Comprobado: Las varillas de metal de las mascarillas no son antenas de 5G

Comparte

No existe ninguna prueba de que la red 5G pueda causar los síntomas del coronavirus o perjudicar la salud de cualquier otra forma, como sostienen muchas teorías conspirativas.

En el mundo circulan todo tipo de teorías conspirativas que vinculan la red de tecnología 5G con la pandemia mundial de covid-19. Algunas aseguran que todo se trata de un plan mundial para obligarnos a usar microchips, otras que el 5G es el causante de la enfermedad por coronavirus o que incluso las antenas de esta tecnología han sido diseñadas para acabar con las personas. 

Aunque cueste creerlo, muchas de estas teorías acaban teniendo bastantes adeptos. Prueba de ello es el video publicado por un usuario de Facebook en el que sostiene que la varilla metálica dentro de las mascarillas protectoras, cuyo uso está recomendado para evitar la propagación del coronavirus, es en realidad una antena con tecnología 5G. 

Las teorías conspirativas que vinculan la red 5G con el covid-19 provocan ataques contra empleados de telecomunicaciones

Las teorías conspirativas que vinculan la red 5G con el covid-19 provocan ataques contra empleados de telecomunicaciones

“Te dicen que te lo pongas para que puedas respirar justo por encima de tus fosas nasales para que puedas inhalar y pueda ir directamente a tu cerebro y comenzar a destruir”, relata un hombre en la grabación. Según explica, de esta forma se busca el modo de matar a las personas a través de antenas, como, asegura, habría ocurrido desde la Primera Guerra Mundial

Para desmentir estos rumores, la agencia Reuters contactó con la fabrica equipos de protección 3M, donde les explicaron que el propósito de dicha varilla es “amoldarse contra la nariz del usuario para ayudar a proporcionar un mejor ajuste”. 

Por otro lado, Seto Wing Hong, codirector del Centro Colaborador de la OMS para Epidemiología y Control de Enfermedades Infecciosas, ha explicado en un video que “esta banda apretada, pequeña y gruesa” sirve “para mostrar que debe ubicarse en la parte superior de la nariz. “¿Por qué? Porque una vez que la ubicas, la aprietas para que pellizque la nariz y luego lo jalas hacia abajo”, explicó.  

Paralelamente, la Organización Mundial de la Salud no ha encontrado pruebas de que el uso del teléfono móvil tenga efectos perjudiciales para la salud. Para dañar las células del cuerpo humano es necesaria una radiación ionizante mucho más potente, por ejemplo, la de los rayos gamma. Además, brotes de covid-19 han sido detectados en países y regiones donde todavía no hay mástiles 5G.

En resumen, no existe ninguna prueba de que la red 5G pueda causar los síntomas del coronavirus o perjudicar la salud de cualquier otra forma.

Via RT


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *