En directo desde la ONU


Documental Animales Salvajes

Moscú: “Hay razones para creer que EE.UU. busca reducir el umbral de uso de las armas nucleares”

El viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, ha advertido sobre el riesgo de una guerra nuclear incluso aunque nadie tenga intención de desatarla.

El viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, ha declarado este jueves que, debido al empeoramiento de la situación en el campo de la estabilidad estratégica, existe actualmente un riesgo de guerra nuclear mientras EE.UU. busca “en términos prácticos” reducir el umbral de uso de armas atómicas .

Riabkov hizo hincapié en que esta dinámica negativa se ha hecho especialmente evidente durante el presente año: “las acciones de nuestros socios en Occidente se han vuelto más emocionales, a veces muy agresivas“. “Ellos evitan discutir los asuntos urgentes respecto al tema, bloquean el funcionamiento de los canales de diálogo y continúan socavando la arquitectura del control de armas”, ha indicado.

Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores de Rusia No puede haber ganadores en una guerra nuclear y que nunca debe desatarse Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores de Rusia

En este sentido, el diplomático afirma no entender por qué “causa tales problemas en Washington la reafirmación de la idea de que no puede haber ganadores en una guerra nuclear y que esta nunca debería desatarse”.

“Esto nos da razones para creer que […] Estados Unidos, en términos prácticos, está trabajando para reducir el umbral de uso de las armas nucleares“, ha señalado.

El viceministro ruso cree que “la situación en el área de la estabilidad estratégica, desafortunadamente, continúa empeorando”. “Es un hecho, y un hecho indiscutible. Los riesgos también están creciendo“, ha lamentado.

“Existe riesgo de guerra nuclear incluso en situaciones donde las partes no tienen la intención de desatar un conflicto nuclear”, ha concluido.

  • El tratado entre Rusia y EE.UU. sobre misiles de alcance medio y corto (INF, por sus siglas en inglés) quedó oficialmente cancelado el pasado 2 de agosto a iniciativa de Washington. Ese día, el Pentágono anunció que comenzaría a desarrollar ese tipo de misiles con ojivas convencionales, algo que prohibía el Tratado INF.
  • Días después de su salida del Tratado INF, EE.UU. probó un nuevo misil de crucero. El Pentágono afirmó que se trata de una versión de lanzamiento modificada de un misil de crucero Tomahawk de la Marina estadounidense y que está diseñado para llevar una carga convencional y no nuclear.

  • En respuesta a estas acciones, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que Moscú trabajará también con sistemas de misiles de alcance medio y corto, pero no los desplegará antes de que lo haga Washington.

Síguenos en Facebook