Derecho a la libertad de culto

Comparte

Por: Marcela Gereda

La mayoría de medios de comunicación publicaron hace tres semanas que el cruel asesinato del abuelo Domingo Choc se debió a que en la comunidad Chimay le acusaron de “brujo”. Otros medios aseguran que este fue producto de una venganza. El vicariato de Petén asegura que el asesinato fue “un hecho aislado, un problema de tierra entre dos familias”. Hay quienes afirman que la “brujería” no es mediada por el fanatismo de evangélicos o católicos, es un fenómeno sociocultural presente en la cotidianidad de las comunidades.

Más allá de ese debate, lo cierto es que la semana pasada en Sayaxché, Petén, una turba de 200 personas intentó linchar a un guía espiritual. La Policía Nacional Civil (PNC) rescató al guía espiritual y tres personas más, retenidas por dicha turba cuando celebraban una ceremonia maya en la aldea Las Pozas. Norberto Caal Xol, de 48 años, guía espiritual y sus acompañantes Santiago Sub (66) Dolores Mo Rax (38) y Margarita Xol (55). Eran acusados de brujería y de haber causado la muerte de un comunitario.

El guía espiritual fue amarrado en un poste del tendido eléctrico en la vía pública. En los últimos años en Guatemala se han reportado varias muertes de guías espirituales. Entre ellos: José Andrés López en San Juan Atitán 23/01/2020; Bernardino Solval Morales, aldea El Progreso, San Bernardino Suchitepéquez 13/06/2017; Sebastián Sajic Córdova, San Juan Cotzal, Quiché, 15/09/2015. Lisandro Guarcax, El Tablón, Sololá, (26/08/2010) y muchos más.

El pasado 26 de junio, el presidente Alejandro Giammattei se reunió con guías espirituales y líderes religiosos de las iglesias católica y evangélica en Poptún, Petén, en donde hizo un llamado a que los problemas en las comunidades se resuelvan por la vía de la paz. Enfatizó en la importancia de construir un diálogo para construir una cultura de paz y tolerancia a las diversas creencias.

Durante  el encuentro, el mandatario expresó que era necesario evitar que ocurriera otro asesinato como el del experto en medicina natural y guía espiritual, Domingo Choc.

“Invito, facilito y promuevo la instalación de una mesa de diálogo que pueda atender problemas, donde se puedan recibir las denuncias de cualquier índole, que haya un lugar donde podamos sentarnos, analizar y actuar para que no haya confrontación”.

La Constitución de la República contempla la libertad de culto, incluida la libertad de credo y la libre expresión de todas las creencias: “Toda persona tiene derecho a practicar su religión o creencia, tanto en público como en privado, por medio de la enseñanza, el culto y la observancia, sin más límites que el orden público y el respeto debido a la dignidad de la jerarquía y a los fieles de otros credos”.

El Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas “reconoce la importancia y la especificidad de la espiritualidad maya como componente esencial de su cosmovisión y de la transmisión de sus valores, así como la de los demás pueblos indígenas. El Gobierno se compromete a hacer respetar el ejercicio de esta espiritualidad en todas sus manifestaciones. Se reconoce asimismo la importancia del respeto debido a los guías espirituales indígenas así como a las ceremonias y los lugares sagrados”.

La persecución religiosa no es parte del verdadero cristianismo o catolicismo. En un comunicado emitido por el Diálogo interreligioso Guatemalteco sobre el Desarrollo del que participa Casa Tibet, Centro Cultural Islámico, Comunidad Judía, guías espirituales, Iglesia católica, Iglesia evangélica y otros dicen: “Como comunidades de fe, unidas por valores comunes desde diferentes credos, hacemos un llamado a promover la cultura de la vida, unirnos por una sociedad en la que prive la dignidad de la persona, el respeto mutuo, la solidaridad y la fraternidad”. Reconocer al Otro en toda su riqueza y diferencia, edificar puentes en diálogos horizontales, reconocer la luz en cada ser humano y practicar el amor hacia los otros es la semilla necesaria para hacer un nuevo país. 


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *