Para muestra un botón

Comparte

Por: Jose Rubén Zamora

Ha causado perplejidad y sorpresa, que el presidente Alejandro Giammattei tenga la lupa bien puesta, en el proceso de adjudicación de Equipo de Protección Personal que se lleva a cabo en el Ministerio de Finanzas.

Está tan pendiente del proceso, que desde la semana pasada, personal servil y oficioso de la pomposa “Comisión Presidencial Contra la Corrupción” ha estado en los pasillos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, intentando establecer por qué en el proceso fueron excluidas ciertas empresas, que supuestamente –solo en su mente– cotizan más barato los insumos.

Intenta, por medio de una supuesta “investigación rigurosa” de la Comisión, amedrentar a los miembros de la Junta Evaluadora: al extremo que si no ganan sus empresas predilectas irá en contra de los integrantes de la Junta, en quienes ha empezado a tener efecto la intimidación del Ejecutivo. De caerse el proceso, seguirá la corrupción en insumos de esta categoría, pues ha sido la mina de oro de muchos funcionarios. Es ilegal e inmoral interferir en estos procesos.

En todo caso, la flamante “Comisión Presidencial contra la Corrupción”, que por cierto recuerda los tiempos de la Gruesa, como se llegó a conocer a Roxandra Baldetti, debería investigar con posterioridad al proceso de investigación. Pero su inusual interés en la compra de estos insumos parece representar un indicio claro de que la voracidad sigue siendo generalizada.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *