Documental Animales Salvajes

“No nos culparán a los indígenas por la delincuencia en Quito”: la lección de un hombre mayor sobre la huelga general

"No nos culparán a los indígenas por la delincuencia en Quito": la lección de un hombre mayor sobre la huelga general

Durante las protestas que tienen lugar en Quito contra el ‘paquetazo’ del presidente de Ecuador, Lenin Moreno, un hombre mayor se acercó a reporteros locales para aclarar que los indígenas se han movilizado a la capital con el objetivo de revertir el Decreto Ejecutivo 883, no para realizar actos vandálicos.

“[Por] toda la delincuencia que está pasando en Quito, no nos culparán a los indígenas. Nosotros venimos a luchar por nuestra causa, hasta que deroguen el 883″, dijo el hombre, y agregó que la lucha del movimiento “es por todos los ecuatorianos”.

Este miércoles, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) realizó una multitudinaria manifestación en Quito.

La jornada de huelga general estuvo marcada en la capital ecuatoriana por algunos disturbios con la policía, que recurrió a la fuerza para disolver a pacíficos manifestantes. Pese a la represión esgrimida, en las calles aledañas al Centro Histórico capitalino se reunieron cerca de 50.000 personas, según estimaciones de la CONAIE.

El estado de excepción decretado por el mandatario ecuatoriano, y el uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, no han impedido el avance del movimiento indígena en su reclamo por revertir las medidas que “golpean fuertemente el costo de la vida para los ecuatorianos en condiciones más vulnerables”, según han denunciado. 

En las inmediaciones de la Plaza del Teatro, a unas cuadras del Centro Histórico, se registraron varios enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y la policía. La columna que había sido convocada por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), junto con otros gremios laborales y estudiantiles, fue dispersada con gases lacrimógenos y una tanqueta policial que arremetió a gran velocidad contra los manifestantes.

Postura de la CONAIE

Desde el inicio del paro nacional, la CONAIE se distanció de los hechos violentos ocurridos en Quito. El lunes pasado, en una concentración en las cercanías de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, sus activistas retuvieron a algunos protestantes violentos y los expulsaron de las manifestaciones.

Este miércoles, Moreno regresó a Quito para monitorear las protestas, tras haber trasladado la sede de Gobierno a Guayaquil. En su cuenta de Twitter, el mandatario reconoció el carácter pacífico de las manifestaciones del movimiento indígena y agradeció que hubieran apartado a los elementosperniciosos“. 

Aunque Moreno señaló también que “los diálogos ya empiezan a dar frutos”, la CONAIE desmintió que hubiesen comenzado conversaciones con el Gobierno ecuatoriano con la mediación de la Organización de Naciones Unidas (ONU), como aseguró este miércoles el vicepresidente, Otto Sonnenholzner.

En su petitorio, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador exige:

  • Derogación del decreto 883, principalmente en lo que respecta a la eliminación del subsidio a la gasolina extra y diésel, que marcó aumentos de 123 %.
  • La derogatoria del decreto ejecutivo 884, que establece el “estado de excepción” en todo el territorio ecuatoriano por un plazo de 30 días. 
  • La liberación de los compañeros detenidos durante las manifestaciones. 
  • La puesta en marcha inmediata de una política de recaudación tributaria dirigida a banqueros y empresas, a quienes se les exoneraron 4.295 millones de dólares en impuestos. Consideran que este monto cubre la deuda pública.
  • La cancelación de concesiones petroleras, mineras, hidroeléctricas y madereras en territorios indígenas.

En cuanto a la postura de la Organización de Estados Americanos (OEA), que a través de un comunicado tildó de “inaceptable” el carácter violento de algunos actos llevados a cabo durante las protestas, la CONAIE rechazó el posicionamiento “imperialista” de ese organismo internacional, por pretender “minimizar la crisis”.

“Rechazamos la postura imperialista de la OEA, ni siquiera nombra la situación de los pueblos y nacionalidades en Ecuador y pretende minimizar la crisis social y económica del país, alineándose con intencionalidad al discurso oficialista y del Fondo Monetario Internacional”, indicó la confederación que articula a los pueblos indígenas ecuatorianos. 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

via RT

Síguenos en Facebook