Comisión Nacional Contra el Coronavirus

Comparte

El pasado martes, el presidente Alejandro Giammattei informó que el gobierno creará la Comisión Nacional Contra el Coronavirus (CNCC), que será presidida por el epidemiólogo guatemalteco Edwin Asturias, quien es Profesor de Pediatría y Enfermedades Infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, EE. UU., y es parte del Equipo de Enfermedades Infecciosas que trabaja para ayudar a mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus (COVID-19).

El doctor Asturias estudió medicina en la Usac e hizo su internado y residencia en el Hospital Infantil de Colorado, EE. UU. Posteriormente fue becado por la prestigiosa Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. Se dedica a tratar las enfermedades e infecciones virales, como la influenza o la neumonía, en los EE. UU. Su particular interés son las enfermedades infecciosas tropicales, así como los “eventos adversos de las vacunas”.

Giammattei afirmó que el objetivo de dicha comisión sería “articular los esfuerzos del sector público y privado para trabajar en conjunto la ejecución del plan estratégico con el que estamos enfrentando esta pandemia”,

En una reciente entrevista (‘Prensa Libre’), Asturias expresó: “Creo que el Ministerio de Salud y el Gobierno han estado haciendo lo posible para contener el virus. Sabemos que los encierros ayudan parcialmente a ese proceso, pero creo que debemos de establecer ya una medida más a mediano plazo y que todos los guatemaltecos estemos involucrados para tratar de evitar que este contagio se vaya diseminando rápido”.

Sin duda, la conformación de la CNCC, bajo la dirección del doctor Edwin Asturias, es, además de prometedora, muy importante en estos momentos en que nuestro país ha pasado de la etapa de contención a la fase de control y mitigación de la pandemia, respecto de la cual la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que “una vez que la amenaza de enfermedad infecciosa alcanza un nivel epidémico o pandémico, el objetivo de la respuesta es mitigar su impacto y reducir su incidencia, morbilidad y mortalidad, así como las interrupciones en los sistemas económicos, políticos y sociales. La mitigación se enfoca en desacelerar, aunque no necesariamente en detener, la propagación de la epidemia, reduciendo la demanda máxima de atención médica, al tiempo que protege a las personas con mayor riesgo de tener un cuadro grave de la enfermedad”.

La etapa de contención supuso 3 medidas básicas: (i) La cuarentena, es decir la restricción de las actividades o separar a las personas que no están enfermas pero que pueden haber estado expuestas a la COVID‑19; el objetivo es prevenir la propagación de la enfermedad en el momento en que las personas empiezan a presentar síntomas; (ii) El aislamiento, que significa separar a las personas que están enfermas con síntomas de COVID‑19 y pueden ser contagiosas para prevenir la propagación de la enfermedad; y (iii) El distanciamiento físico, que significa estar físicamente separado.

Nos congratulamos por la decisión gubernamental de crear e integrar la CNCC, cuyo objetivo, como ya se indicó, será armonizar el esfuerzo público-privado en la lucha frontal contra la mencionada pandemia, que está causando desgracia, dolor, luto, desempleo y hambre en nuestra sociedad, que cuenta con un sistema sanitario en condiciones precarias.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *