EE.UU. podría restringir la entrada de sus propios ciudadanos si se sospecha que están infectados con coronavirus

Comparte

El país ya tiene más de 5 millones de casos registrados y más de 163.000 muertes por el covid-19.

La Administración de Donald Trump está considerando impedir que los ciudadanos estadounidenses y los residentes permanentes entren al país si se sospecha que están infectados con el nuevo coronavirus, confirmó a la agencia Reuters un alto funcionario estadounidense. 

La noticia fue previamente reportada por The New York Times. Según el diario, para denegar la entrada al país, las autoridades deberían proporcionar “pruebas sólidas” de que una persona está infectada o ha estado en contacto con personas infectadas. El periódico no especificó por cuánto tiempo se impondría la prohibición de entrada al país si se adopta el decreto correspondiente, pero señaló que la nueva política se aplicaría “en casos extremadamente raros”.

Por su parte, el funcionario indicó a Reuters que un borrador de ese reglamento, que no ha sido finalizado y podría cambiar, le daría al Gobierno la autorización para impedir la entrada a EE.UU. a las personas que se crea “razonablemente” que podrían haber contraído el covid-19 u otras enfermedades.

Un número récord de personas renuncian a su ciudadanía estadounidense

Un número récord de personas renuncian a su ciudadanía estadounidense

Desde el inicio de la pandemia, Trump ha instituido una serie de amplias restricciones de inmigración, suspendiendo parte de los procesos de inmigración legal y permitiendo a las autoridades fronterizas deportar rápidamente a los migrantes atrapados en la frontera sin los procesos legales estándar.

Omar Jadwat, director del proyecto de derechos de los inmigrantes de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, aseguró que prohibir que los ciudadanos estadounidenses ingresen a su propio país sería inconstitucional.

El país norteamericano lidera en el mundo tanto en casos confirmados del covid-19 como en muertes, con más de 5 millones de infecciones detectadas y más de 163.000 fallecidos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Via RT


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *