TAILANDIA: Inicia el inmediato rescate de los niños atrapados en la cueva

TAILANDIA: Inicia el inmediato rescate de los niños atrapados en la cueva

La operación de rescate de los niños atrapados en una cueva del norte de Tailandia ha comenzado. Por qué se realiza ahora, cuáles son las principales dificultades y cuándo se espera que comiencen a salir los 12 chicos y su entrenador.

La amenaza de las fuertes lluvias del monzón ha obligado a realizar ya el rescate. En los próximos días están previstas fuertes lluvias que pueden anegar del todo varios tramos de la cueva y dejarla ‘sellada’ hasta enero. Además, las labores de drenaje han hecho que el agua dentro de la cueva esté en su nivel más bajo, lo que facilita la salida pues ha dejado algunos salientes en los que los chicos y sus rescatadores pueden apoyarse para descansar y respirar durante el trayecto. En los últimos días se han sacado de la cueva 128 millones de litros de agua, lo que ha permitido que varios tramos puedan recorrerse caminando. Además, un médico australiano que ha examinado a los chicos ha señalado que están en buen estado físico y mental para acometer la salida.

Alrededor de las 10 de la mañana (9 de la noche hora de Guatemala), unos 13 buzos internacionales y cinco tailandeses comenzaban las tareas de rescate de los 12 niños y de su entrenador atrapados desde hace quince días en una cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia. Según ha explicado el coordinador de la operación, Narongsak Osottanakorn, el primer rescatado podría salir sobre las nueve de la noche (cuatro de la tarde hora peninsular española) pero la operación podría durar días. Tras varias jornadas de trabajo intenso se ha conseguido bombear bastante agua y los niños podrán hacer gran parte del trayecto a pie. Dos buzos acompañan a cada menor, uno de ellos portando la botella de oxígeno.

La operación de rescate ha comenzado a las 10 de la mañana hora local (5 de la mañana en España). En principio, se calcula que los menores tardarán al menos 11 horas en recorrer los túneles hasta salir de la gruta. Se espera que, si todo va bien, el primero de los niños logre salir de la cueva a las 9 de la noche (4 de la tarde en España). Las autoridades estiman que se puede tardar hasta dos días en sacar a todos los chicos y a su entrenador.

Los buceadores primero alcanzarán el saliente donde se encuentran los chicos. Después, uno por uno, los irán sacando de la cueva. Primero, saldrán los que estén en mejores condiciones psicológicas. Al haber bajado mucho el nivel del agua, varios tramos del recorrido podrán hacerse caminando.

Para los tramos en que haya que bucear, la operación de rescate realizará lo que se llama ‘buddy diving’, buceo de amigos. Consiste en que los niños se atarán con cuerdas a los buceadores expertos, que les irán guiando. Además, serán los buceadores expertos los que lleven las bombonas de oxígeno de los chicos. Cada niño irá acompañado de dos buceadores.

 

Los buceadores se guiarán por una cuerda que les indica el recorrido.

Desde el saliente en que se han refugiado y la base de los equipos de rescate, los chicos y su monitor habrán de recorrer cerca de 1.500 metros de túneles. El drenaje ha hecho que algunos tramos puedan hacerse caminando. No obstante, hay otros en que los chicos habrán de bucear. Luego hay otros 700 metros hasta la salida de la cueva.

 

Hay tramos del túnel de apenas un metro de amplitud. Esos son los más complejos ya que una persona no puede pasar buceando con las bombonas de oxígeno a la espalda. Los buceadores se las han de quitar y llevarlas delante, una operación de alto riesgo para unos menores sin experiencia.

Otro de los riesgos es la hipotermia, ya que las aguas de la cueva están a muy baja temperatura y pueden afectar muchos a unos menores que se encuentran cansados.

El mayor reto es conseguir que unos chicos que hasta hace unos días no sabían nadar (y mucho menos bucear) logren recorrer buceando unos túneles que, según los expertos, son de alta dificultad incluso para experimentados espeleólogos.

El rescate lo van a llevar a cabo 13 expertos buceadores llegados de varios países y cinco buceadores de los marines tailandeses, el cuerpo de élite del ejército de ese país Según la autoridades, los buceadores extranjeros son el “all star” del buceo internacional y los tailandeses son los cinco mejores buceadores del país.

El diario ‘Bangkok Post’ ha explicado que los chicos van a ser divididos en cuatro grupos. El primero lo formarán cuatro menores. El segundo, el tercero y el cuarto serán de tres personas. El entrenador irá en el último.