Encuentro virtual del Grupo de Puebla

Comparte

El viernes pasado, se llevó a cabo un encuentro virtual de aniversario del Grupo de Puebla, fundado hace un año; en su seno reúne a dirigentes políticos de la denominada izquierda progresista de América Latina, que propugnan por la igualdad económica y social, así como la redistribución de la riqueza en la región. En el encuentro virtual los “progresistas latinoamericanos” propusieron una reforma fiscal de gran escala, la aprobación de una renta básica universal y un mayor intervencionismo de Estado, para hacer frente a la crisis del coronavirus (COVID-19).

Durante su participación, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, cuya base política es el peronismo kirchnerista, que implantó un modelo intervencionista populista en Argentina, al cual se atribuye la grave crisis sistémica que vive el Estado argentino, expresó: “Debemos construir un continente con más igualdad, con más equilibrio social y que distribuya mejor el ingreso (…) El mundo con esta pandemia nos da una oportunidad. La oportunidad de hacer una sociedad más justa, de empezar otra vez y esta vez pensar en todos” (El País, España).

Como se recodará, en 2019, Fernández fue elegido, junto con Cristina Fernández de Kirchner (CFK), quien, por cierto, nuevamente se encuentra en medio de una turbulenta controversia a raíz de las acusaciones de corrupción en su contra. El gobernante Fernández, al inicio de su gestión, buscó el apoyo del gobernante mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para crear un “eje progresista latinoamericano”, pero AMLO optó por estrechar lazos con el gobierno estadounidense presidido por Donald Trump. De hecho, AMLO, en una reciente visita a Washington, se refirió al Presidente Tump así: “(…) Pero lo que más aprecio es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía (,,,) Usted no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente (…) Nos ha tratado como lo que somos, un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano. ¡Que viva la amistad de nuestras 2 naciones! (…)”.

El Grupo de Puebla aglutina, además de Fernández y CFK, a líderes y ex funcionarios bolivarianos y socialistas, tales como los ex presidentes Ernesto Samper (Colombia), Evo Morales (Bolivia), Leonel Fernández (República Dominicana), Rafael Correa (Ecuador), Lula da Silva (Brasil), José Luis Rodríguez Zapatero (España), Fernando Lugo (Paraguay), José Mujica (Uruguay) y Dilma Rousseff (Brasil), así como el ex canciller de CFK, Jorge Taiana, el senador chileno José Miguel Insulza y los ex presidenciables Fernando Haddad (Brasil), Cuauhtémoc Cárdenas (México), Clara López Obregón (Colombia), Marco Enríquez-Ominami (Chile) y Daniel Martínez (Uruguay).

El progresismo latinoamericano se asocia al “Socialismo del Siglo XXI”, que es una suerte de socialismo revolucionario con vocación estatista y totalitaria, que se sustenta en 4 ejes: El desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y protagónica, así como las organizaciones de base alimentadas por el clientelismo político.

Otros objetivos del progresismo latinoamericano son: (i) Contener el avance de la derecha conservadora; (ii) Desmantelar el “neoliberalismo”, cuyo significado es más ideológico-político que económico, al que se le vincula con decisiones que ponen límites a la intervención estatal en la economía, a políticas de control del gasto público y a medidas tendentes a restringir derechos laborales; (iii) Adversar las políticas económicas y financieras del FMI; (iv) Contraponerse al Grupo de Lima, que propugna por el cese de la usurpación, un gobierno de transición y la celebración de elecciones libres en Venezuela; y (v) Oxigenar al régimen bolivariano de Nicolás Maduro, de corte populista y totalitario.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *