¿Cómo se mide el hambre?

Medir un aspecto tan importante como el habmre y la seguridad alimentaria son clave para impulsar políticas interinstitucionales que erradiquen estos flagelos.

En 2015, los países miembros de las Naciones Unidas acordaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030, incluyendo metas ambiciosas para erradicar el hambre y garantizar el acceso de todas las personas a los alimentos.

Pero ¿cómo sabemos realmente cuántas personas pasan hambre en el mundo? Anne Kepple, una de las expertas de la FAO en seguridad alimentaria, nos lo explica en la siguiente entrevista:

P. ¿Cómo se miden el hambre y la inseguridad alimentaria?

R. En primer lugar, no existe una única forma de medir las múltiples dimensiones del hambre y la inseguridad alimentaria. Durante muchos años, el hambre se ha medido utilizando la Prevalencia de la subalimentación (PoU, por sus siglas en inglés). La FAO calcula este indicador cada año en cada país estimando la cantidad de alimentos que hay disponibles, los que serían necesarios, y determinando qué proporción de la población podría no tener acceso a los alimentos que necesita. Es útil para hacer un seguimiento de las tendencias nacionales y regionales, pero una de sus limitaciones es que no permite identificar quiénes están subalimentados y dónde viven. 

Este año, por vez primera, la FAO está dando a conocer cifras sobre la inseguridad alimentaria moderada o grave en base a la Escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES, por sus siglas en inglés). La FIES proporciona información sobre la idoneidad del acceso de la población a los alimentos y el nivel de gravedad de su inseguridad alimentaria, preguntando directamente en las encuestas sobre sus experiencias. Nos ayuda a comprender mejor quiénes padecen inseguridad alimentaria y dónde viven, y puede arrojar luz sobre las causas de la inseguridad alimentaria y sus efectos en diferentes lugares, en especial cuando se incluye en grandes encuestas a nivel nacional.

P. ¿Cómo funciona la Escala de experiencia de inseguridad alimentaria?

R. Las investigaciones realizadas hace tres décadas sobre cómo se viven el hambre y la inseguridad alimentaria revelaron que al principio, las personas se preocupan al no tener suficientes alimentos y cambian sus hábitos para aprovechar al máximo los recursos alimentarios, habitualmente de manera que empeora la calidad de sus dietas. A medida que su situación se agrava, reducen el tamaño de las porciones, se saltan algunas comidas y finalmente se quedan sin comer durante uno o más días. Esto sirvió de base para un nuevo enfoque para medir el hambre y la inseguridad alimentaria que se ha utilizado en muchos países durante años.

La División de Estadística de la FAO se inspiró en los países que ya utilizaban este enfoque y lo amplió a nivel mundial.  La FIES es una manera relativamente rápida y económica de preguntar a la población sobre su capacidad para obtener alimentos suficientes. La encuesta se basa en respuestas afirmativas/negativas a ocho preguntas sobre el acceso a los alimentos, tales como: ¿En algún momento dejó de comer durante todo un día debido a la falta de dinero u otros recursos? ¿En algún momento pasó hambre pero no comió ya que no tenía suficiente dinero u otros recursos para comer? Y, ¿en algún momento no pudo comer alimentos saludables y nutritivos debido a la falta de dinero u otros recursos?

A partir de 2014, las ocho preguntas de la FIES se han incluido en una encuesta mundial realizada en casi 150 países.  La FAO utiliza estos datos, así como los datos de las encuestas nacionales de un número creciente de países, para estimar el número de personas que padecen inseguridad alimentaria moderada o grave.

P. Entonces, ¿necesitamos a la vez la PoU y la FIES para que nos ayuden a comprender el hambre y la inseguridad alimentaria en el mundo?

R. La PoU y la FIES ofrecen dos perspectivas diferentes pero valiosas para entender la inseguridad alimentaria, y ambos indicadores se utilizan para medir los avances en el logro del objetivo del Hambre Cero. La PoU contribuye a medir los avances en el cumplimiento de la meta de poner fin al hambre, mientras que la FIES ayuda a realizar un seguimiento de los progresos en la meta de asegurar el acceso a los alimentos.

P. Ha mencionado la inseguridad alimentaria grave y moderada. ¿En qué consisten exactamente y en qué se diferencian del hambre?

R. Aunque el término “hambre” resulta impactante para la gente, su significado abarca desde el malestar físico a corto plazo hasta la falta de alimentos que pone en peligro la vida.

La inseguridad alimentaria va más allá del hambre. Una persona padece inseguridad alimentaria cuando carece de acceso regular a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para un crecimiento y desarrollo normales y para llevar una vida activa y saludable.

Como ya hemos comentado anteriormente, la Escala de experiencia de inseguridad alimentaria proporciona estimaciones sobre el número de personas que se encuentran en una situación de inseguridad alimentaria moderada o grave. Esto incluye a aquellas personas que, aunque no tengan “hambre” en el sentido de experimentar molestias físicas a causa de una falta grave de energía alimentaria, pueden seguir padeciendo inseguridad alimentaria moderada. Es posible que tengan acceso a alimentos para satisfacer sus necesidades energéticas, pero no están seguros de éstos que vayan a durar, y pueden verse obligados a reducir la calidad y/o cantidad de alimentos que consumen para poder subsistir. Por otra parte, es probable que las personas que se encuentran en una situación de inseguridad alimentaria grave se hayan quedado sin alimentos, hayan pasado hambre y, en el peor de los casos, hayan pasado varios días sin comer.

P. ¿Cree que el mundo está en camino de lograr el Hambre Cero en 2030?

R. Poner fin al hambre y a todas las formas de malnutrición en 2030 es un reto gigantesco, y desde que todos los países del mundo acordaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hemos visto que los avances han sido demasiado lentos. Dentro de poco, cinco organismos de las Naciones Unidas -la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Mundial de la Salud- publicarán un informe importante, El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019, que recogerá las cifras más recientes sobre el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en el mundo. Tal y como he comentado anteriormente, incluye por primera vez datos sobre la inseguridad alimentaria moderada y grave basados en la Escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES), así como los datos más recientes de la Prevalencia de la subalimentación, y ayudará a los líderes y responsables de la formulación de las políticas en todo el mundo a comprender mejor si estamos en disposición de lograr el Hambre Cero.

Síguenos en Facebook

El sitio web Prensa Objetiva utiliza cookies como parte funcional de la misma, recabamos dicha información de forma anónima y únicamente con el fin de darle un funcionamiento correcto al sitio web. Asumimos que estás de acuerdo con ello, pero de no estarlo puedes abandonar la página o puedes darle Click al botón de aceptar, y continuar disfrutando del contenido que te ofrecemos. Aceptar Leer T&C

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!