¿Qué tipo de rosas tiene en casa y qué cuidados necesitan?

Comparte

Las rosas mantienen todo el año su floración. Necesitan de ciertos cuidados. (Foto Prensa Libre: Pexels-Pixabay). Las rosas mantienen todo el año su floración. Necesitan de ciertos cuidados. (Foto Prensa Libre: Pexels-Pixabay).

Desde el momento de la compra de los rosales se requiere prestar atención a ciertos detalles.  Gustavo Lainfiesta, paisajista del vivero Botanik comenta la importancia de verificar si es un injerto o un rosal  normal.

El injertado debe estar cicatrizado y no dañado, y que venga en la base porque de lo contrario saldrá un brote de una rosa no injertada y no será como las esperadas.

La rosa injertada mejora la calidad de la flor que es la más grande, se le llama rosa de té y suele tener los colores más brillantes, con más pétalos. La ingeniera agrónoma, Rocío Morales explica que podría llegar a tener el tallo grueso, de casi medio centímetro.

Por lo regular, las injertadas son de exportación y se cultivan en viveros, suelen ser delicadas, pero algunas se han tratado para llevarlas a casa, dice Morales.

La rosa original o silvestre al principio de su historia solo tenía entre cinco y ocho pétalos, dice Lainfiesta. Con los años los humanos han buscado que la rosa sea más grande, con mayor número de pétalos y menos fragantes (para la flor de corte que se utiliza en arreglos) y con más aroma para los fabricantes de perfume o quienes disfruten de ello.

Cuando una rosa no tiene aroma no llegan tantos insectos, pero en realidad esto es lo que permite la polinización y ese es su objetivo fundamental, explica el especialista.

Las rosas injertadas regularmente son de exportación y son las que se utilizan para arreglos florales. (Foto Prensa Libre: Secret Garden en Pexels)

En la compra verifique que en el botón no venga ningún animal, que la hoja no traiga parches amarillos porque suele pegarle la roya, el tallo debe estar abundante de hoja, si no, es posible que tenga alguna plaga de insectos que se ha ido comiendo las hojas. Si la hoja se ve corrugada  es porque también significa que esta enferma o atacada por araña, escama o cochinilla.

Lainfiesta también explica que las variedades de rosa son diversas, pero una manera sencilla de clasificarla es por su forma.  Está la enredadera que suele crecer de cuatro a seis metros, según la variedad y es ideal para hacer arcos, enredaderas en árboles o para crear estructuras de separación, no deja de crecer y regularmente da la flor en ramilletes.

También está el rosal arbusto que tiende a ser algo grueso y saca muchas ramas.  La rosa es pequeña o mediana y el arbusto no crece más de un metro con 20 centímetros.

Además está la rosa grande o de té, suele ser muy vertical y presenta rosas unitarias, mide hasta dos metros de altura, regularmente es para arreglos.

Al llegar a casa

Morales refiere que los diferentes tipos de rosas son exigentes en el tipo de suelo, agua y nutrientes.  Considere que al estar en maceta no se desarrollará en todo su potencial y podría llegar a quedarse de un menor tamaño.

Faustino Argueta, instructor de Intecap, agrega que en general necesitan mucho sol y cuando están en la sombra no florecen.   También requieren de bastante riego.

Durante  tiempo de verano es necesario que esta planta reciba agua tres veces por semana.  En época de lluvia no se riega a menos que se esté en canícula para evitar que se enferme por exceso de agua.  Lainfiesta dice que la mejor fórmula para saber si es necesario regar o no es revisar la tierra y si sentimos humedad no se riega.

Morales agrega que es importante humedecer solo la parte de la raíz y no el follaje porque al llegar el calor del mediodía podrían generarse problemas de hongos por la humedad.

La planta debe ser fertilizada una vez al mes para que se mantenga nutrida.  La planta como cualquier ser vivo necesita ser alimentada en este caso con un fertilizante que contenga elementos mayores y menores, dice Lainfiesta.  La mayoría usan fósforo, nitrógeno y potasio para que estén verdes y tenga floración.

Cuando la rosa ya ha pasado su ciclo de vida y muere retírela del arbusto porque de lo contrario no cargará más flores.  Córtela por lo menos dos o tres hojas más abajo de donde floreció.

En el mercado existe una variedad de colores de rosas. La azul todavía no está en Guatemala, pero ya se comercializa en el mundo. (Foto Prensa Libre: David Bartus en Pexels).

Para podarla hágalo en febrero antes del verano y nunca lo haga cuando se tenga el clima muy frío o lluvioso.  Esto último hará que se pudra la parte que se cortó o que la planta deje de crecer.

Morales agrega que es necesario desinfectar con alcohol y agua oxigenada las herramientas y así  no transmitir enfermedades de otras plantas al rosal.

Las plagas

En el verano las plagas son pocas.  Por lo regular son la cochinilla, escama y pulgón, así como araña.  En estos casos podría necesitarse insecticida, la mayoría sale con facilidad incluso con un insecticida orgánico, agrega Lainfiesta.

Para el invierno podría presentarse  el zompopo, este insecto hace una poda general del rosal y se renueva.  “Es de beneficio para la planta, pero a algunas personas no les gusta y podrían aplicar insecticidas”, explica el conocedor.

De igual manera los gusanos.  Estos se comen parte de las hojas y del tallo, pero no matan el rosal.  Estos se convierten en mariposas, así que lo mejor es dejarlos porque renuevan la planta.

Las plagas de invierno suelen ser hongos, entre ellas esta la pudrición de la flor por exceso de humedad, en ese caso solo debe retirar la flor. También podrían aparecer manchas blancas sobre la hoja y la roya que es por la misma razón, entonces aplique un fungicida.

Existen otras plagas que se terminan también al aplicar un fungicida o insecticida regular.  Este se aplica semanalmente por cinco semanas, en la mañana o por la tarde, después de este tiempo la plaga ya no debería de existir y quedarse con un tratamiento preventivo una vez al mes.

Via PL


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *