Información con Valor, Prensa Objetiva

BMW cambia de opinión y elimina la suscripción a CarPlay, ahora vendrá incluido en sus coches sin coste adicional ni suscripciones

0

Los coches BMW añadieron la compatibilidad con CarPlay de Apple desde 2016, y en 2018 la compañía decidió hacer un cobro adicional por esto. Se trataba de un cobro único de 400 euros para tener el servicio durante toda la vida útil de coche o bien, una suscripción mensual de 110 euros por un año o 300 euros por tres años. Dichas tarifas se aplicaban tras 12 años de servicio “gratuito” de CarPlay, que venían incluidos con la compra del vehículo.

Esta información explotó en junio de este año, cuando varios usuarios empezaron a ver que CarPlay no era gratuito en sus coches BMW, algo curioso al tratarse de un espejo que necesita un iPhone para funcionar. Es decir, no se trata de una plataforma independiente que ofrezca contenido a los usuarios.

Tras una serie de críticas y el descontento de los usuarios de BMW, el fabricante alemán hoy confirmó a AutoCar que están revocando su decisión de cobrar por el uso de CarPlay, por lo que pasará a ser gratuito en todos sus coches en los próximos días.

BMW era el único fabricante que cobraba por usar CarPlay

El portavoz de BMW mencionó que ahora ofrecerán CarPlay de forma gratuita durante toda la vida útil del coche, lo cual aplicará a todos los modelos que tengan instalada la más reciente versión del sistema de información y entretenimiento ConnectedDrive 7.0.

La fatiga de la suscripción: cuando hasta una aplicación para leer códigos QR te pide siete euros al mes

Por otro lado, aquellos coches que no tengan la última versión de ConnectedDrive sí que tendrán que pagar una cuota única de 235 libras esterlinas, unos 277 euros al cambio, para poder instalar la actualización del sistema y así tener acceso a CarPlay. Algo que por ejemplo ocurrirá en los modelos i3 e i8.

Por otro, en relación a aquellos clientes que ya pagaron por CarPlay o que tienen una suscripción activa, el portavoz de BMW mencionó que no habrá reembolsos pero quedarán exentos de futuros cargos.

“BMW siempre está buscando satisfacer las necesidades de sus clientes y este cambio de política está destinado a proporcionar a los propietarios de BMW una mejor experiencia de propiedad.”

Hay que recordar que Apple no cobra a los fabricantes por añadir CarPlay a sus vehículos, pero sí representa un coste el poder integrarlo a las pantallas. Por esta razón, los fabricantes son lo que deciden si cobran o no por esta característica, y en el caso de BMW habían decidido que así fuera, esto bajo el argumento de que no querían que el usuario estuviera obligado a estar en Apple CarPlay si decidía cambiar a Android Auto.

Temas

Vía Xataka