En directo desde la ONU


Documental Animales Salvajes

“Me alegro de que hayan venido”: Un reo agradece a los familiares de su víctima su visita minutos antes de ser ejecutado

Mark Antony Soliz, condenado a muerte por el asesinato de una mujer durante un robo en 2010, fue ejecutado este martes en la prisión de Huntsville (Texas, EE.UU.) por inyección letal, informan medios locales.

En su última declaración, el hombre, de 37 años, se arrepintió del crimen y agradeció a los familiares de su víctima, Nancy Weatherly, que se hubieran acercado hasta la cárcel.

“Quiero disculparme.  No sé si mi fallecimiento les traerá consuelo por el dolor y el sufrimiento que les causé. […] No sabía si vendrían o no, pero me alegro de que lo hayan hecho para que yo pueda hablar con ustedes”, pronunció.

“Tomé decisiones equivocadas pero me perdoné. Hice una discusión no por mí mismo, sino por todos los demás. No me perdoné por todos ustedes, sino por el dolor que le causé a mi familia”, dijo.

“Espero que todos ustedes me disculpen”, agregó en el momento en que le practicaban la inyección, según AP.

Los familiares de Weatherly no comentaron el episodio.

Soliz es el sexto reo ejecutado en Texas este año. Su abogado, Seth Kretzer, asegura que sufría del síndrome de alcoholismo letal y tenía un cociente intelectual de 75, así que debía ser eximido de la pena capital al igual que otras personas con deficiencia mental.

Síguenos en Facebook