organizaron manifestaciones que terminaron el domingo por la noche con altercados que dejaron 92 heridos leves, entre ellos 23 policías, según los servicios de emergencias de la región.

Unas 55.000 personas -según la policía municipal-, convocadas por la organización independentista Asamblea Nacional Catalana, desfilaron pacíficamente desde la delegación barcelonesa de la Comisión Europea hasta el consulado alemán, con pancartas donde reclamaban la “libertad de los presos políticos”.

“Lo que nos están haciendo estos días es totalmente desmedido. Nos tratan como a criminales por querer la independencia. Ya no es cuestión de ideología sino de respeto a los derechos humanos”, dijo, llorando, Rosa Vela, una profesora de 60 años.