Demandan al gobierno de Trump por la separación de los migrantes y sus hijos

Un puñado de familias migrantes que dicen que fueron separadas de sus hijos en la frontera sur han presentado demandas multimillonarias contra dos departamentos de la administración Trump.

Cada una de las seis familias busca un resarcimiento económico de aproximadamente 3 millones de dólares en daños y perjuicios y en la recuperación de la salud mediante atención médica, el mal asesoramiento y la “tortura” que sufrieron, según el Washington Times.

El Departamento de Justicia bajo la presidencia de Donald Trump ha implementado una política de tolerancia cero para los cruces ilegales de fronteras, por lo que los defensores de los grupos de derechos de inmigración han rechazado que éstas acciones que se han transformado en demandas, son una forma de vengarse de la administración por separar a los niños de sus padres.

El litigante asociado del Centro Nacional de Justicia de Inmigración, Mark Fleming, dijo que la administración Trump utilizó las tácticas de separación como una manera de desalentar cualquier cruce ilegal futuro, y que en última instancia creó un “estrés emocional” en las familias, algunas de las cuales habían estado separadas de sus hijos durante varios meses.
“Tuvo éxito con consecuencias devastadoras”, dijo Fleming sobre las separaciones.

La tolerancia cero le permitió al Departamento de Justicia presentar cargos criminales contra aquellos que entran ilegalmente a los Estados Unidos, aquellos que tienen delitos menores y aquellos que trataron de entrar al país de nuevo después de la deportación, lo cual es un delito grave.
Cuando los niños comenzaron a separarse de sus padres, a menudo fueron transferidos al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), ya que entonces no estaban acompañados, según el Washington Times.

El mes pasado, un juez federal ordenó a las agencias que dejaran de separar a los niños de sus familias, y que esos 2.000 niños fueran devueltos a sus padres para una reunión. Sin embargo, uno de los obstáculos a los que se enfrentaban era que algunos padres ya habían sido deportados a sus países de origen.

Las demandas se presentaron contra el Departamento de Seguridad Nacional y el HHS. El informe indica que cinco de las familias que presentaron demandas cruzaron la frontera ilegalmente, y que la sexta fue una familia que llegó a un puerto de entrada sin permiso.

Una mujer guatemalteca llamada “Leticia” habló con los reporteros en español para describir su terrible experiencia de tener a su hija de 5 años separada de ella durante más de cuatro meses.

Leticia dijo que su familia huyó del país centroamericano debido a la violencia de las pandillas, y que experimentó cambios corporales mientras estuvo detenida en los estados.

Demandan al gobierno de Trump por la separación de los migrantes y sus hijos

“Perdí tanto peso, tuve dolores de cabeza, mareos y empecé a perder el cabello. Fue una tortura”, dijo Leticia. “Viviremos con el trauma de esta separación por el resto de nuestras vidas.”

En la denuncia presentada, dijo que su hija tiene pesadillas, a veces se despierta y grita: “No dejes que me lleven de nuevo”, para acompañar sus sudores nocturnos.

Otros migrantes que presentaron demandas describieron dolores de cabeza y preocupaciones similares.

Síguenos en Facebook

El sitio web Prensa Objetiva utiliza cookies como parte funcional de la misma, recabamos dicha información de forma anónima y únicamente con el fin de darle un funcionamiento correcto al sitio web. Asumimos que estás de acuerdo con ello, pero de no estarlo puedes abandonar la página o puedes darle Click al botón de aceptar, y continuar disfrutando del contenido que te ofrecemos. Aceptar Leer T&C

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!