Información con Valor, Prensa Objetiva

Seguidores “espontáneos” de AMLO usan bots para ganar el debate público en redes sociales

0

Cuando el tema es el presidente Andrés Manuel López Obrador, la llamada Cuarta Transformación o alguno de sus protagonistas, en algunos casos la discusión pública en redes sociales tiende a intoxicarse con automatismos.

El intercambio de puntos de vista, particularmente en Twitter, no solamente se polariza, sino que también se está volviendo común que seguidores del Presidente utilicen programas robots para generar tendencias que en muchos casos son para atacar a quienes critican o cuestionan al mandatario.

El 5 de febrero de 2019, apenas unos días después de que Andrés Manuel López Obrador cumpliera sus primeros tres meses en el cargo, el usuario de la cuenta @Fafhoo, a quien identifican como fundador de la #RedAMLOVE publicó el tuit “Lo logramos banda chaira y pro AMLO #ReformaTodoLoDeforma ya es primer lugar en las tendencias nacionales de Twitter. ¡Para que vea ese periódico que con nosotros no se juega! Ellos podrán tener mucho poder y patrocinadores millonarios, pero nosotros tenemos las redes”.

El usuario se refería a la campaña de desprestigio y burla contra el mencionado periódico, lanzada desde su cuenta en el contexto de la publicación de notas periodísticas en ese diario, según las cuales el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, no incluyó en su declaración patrimonial un departamento que tiene en Houston, así como que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, tampoco había declarado un departamento de lujo en la misma ciudad.

Con automatismos buscan alterar debates en la esfera pública: Signa Lab

En el estudio denominado “Democracia, libertad de expresión y esfera digital. Análisis de tendencias y tipologías en Twitter. El caso de la “RedAMLOve”, publicado el 28 de febrero de 2019 por el Laboratorio de Innovación Tecnológica y de Estudios Interdisciplinarios Aplicados (Signa Lab) del ITESO, se destaca que internet, sus diferentes plataformas, motores, especialmente las llamadas redes socio digitales como Twitter, Facebook e Instagram, se han convertido en espacios de construcción de narrativas e imaginarios sociales y políticos en constante disputa.

Refiere que en los últimos años se ha vuelto noticia común el uso de estrategias de intervención de esas herramientas para alterar debates en la esfera pública.

El estudio plantea que, pese a la apropiación y el uso critico de las redes sociales, para la participación ciudadana y la visibilización de temas claves, el crecimiento y expansión de malas practicas en internet es notable.

Concretamente destaca el uso de cuentas automatizadas para acelerar la producción de trending topics o tendencias, la creación y uso de cuentas conocidas como “trolls” para dirigir ataques contra cuentas específicas o temas incómodos para ciertos grupos de poder.

“Lo real se construye a partir de imágenes y narrativas, de la movilización de emociones, y las redes son esas interfaces en las que es posible, parafraseando un texto de Amador Fernández-Savater ‘construir un clima’ político hoy en día”, subraya.

Para ese informe, Signa Lab usó 98,806 tweets que utilizaron los hashtags #ReformaTodoLoDeforma, #NoSoyBotSoyReal y #RedAMLOve, para demostrar, con la ayuda de una herramienta digital, que hubo una articulación entre los usuarios que utilizaron los tres hashtags. “Es posible afirmar que estas etiquetas y estos conjuntos de usuarios son parte de la misma conversación”.

Buscaron las cuentas de Twitter con mayor interacción en la conversación y detectaron 176 particularmente activas entre el 31 de enero y el 7 de febrero de 2019, periodo en el que se desplegaron los hashtags mencionados y que constituyen una muestra representativa de la #RedAMLOve.

Seleccionaron 10 perfiles de muy alta actividad, independientemente de su tendencia ideológica, con el fin de compararlos con los patrones intensos de tuiteo de las 176 cuentas recuperadas de la mencionada red.

De las 10 cuentas de alta actividad comunes y de las que se aseguraron eran de usuarios reales, sólo uno tuvo 360 tuits a la semana, uno de 190 y los demás de menos de 180. Sin embargo, al menos 10 de las 176 cuentas analizadas tuvieron en promedio 667 tuits y una de ellas tuiteó 1,600 veces en una semana, lo cual es, al menos un patrón atípico de difusión de contenidos.

El análisis identificó patrones de tuiteo. Primero identificó un grupo de llamadas cuentas “maestros de ceremonias” que son los generadores de contenido y definen la narrativa. De estos encontraron algunos que tuitearon en una semana hasta 630 veces, luego identificaron un grupo de bots (que tienen un comportamiento automatizado), que dan “me gusta” y retuitean masivamente los contenidos producidos por los primeros. Identificaron cuentas de este tipo que lanzaron hasta 8,500 tuits por semana.

Luego identificaron a un grupo de “trolls”, que son cuentas que se usan para atacar a otros usuarios. Éstos tuitearon hasta 530 en esa semana.

Adicionalmente, identificaron un grupo de “fans” —que son cuentas reales de personas seguidores del presidente que no participan de la lógica inorgánica o atípica en una tendencia— pero que confían en los contenidos promovidos por los grupos anteriores. En este caso, los tuits por semana por cuenta no superan los 530 y el promedio es de 206.

El documento señala que uno de los afectos de los ataques coordinados y masivos sobre usuarios que discrepan o difunden información juzgada como anti-AMLO por parte de esta red, es que contribuye a generar una imagen negativa de los seguidores de AMLO, pues varios mensajes son altamente ofensivos o incluyen amenazas. 

En el caso de la tendencia el análisis dice que #ReformaTodoLoDeforma, resulta difícil saber si hay un uso intencionado de la red pro-AMLO para deslegitimar la imagen de los seguidores de la 4T o si, por el contrario, la adhesión a la red y sus mensajes aglutina una representación adecuada de dichos seguidores.

Sin embargo, destaca que esto no favorece en absoluto a la imagen del gobierno, específicamente a la del presidente Andrés Manuel López Obrador y que, por el contrario, abona al clima innecesario de polarización.

Tras culiacanazo se habrían activado los bots

Otro episodio similar ocurrió luego del llamado Culiacanazo, cuando, el 17 de octubre pasado, el Ejército detuvo y dejó ir a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán. El 31 de octubre cuando un reportero de Televisión Azteca le preguntó al presidente López Obrador qué persona del gobierno había negociado la liberación de Ovidio a lo que el mandatario respondió que nadie, pero, entre otras cosas dijo “ya basta de amarillismo y espectacularidades” en el manejo de la información, además de que, en algún punto del diálogo, recordó que al triunfo del movimiento maderista la prensa “se desata en contra de Madero”, luego de ser “abyecta y rastrera en el porfiriato”. En ese contexto recordó la frase atribuida a Gustavo A. Madero, “le muerden la mano a quien les quitó el bozal”.

Ese mismo día y unas horas después de la conferencia, aparecieron “espontáneamente” en Twitter los hashtags #PrensaSicaria, #PrensaCorrupta y #PrensaProstituida, que fueron en su mayoría etiquetas utilizadas para atacar a los periodistas que le hicieron preguntas al Presidente durante la conferencia.

De acuerdo con los resultado del análisis “Ustedes cumplen su trabajo: Andrés Manuel López Obrador”, publicado el 4 de diciembre pasado por Signa Lab, del 31 de octubre al 4 de noviembre analizaron los tuits generados con esas etiquetas el hashtag #NoSoyBot del 1 de noviembre al 5 de noviembre y #PrensaProstituta, del 1 de noviembre al 6 de noviembre. Esos últimos hashtags se volvieron tendencia en Twitter días después de que aparecieran #PrensaSicaria, #PrensaCorrupta y #PrensaProstituida.

El análisis muestra relaciones entre usuarios y los hashtags #PrensaCorrupta, #PrensaSicaria y #PrensaProstituida. Además de los HT principales, también se observan otros hashtags  vinculados (es decir, que forman parte de la misma conversación), como #TextoServidores, #ComandanteBorolas, #ReporterosHuachiculeros, #PrensaCaca, #PeriodismoSicario, #PrensaAsesina y #PrensaVendida, que van en la misma línea de agresión contra los periodistas. También se perciben hashtags en apoyo al Presidente, como #AMLOElPueboTeApoya, #AMLOEstamosContigo o #CadaVezSomosMásConAMLO.

El documento destaca que la forma agresiva de nombrar a las y los periodistas ha ido escalando a lo largo de los últimos 10 veces, de manera preocupante”.

Analizan los ataques a los periodistas Irving Pineda, de TV Azteca, Luis Cardona, de Diario 19 y Silvia Chocarro, de CIMA-NED, así como Jannet López Ponce, de Milenio.

El documento dice que este conjunto de hashtags, es una muestra de la crítica negativa hacia los periodistas que asistieron a la conferencia matutina y que cuestionaron al presidente. 

También refiere que, a partir de lo ocurrido en Culiacán, los periodistas que han hecho preguntas críticas sobre las estrategias presidenciales durante las conferencias matutinas se han visto expuestos a las críticas y amenazas en Twitter. El discurso principal se ha construido desde la idea de que la prensa está aliada con la oposición para desprestigiar a López Obrador y que actúa en función de su propio beneficio.

La narrativa imperante es la del rechazo a cualquier forma de cuestionamiento o crítica. Las redes sociodigitales se inundan de ruido y las cuentas participantes en estas tendencias construyen una barrera que no permite un debate que respete el disenso. Este clima contribuye a la vulnerabilidad de los periodistas.

El gobierno dice que no hay bots para inclinar la balanza

Para hacer frente a los cuestionamientos de que el gobierno o al menos seguidores del presidente se estaban valiendo de automatismos para influir en la conversación pública en Twitter el gobierno federal a través de la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Dirección General de Gestión de Servicios, Ciberseguridad y Desarrollo Tecnológico del Centro Nacional de Información Plataforma México, presentó un análisis de la conversación en redes sociales con los hashtags #PrensaSicaria, #PrensaProstituida y #PrensaCorrupta en el que concluye que sólo 25% de los usuarios que participaron en esa conversación pública presentan un comportamiento de cuenta automatizada. Las conclusiones fueron puestas en duda por expertos en análisis de este tipo de datos.

En tanto, el informe denominado “Análisis de #PrensaSicaria #PrensaProstituta #PrensaCorrupta” de Mesura Data & Networks Intelligence, expone que en la discusión pública en Twitter ocurren ataques de bots contra la prensa.

El documento destaca que entre el 31 de octubre y el 4 de noviembre se generaron automatismos en contra de la prensa y en favor del gobierno. El informe revela que aunque en este lapso sí hubo una intensa conversación en contra del gobierno, fue ampliamente opacado por los automatismos en favor del presidente.

El análisis expone ejemplos de cuentas automatizadas en favor del presidente las cuales fueron abiertas hace 30 o 60 días, pero que ya tienen más de 20,000 tuits. Una de ellas tiene 73,700.

También muestra un grupo de cuentas desde las cuales lanzaron exactamente el mismo tuit atacando a la prensa y usando la misma foto de Andrés Manuel López Obrador lo cual se explica sólo porque se trata de bots. 

[email protected]

Por El Economista