El pulso

Comparte

Por: Lionel Toriello

Discurría la ocasión entre apasionados argumentos y contraargumentos, hasta que cansado de forzadas cortesías, me dijo: “…lo que pasa, primo, es que esas tus ‘charadas’ de los ‘contrapesos republicanos’ sólo las entiende tu abuela.  Aquí de lo que estamos hablando es de ‘si estás con Dios o con el diablo’, mano.  Que si ‘los pizados’ hacen o nó ‘sus bisnes’, ése es ‘otro par de zapatos’; ya habrá que ver cómo ‘se les jala la rienda’...  Lo que importa ‘es que no sean comanches, lo demás son babosadas…”’ Así remata, con ‘lógica cartesiana de cantina’, el encopetado corifeo de esa nueva alianza entre patricios y rufianes que nos quiere imponer ‘su Ley’. El nefasto pensamiento ultra-conservador que históricamente se ha impuesto sobre este pueblo digno de mejor fortuna, ha concluido en que en esta coyuntura apoyará, una vez más, ‘a la cleptocracia’;  porque a diferencia de los “chairos” de la CC, ‘del procu’, y de “dos que tres más” ‘que les irritan la úlcera y que quieren’ ‘out!’, éstos son “ladrones de derecha” y fuera de eso, “lo demás son babosadas”. “¿No les importa, muchá, que efectivamente se terminen de romper los equilibrios republicanos, que todo el sistema de justicia quede ¡cien por ciento! en manos de ‘las mafias de su confianza’… y que de paso ¡ingenuos! también ‘se esté colando’ la de su odiada ‘Sangra’…?” – empecé a decirles, pero ya no querían oír.  El tema, para el conservador acérrimo guatemalteco, es que “más vale mafia conocida, que mafia por conocer”; piensa que con estos largos “todo es sólo cuestión de pisto, se pueden alquilar”. “’Cambio con los comanches, ‘tamos jodidos, vos’; ‘son unos resentidos”’. No se dan cuenta de que conforme ‘se elimina todo contrapeso’, hasta ellos, ‘los intocables’, quedarán también vulnerables a los desmanes de un poder judicial desbordado…

“¡Ahh… pero no es así, vos ‘chairo recién salido del closet’!” – tercia ‘el abogado’ del primo.  “Aquí hay una cuestión ‘de principios’:  la CC se está ‘autoamparando’ ¡habráse visto! ¡En ninguna parte del mundo es aceptable que alguien ‘sea juez y parte’!”. Casi relamiéndose su supuesta contundencia argumental, arqueó las cejas como diciendo “¿y ahora qué vas a poder argumentar?” Me sonreí, pues al menos este mercenario de las buenas chequeras estaba elevando el nivel de la discusión. “Mirá, Alfonsito” -le dije- “es evidente que has estado oyendo a aquel ex magistrado que ‘‘sigue ardido porque la actual magistratura de la CC frustró sus sueños vicepresidenciales’, pero lamento decirte que estás agarrando ‘al rábano por las hojas’”. Bajó las cejas y frunció el ceño. “Antes de hablar del supuesto ‘autoamparo’ de la CC tenés que tocar el tema que esta Conspiración evade siempre,  para confundir  con la muletilla del ‘autoamparo’ a un pueblo tan aturdido con sus tragedias cotidianas, que no tiene tiempo y ya ni ganas, de averiguar. El tema que evaden los sesudos togados de postín, es que ‘todo tuvo origen en una acción legal frívola en contra de la sentencia que obliga al Congreso a no violar la Constitución; esa sentencia que osó prohibirles elegir Magistrados de la futura CSJ que hayan estado en ‘transas’ con ¡el preso, Gustavo Alejos!’  Para ello, los Conciliábulos Conservadores de la zona 4 escogieron a uno de esos ‘güizaches de alquiler’, uno que ya se sabe ha vivido prendido de la teta del Estado por años, por cierto, para ‘iniciar’ el proceso conspirativo. El truco planificado era que cuando la CC -lógicamente- desestimara esa cuestionable acción, frívola, improcedente y ‘atentatoria para la independencia del más alto Tribunal Constitucional’,  ya no se hablara de ello, sino que se obnubilara al público tildando la esperada desestimación del burdo atropello, como un ¡autoamparo! Y “a darle” con  el ‘autoamparo’, hasta que la gente se harte.  Que la gente no oiga que lo que buscan en el fondo, ‘es que la CC deje de impedirle al Congreso que elija como magistrados ¡a la Corte Suprema de Justicia! a rufianes que estuvieron ofreciéndole “vender su alma” ¡al preso…!’ Que la gente tampoco oiga que “con ese truquito” ya se inventó, entonces, la fórmula mágica para echar por tierra -sin tener que recurrir a la violencia- cualquier sentencia del alto Tribunal: se les acusa de haber cometido “un crimen” al emitir sentencia y si “lo topan” bueno, y si nó, ¡se les acusa de “autoampararse”! ‘Ese es el discurso público’. Ya “en confianza” arguyen que lo que pasa es que a esta CC “hay que pararle la mano” porque, realmente,  “ya se volvió ‘la Corte Celestial’, vos… estos ‘magistrados chairos’ quieren ‘hacer la Ley, ejecutarla y juzgarla’.  Con sus sentencias ‘de inspiración socialista’, esta Corte está coartando nuestras libertades y cagándose en el futuro del país”…

