Terapias físicas, ocupacionales y de lenguaje permiten la reintegración a la vida cotidiana de pacientes

Comparte

Terapias físicas, ocupacionales y de lenguaje permiten la reintegración a la vida cotidiana de pacientes - Foto de Martha Dominguez de Gouveia @mdominguezfoto Foto de Martha Dominguez de Gouveia @mdominguezfoto

El IMSS dio a conocer que ofreció 10 millones 411 mil 519 sesiones de terapia física en 177 unidades médicas durante 2019

Durante 2019, el Instituto Mexicano del Seguro Social ofreció 10 millones 411 mil 519 sesiones de terapia física en 177 unidades médicas, tratamientos ocupacionales en 73 centros de atención y terapias fonoaudiológicas en 31 servicios médicos de los tres niveles.

En el Día del Terapista Físico, Ocupacional y Fonoaudiólogo, el IMSS reiteró el compromiso con la reintegración de derechohabientes a la vida cotidiana.

Y es que gracias a la atención hospitalaria y ambulatoria de los terapeutas físicos, ocupacionales y de lenguaje se limitan secuelas neuro-musculoesqueléticas, algunas cognitivas y de la comunicación en pacientes de los tres niveles de atención del IMSS, afirmó la Coordinadora de Programas de la División de Unidades de Rehabilitación del IMSS, Heidini Brenda Sánchez Hernández.

La especialistas aseguró que la mayor satisfacción de esta profesión es contribuir, en conjunto con un equipo multidisciplinario, a la reintegración temprana de los pacientes a sus actividades cotidianas, ya sea en el ámbito laboral, familiar o social.

“Generalmente el equipo de trabajo se forma con el médico especialista en medicina física y rehabilitación, así como con médicos de otras especialidades como son comunicación humana, cardiología, medicina interna, traumatología y ortopedia”, destacó, en el marco del Día del Terapista Físico, Ocupacional y Fonoaudiólogo, que se celebra este 5 de julio.

El IMSS cuenta con mil 437 terapistas, de ellos, mil 215 son Físicos, 182 Ocupacionales y 40 Fonoaudiólogos.

Para Terapia Física, el personal tiene capacitación en áreas de rehabilitación cardiaca, pulmonar, neurológica y pediátrica; en tanto que los ocupacionales tienen entrenamiento en ergonomía, rehabilitación pediátrica, para el trabajo y neurológica, indicó.

En tanto, los fonoaudiólogos están entrenados para atender problemas de deglución, lenguaje y audición, precisó.

Heidini Brenda Sánchez Hernández resaltó que la atención que puede brindar el personal de terapias es muy amplia, ya que abarca la gran mayoría de trastornos neuro-musculoesqueléticos. “Una afección que se atiende cotidianamente en los servicios es el dolor lumbar no específico o mecanopostural”, destacó.

Refirió que debido a que las enfermedades cardiovasculares y respiratorias son de los principales motivos de atención en el Instituto, la rehabilitación cardiaca y pulmonar cobra mayor relevancia al implementar acciones tempranas y manejar las secuelas de estas afecciones.

Detalló que la terapia física hospitalaria se otorga a pacientes una vez que el médico tratante solicita la intervención; en cuanto los ambulatorios, se aplica tratamiento respecto a la indicación médica que puede consistir en electroterapia, masoterapia, mecanoterapia, hidroterapia, terapia isocinética o robótica, rehabilitación cardiaca, rehabilitación neurológica y rehabilitación pediátrica, entre otras.

Respecto a la ocupacional, dijo que se otorga rehabilitación para las actividades de la vida diaria, neurológica, pediátrica, de simulación laboral, ésta última muy importante ya que permite el pronto retorno al trabajo de los pacientes con incapacidad temporal.

Enfatizó que el trabajo terapéutico en el IMSS es de suma relevancia para los derechohabientes ya que mejora su capacidad para la rehabilitación.

Con información de López-Dóriga Digital

Via López-Dóriga


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *