Trump o Biden: entre dos males

Comparte

Por: Roberto Antonio Wagner

Otro de los temas que ha resultado crítico durante esta pandemia ha sido la política migratoria bajo el acuerdo de “Tercer País Seguro” en donde muchos de nuestros connacionales han sido retornados al país sin que se les realicen pruebas de COVID-19. Un buen número de ellos ha ingresado al país contagiados en otra clara muestra de un acuerdo migratorio en donde Guatemala tiene todo que perder y Donald Trump una elección que ganar puesto que el pueblo estadounidense y la economía de aquel país también salen perjudicados por esto. Las prioridades del país siguen centrándose en la contención de la pandemia, pero no está de más anticiparse al panorama que nos espera después de las elecciones en EE. UU. del próximo 3 de noviembre.

Concentrándonos en política migratoria de EE. UU, aquí ya estamos familiarizados con las estrategias tanto del actual presidente como la de su contrincante, el ex presidente Joe Biden. Ambas posturas son medidas cortoplacistas carentes de fondo y que tienen un fin estrictamente ideológico partidista. Ninguna de las posturas presenta un verdadero plan para mejorar las condiciones de los países del Triángulo Norte y así reducir o desincentivar la migración hacia EE. UU.

La rudeza de Trump pudo más que el ego de Bukele, los regaños de Giammatei y el mesianismo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y de Juan Orlando Hernández ni hablar. Trump logró que los países del Triángulo Norte firmaran malos convenios bajo amenaza y luego hizo que AMLO construyera su muro con la militarización de la frontera sur y norte por fuerzas militares mexicanas obviamente pagadas con impuestos mexicanos. La xenofobia y racismo de Trump hacia los migrantes del sur se ha convertido en el enemigo común de los males de los EE. UU. y de ser reelecto nos tendremos que aguantar su virulenta jerga de ‘bad hombres y shithole countries’ mientras que sus asesores como Mauricio Claver-Carone presentan planes de desarrollo regional que no son nada más espejitos llamados “América Crece”.

Pero, si lo de los republicanos son espejitos, pues vitrales son los de los demócratas y su flamante candidato Joe Biden, autor de aquel engendro de “Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte” que lo presentó en un artículo en el ‘New York Times’ (29/01/2015) después de la crisis de los niños migrantes no acompañados generada por la vacía promesa de Barack Obama de una reforma migratoria. Biden, por que no se le puede pedir mucho, presentó un ‘copy-paste’ hecho a la carrera para lavarle la cara al gobierno de la crisis generada por ellos mismos. Un plan que los países del Triángulo Norte siguieron a pesar de la falta de objetivos claros, incentivos para las personas más necesitadas y sin ninguna consideración de gestión por resultados. Un plan que se prestaba más a la corrupción y a que migrara más personas en vez de lograr lo contrario.

Nuestra cancillería debe estar atenta a las futuras elecciones y a prepararse para lo que vendrá, puesto que en materia migratoria nada bueno se vislumbra en el norte.

@RawWagner


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *