Libia: Un vehículo-bomba en Bengasi mata a dos empleados de la ONU y deja diez heridos

0

Dos miembros del personal de seguridad de la ONU han muerto y al menos otras 10 personas han resultado heridas este sábado después de que un vehículo cargado con explosivos estallara frente a un centro comercial de la ciudad de Bengasi (Libia), según funcionarios de salud y del Ejército Nacional de Libia, informa Reuters.

António Guterres, secretario general de la ONU condenó el ataque e hizo un llamado a todas las partes “para que respeten la tregua humanitaria durante Eid al Adha y regresen a la mesa de negociaciones para alcanzar el futuro pacífico que merece el pueblo de Libia”, dijo Stephane Dujarric, portavoz de la ONU en un comunicado.

Fuentes de los servicios sanitarios que atendieron a las víctimas señalaron que la explosión tuvo lugar en las puertas del centro comercial Arkan en el barrio de Al Hauari, donde la gente se reunía para ir de compras un día antes de que comenzaran las vacaciones de la fiesta del Sacrificio. El consejo municipal de Bengasi dijo que el ataque apuntó a un convoy para la Misión de Apoyo de la ONU en Libia. De hecho, la zona del ataque está cerca de las oficinas de la misión en Libia.

Dos de los fallecidos provenían de Libia y Fuyi y se desconocía la nacionalidad del tercero. “El secretario general extiende sus más profundas condolencias a las afligidas familias y desea una pronta recuperación para todos los heridos. Pide a las autoridades libias que no escatimen esfuerzos para identificar y llevar rápidamente para juzgar a los autores de este ataque”, dijo el portavoz de la ONU.

El consejo municipal de Bengasi aseguró que el ataque apuntó a un convoy para la Misión de Apoyo de Naciones Unidas

El origen del atentado

“Este ataque cobarde es una manera dura de recordarnos la urgente necesidad para los libios cesen de luchar, que dejen de lado sus diferencias y trabajen juntos a través del diálogo y la no violencia para poner fin al conflicto”, declaró el enviado especial de la ONU para Libia, Ghassan Salamé, a través de este texto. Semanas antes, Salamé había pedido a las partes del conflicto un alto el fuego con motivo de la festividad religiosa, como paso previo a un nuevo proceso de diálogo.

Como pasos necesarios, el representante citó el intercambio de prisioneros, la liberación de las personas que han sido detenidas y secuestradas de manera arbitraria, así como el intercambio de restos mortales.

El mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del país, cuyas tropas controlan la mayor parte Libia y todos los yacimientos petroleros, lanzó el pasado 4 de abril una ofensiva para tratar de conquistar la capital cuando el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, estaba de visita oficial, en un claro mensaje a la comunidad internacional.

Desde entonces han muerto más de un millar de personas entre milicianos y civiles, más de 5.000 han resultado heridas y en torno a 100.000 se han visto obligadas a abandonar sus hogares y convertirse en refugiados internos. Libia tiene dos gobiernos actualmente: uno en el este tutelado por Hafter, apoyado militarmente por Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Francia y Rusia, y otro llamado de Unión Nacional, sostenido por la ONU en Trípoli.

Síguenos en Facebook

El sitio web Prensa Objetiva utiliza cookies como parte funcional de la misma, recabamos dicha información de forma anónima y únicamente con el fin de darle un funcionamiento correcto al sitio web. Asumimos que estás de acuerdo con ello, pero de no estarlo puedes abandonar la página o puedes darle Click al botón de aceptar, y continuar disfrutando del contenido que te ofrecemos. Aceptar Leer T&C

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!