Animales de compañía no transmiten COVID-19, pero pueden contagiarse: especialista

Comparte

Un académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia dijo que el problema no son los animales, “más bien somos nosotros quienes podemos contagiarlos” de COVID-19

Hasta el momento no se ha demostrado que los animales de compañía puedan transmitir el coronavirus COVID-19 a sus dueños, indicó Francisco Monroy López, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

[embedded content]

Explicó que el miedo, la ignorancia y la desinformación de los propietarios puede empujar a algunos a abandonar a sus mascotas en momentos de crisis.

Antes de hacerlo, deben pensar que el problema no son estos animales, más bien somos nosotros quienes podemos contagiarlos si no guardamos medidas mínimas de higiene”, aseveró.

Detalló que los animales que se han infectado del virus de forma natural pueden ser asintomáticos o desarrollar fiebre, tos, dificultad para respirar, estornudos, vómitos, diarrea o letargia, sin que se asocien con cuadros clínicos severos.

Hasta el momento se ha documentado muy poco acerca de la infección en perros; se han encontrado más casos en gatos, al parecer son más susceptibles, al igual que los hurones”, apuntó el especialista.

Recordó que en Nueva York hubo un brote respiratorio entre leones y tigres del Zoológico del Bronx, con signos similares a COVID-19.

Debido a que no es fácil la toma de muestras en esos animales, se tomó solo un frotis de exsudado faríngeo en un ejemplar, que dio positivo al virus. Se sospecha que el contagio fue a través de uno de los cuidadores que también dio positivo a SARS-CoV-2 y no tenía signos de la enfermedad”, dijo.

 

Precauciones

Monroy López subrayó que como se ha demostrado que hay cierto riesgo de transmisión a los animales de compañía, es necesario tomar precauciones si contrae la enfermedad.

Indicó que en caso de vivir solo o sola, se debe evitar el contacto directo con las mascotas, lavarse las manos antes y después de servirles su alimento o limpiar sus espacios y utensilios, así como evitar que lo laman o se acerquen, además de usar cubrebocas.

Monroy López destacó que no se les deben limpiar constantemente las patas a las mascotas, toda vez que los desinfectantes pueden producirles lesiones en la piel.

Recomendó estar en contacto con el profesional que atiende a los animales para conocer las condiciones en las que presta sus servicios.

Añadió que si la actividad física de la mascota ha disminuido, se debe reducir un poco la dieta o cambiar el tipo de alimento.

Eso debe decidirlo cada veterinario de acuerdo con las condiciones particulares”, concluyó.

Con información de López-Dóriga Digital

Via López-Dóriga


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *