Documental Animales Salvajes

Fallece el diputado Roberto Alejos

El Ministerio Público y la CICIG propusieron su nombre en el caso “Red de poder, corrupción y lavado de dinero” como acusado.

El diputado Roberto Alejos Vásquez, falleció este viernes 27 de septiembre, bajo circunstancias que no se han hecho publicas.

Alejos Vásquez es originario de Retalhuleu y ocupaba la segunda casilla por Guatemala ante el Parlacen, quienes vía twitter expresaron sus condolencias y solidaridad para con los deudos.

Era padre del exdiputado y expresidente del Legislativo, José Roberto Alejos Cámbara, fundador del partido Todos.

También era padre de Gustavo Alejos Cámbara, exsecretario general de la Presidencia en el gobierno de Álvaro Colom, actualmente ligado a proceso en varios casos de corrupción.

Las acusaciones contra Alejos

El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) vincularon a Alejos Vásquez al caso que se denominó “Red de poder, corrupción y lavado de dinero”. Este caso se desprendió de las investigaciones realizadas por el caso “Construcción y corrupción”.

Se presume que Roberto Alejos Vásquez se aprovechó de sus cargos para solicitar y obtener sobornos de contratistas, al mismo tiempo que utilizó a bufetes de abogados y constructores para encubrir el origen y lavar dichos recursos a través de sociedades off shore con sede en Panamá y Belice y la compra de bienes inmuebles.

Las pesquisas fueron presentadas en agosto, momento en el cual se indicó que se plantearían solicitudes de antejuicio en su contra y del ministro de Economía, Acisclo Valladares Urruela.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), indicó que la unidad que dirige aún gestionaba la documentación para plantear la petición a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que se le retirara el derecho de inmunidad.

En esa investigación está acusado Gustavo Alejos Cámbara. El caso indica que hubo una red vinculada al ejercicio del poder en distintos períodos y gobiernos.

El caso se sustenta en diversos informes realizados por la CICIG, allanamientos, más de 15 declaraciones testimoniales, información bancaria y múltiple evidencias provenientes de otros casos adelantados por ésta y el Ministerio Público, entre ellos Construcción y CorrupciónCooptación del Estado y Negociantes de la Salud.

Con base en denuncias e información pública, el Ministerio Público-FECI y la CICIG profundizaron el análisis sobre el ingreso de dineros ilícitos en las campañas políticas y los beneficios generados para diversas personas.

En este caso, se pudo identificar una red vinculada al ejercicio del poder en distintos períodos y gobiernos que se aprovechó de sus cargos para solicitar y obtener sobornos de contratistas, al mismo tiempo que utilizó a bufetes de abogados y constructores para encubrir el origen y lavar dichos recursos a través de sociedades off shore con sede en Panamá y Belice y la compra de bienes inmuebles.

La investigación evidenció que uno de los principales operadores de la financiación de las campañas había sido Gustavo Adolfo Alejos Cámbara; en virtud de lo anterior, se analizó la red construida y utilizada por éste, su composición y modus operandi.

La CICIG documentó el hallazgo de una red de personas con alto poder político coordinadas para obtener una serie de beneficios producto del cobro millonario de comisiones ilícitas. Este tipo de red, estaba conformada por un presidente recién electo (Otto Fernando Pérez Molina) y dos secretarios privados del gobierno saliente y entrante (Gustavo Adolfo Alejos Cámbara y Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López),  así como por empresarios y abogados de alto perfil.

Todo eso hizo parte de una organización criminal  cuyo objetivo era apoderarse del Estado y sus distintas instituciones con el fin de obtener y controlar el poder, extraer recursos a través de los particulares que mantenían contratos o vínculos con el Estado y enriquecerse ilícitamente, asegurando su impunidad y la de los demás partícipes. Los grandes contratistas del Estado, particularmente en el ramo de la construcción, concertaron con funcionarios del gobierno el pago de coimas para acceder a cuantiosos contratos u obtener el pago de deudas.

La investigación evidenció que uno de los principales empresarios involucrados fue José Maynor Palacios Guerra, vinculado a las contratistas del Estado: Sigma Constructores, S.A., Lanello Contratistas Generales, S.A. y HW Contractors, S.A., quien hizo pagos al ex secretario privado de la presidencia del periodo 2008-2012, el señor Gustavo Adolfo Alejos Cámbara.

Para el cobro/pago de comisiones, se utilizaba el sistema bancario guatemalteco y el sistema bancario internacional, particularmente el panameño, como consecuencia de la compra de sociedades off shore en ese país, lo que permitía el manejo de dinero producto de las coimas acordadas. Mediante la elaboración de contratos de préstamos, simulaban ante las entidades bancarias la realización de una actividad económica inexistente, dando apariencia de legalidad al dinero que ingresaba al sistema financiero.

Específicamente se pudo establecer que entre el 9 de febrero de 2.011 y el 24 de abril de 2,012, a través de sociedades vinculadas a él, Gustavo Adolfo Alejos Cámbara recibió de José Maynor Palacios Guerra y sus empresas diversas transferencias que suman

USD 7,297,650; de esta forma:

  • El 15 de febrero de 2.011 José Maynor Palacios Guerra le transfirió USD 1.421.650 a Dolansea Worlwide Corp., para pagar las acciones de la sociedad Deckner Assets Inc., pero los activos de ésta (apartamentos en Casa Margarita) los recibió y acabaron en poder de Gustavo Alejos Cámbara. Dos años más tarde las acciones de las sociedades propietarias de esos apartamentos aparecieron en manos de Acisclo Valladares Urruela.
  • El 28 de septiembre de 2,011, desde la cuenta de su empresa 3-War Financial & General Business Inc. en el Banco de Desarrollo Rural, José Maynor Palacios Guerra, le hizo a cada una de las sociedades 19-24 S.A. y Classy Capital Group Inc., un giro de USD 1.500.000, siguiendo las instrucciones de Gustavo Alejos Cámbara, quien utilizó los recursos recibidos por esta última para adquirir apartamentos en el edificio Casa Margarita. La investigación determinó que la sociedad 19-24, S.A. se encuentra vinculada a Gustavo Adolfo Espina Salguero y su familia, quien administró e invirtió los recursos recibidos por esta, constituida subrepticiamente por otros.
  • Entre el 15 de diciembre de 2.011 y el 24 de abril de 2.012, a través de Value Assets Management Inc. -una sociedad con sede en Panamá vinculada a él, Gustavo Adolfo Alejos Cámbara recibió de José Maynor Palacios Guerra USD 2.876.000, girados desde la cuenta de la sociedad 3-War Financial & General Business Inc.., que utilizó para adquirir otros apartamentos en el edificio Casa Margarita.
  • Por su parte, Juan de Dios Rodríguez López  recibió de Gustavo Alejos las llaves y/o la posesión y usufructo de los apartamentos 2 A Torre II y 4 A Torre II del edificio Casa Margarita, como dádiva o presente, cuando se desempeñaba como Secretario Privado del Presidente Otto Fernando Pérez Molina, y que siguió disfrutando cuando fue nombrado Presidente de la Junta Directiva del IGSS.
  • Acisclo Valladares Urruela  manejó las acciones de las sociedades off shore Tessant Inc., Ranger Worldwide Services Inc. y Vitchier Services Inc., con sede en Panamá, nutridas con recursos ilícitos y relacionadas con Gustavo Adolfo Alejos Cámbara. Cada uno de estas entidades off shore era a su vez propietaria de un apartamento en el edificio Casa Margarita. De igual manera, gestionó y administró materialmente otro apartamento en el mismo complejo y propiedad de Luces International Inc, el que también fue adquirido con recursos de la misma naturaleza.
  • A través de Neoproyectos S. A., Gustavo Alejos le entregó a Otto Fernando Pérez Molina, días después de haber sido electo Presidente de Guatemala, una casa en la 19 Avenida 3-90, Vista Hermosa I, en la zona 15 de Guatemala, como una dadiva o presente para garantizar, asegurar y recibir de él favores o beneficios. Dicho inmueble fue recibido y usufructuado por este mientras el ejercicio de su mandato. Con el fin de ocultar ese presente o dádiva, Alejos simuló un contrato de arrendamiento entre Neoproyectos S. A. y Otto Pérez Molina sobre dicha casa y participó en la falsificación de la firma en dicho contrato del representante legal de Neoproyectos s .a, Jorge Alberto Arevalo Castillo y el fingimiento de una fecha falsa.

METODOLOGÍA PARA EL LAVADO DE DINERO

El desarrollador del proyecto Edificio Casa Margarita, William Balz Gallardo, a través de la firma Tax Central América y en asocio con los abogados y notarios Ricardo López Barrientos y Manuel De Jesús Palma y Palma, dispusieron de las sociedades off shore (panameñas), para realizar la operación de compraventa de apartamentos, estableciendo estrategias para garantizar anonimato a los compradores.

  • La estrategia consistió en que Apartamentos Las Margaritas S.A., aportó los apartamentos a las off shore STELLAR EQUITY CORP; NEW HASTING INTERNATIONAL CORP; NEVILLE INTERNATIONAL SOLUTIONS, CORP. y LUCES INTERNATIONAL, S.A., entre otras, sistema utilizado para transferirle la propiedad de los apartamentos a Gustavo Alejos Cámbara.
  • Las acciones de cada una de estas off shore son propiedad de la off shore CROSS CAPTION INTERNATIONAL, INC.
  • La off shore CROSS CAPTION INTERNATIONAL, INC., vende las acciones a las off shore utilizadas por Gustavo Alejos (CLASSY CAPITAL GROUP, INC. y VALUE ASSETS MANAGEMENT, INC.).
  • Al adquirir las acciones de las off shore mencionadas, consecuentemente Gustavo Alejos se hace propietario de los apartamentos registrados a cada una de estas entidades;
  • Al realizarse la negociación a través de sociedades off shore, dificulta a las autoridades el seguimiento de la ruta del dinero (los pagos) y la identificación de las personas físicas intervinientes. Además, al realizarse la compraventa de acciones mediante un contrato privado no genera factura y por ende no se liquidan impuestos, a pesar de transferirse la propiedad del inmueble.
  • En esta vía se tienen identificados al menos ocho apartamentos en Casa Margarita.

Síguenos en Facebook