Las mafias, mientras tanto, preocupadas por lo que se anticipa ocurra “en el Norte” en las venideras elecciones de los EE. UU. ‘en menos de cien días’, quieren “correr” para “salvar su pedacito”. “No vaya a ser que dentro de seis meses los ‘gringüich’ salgan otra vez activamente con aquello de que de veras hay que perseguir a los funcionarios y diputados ‘bizneros’…” ‘Los tiempos políticos se aceleran’. Ahora, están alborotando también al Ejecutivo, ya no sólo al Congreso y a las Cortes. La semana pasada, por ejemplo, circularon “pronunciamientos” que insinuaban que ‘el país estaría mejor si renunciaba el Presidente’ y “quedaba” el Vice. Después se supo que la CSJ, que ¡cuatro veces! ha mantenido la impunidad de Felipao incólume, ‘a las primeras de cambio’ le dio trámite al proceso para levantarle la inmunidad al Vicepresidente… Ambos personajes, por supuesto, han hecho las respectivas declaraciones de admiración mutua que son de esperar, aunque se sepa que entre ellos se han dado serios desencuentros y que quedan muchas dudas… “En lo que se averigua”, otros avorazados ‘amigos de nuestro erario’, andan tratando de “volarse” al Presidente del IGSS porque haciendo compras competitivas, les quitó “el dulce” en parte del abastecimiento de medicinas, “a los financistas”de los políticos.  Con la confirmación por el Senado del futuro Embajador del Norte, se dice que ‘al margen de quién gane las próximas elecciones en la parte de arriba del mapa’, la estructura profesional del Departamento de Estado se prepara para corregir el rumbo perdido desde que la CICIG abandonó el país, y que ya empezaron a lanzarle advertencias a nuestros “valientes” políticos. Así que las “bolas” y los nervios andan desatados…

No soy “fan” de esta CC, ‘la insulté y la maldije públicamente’ cuando a mi saber y entender, ‘falló contra la Patria en el tema del referéndum sobre Belice’ (ocasión, por cierto, en la que el CACIF la aplaudió). Tampoco comparto su actitud contra la minería. Pero sé que ‘respetar sus fallos, aunque no los comparta, es lo único que nos separa de volvernos súbditos de esta dictadura de patricios y rufianes’. Una república, que no está integrada por ángeles sino por hombres falibles, tiene que tener “pesos y contrapesos” en el ejercicio institucional. Son mecanismos imperfectos, pero respetarlos, ‘aún cuando discrepemos de sus resultados’, es lo que distingue la vida civilizada de la Ley de la Selva. Tenemos todo el derecho de hacer oposición y ofrecer resistencia dentro de los cánones constitucionales, pero eso no quiere decir ‘licencia para la insurrección de los poderosos’.  El dilema debiera ser resuelto políticamente, pero es, precisamente, el sistema político (que no es auténticamente representativo), el principal problema. Ya empieza a haber consciencia de ello, ‘ya empieza a haber oposición’. La alianza pragmática entre los guardianes del dinero limpio y los corruptos, ha tenido cooptado al poder real desde 1985 y hasta que los ciudadanos no tengamos partidos políticos verdaderos, estas crisis van a continuar. En esta coyuntura, esta CC “se le salió del huacal” al régimen y eso lo tiene desconcertado y molesto. Sí, esta CC es “chaira”, es cierto; y es por eso -por no ser conservadora- la quieren defenestrar. Este régimen, hoy de la alianza entre de patricios y rufianes, aunque sólo le caiga bien al 15 por ciento del electorado, quiere el poder TOTAL; sin cortapisas. Pero ya vivimos otros tiempos, ‘ya no se va a poder’.  Está gestándose ‘un pulso’, con la mayoría aún  silenciosa al otro lado de la banqueta de las mafias gobernantes. No sabría decir cuánto más va a seguir muda, pero no será por siempre... Por eso yo sostengo y le grito a los corruptos: NO AL GOLPE. Respeten a la Corte. Respeten la Constitución…


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *