“COVID-19, para el Tercer Mundo…”

Comparte

Por: Carlos A. Rodas Minondo

Es necesario abrir los ojos a una realidad que ha sido tergiversada respondiendo a un plan de intereses y conveniencia creado por los que manejan el mundo. Sin embargo, los países desarrollados son menos vulnerables tanto política como económicamente por su mix social donde existe mayor igualdad y menor pobreza en las sociedades.

Toda esta situación creada y llamada COVID-19, es indudablemente un proyecto bien estructurado, planificado y con objetivos definidos por un grupo de poder que busca satisfacer unos intereses oscuros para su conveniencia. El tema de la salud con el famoso virus, ha sido el punto referente para crear un pánico generalizado en las mayorías que sufren de una brutal ignorancia.

Como todos los virus que han afectado al mundo en su historia, se sabe que no son la mayor causa ni de cerca, de muertes por enfermedad como otras muchas enfermedades de mayor índice de mortalidad. Cáncer, enfermedades cardiovasculares, cardíacas, diabetes, etc… que por supuesto el contagio del virus a estas personas resulta ser fatal lógicamente al no poder responder su sistema inmune y defensas del organismo al nuevo ataque.

La gran diferencia en este caso a otros de la historia, es haber lanzado a través de los medios y redes sociales, por cierto muchos comprados, una campaña continua, recurrente y tenaz, con información amarillista y falsa, para crear pánico y facilitar un orden de disposiciones para lograr el control y manejo de las mayorías en la sociedad. De esta manera para “evitar contagio”, cerrando negocios, actividades comerciales, deportivas, culturales y limitando la locomoción y transporte de las personas.

En los países de primer mundo, el sector productivo cumple y respeta sus obligaciones fiscales para con el Estado, quien maneja los recursos bajo un estado de derecho y certeza jurídica fortalecida, que permiten hacer valer una gestión por parte del Estado, que se traduce en servicios públicos dignos que otorgan beneficios y ventajas a la sociedad.

En países del tercer mundo como Guatemala, en donde una clase política con bases corruptas por principio y que representa falsas ideologías vendidas a intereses y mafias de poder, esta situación resulta muy conveniente. Desafortunadamente, este poder todo lo compra, aprovechándose de las debilidades del sistema de justicia, estado de derecho y certeza jurídica. Con esta situación, resultan grandes oportunidades de negocio, de poder y riqueza para los poderes que manejan el país.

Y aquí observamos que esta situación debido al cierre de actividades de sectores Empresariales de la Industria y Comercio, ha pegado duro al Sector productivo de la Iniciativa Privada del país, que ha sufrido un duro golpe que se traduce en una economía afectada y a la baja, resultando en cierre de muchas Empresas, alto desempleo y una mucho menor productividad en general.

Lo que resulta inconcebible e inaceptable, es el hecho que así como el sector productivo se ve tremendamente afectado, que son los que permiten el desarrollo del país y le dan de comer a la clase política y funcionarios del Estado, éstos están gozando de grandes oportunidades de negocio, a través de solicitudes de “presupuestos multibillonarios para ayuda COVID-19” por Pandemia…. llenándose aún más los bolsillos, robando y despilfarrando a lo grande los recursos del Estado.

No existen controles, ni auditorías del manejo de los recursos asignados y erogados para esta pandemia, lo que resulta muy conveniente para los de la foto, pero lo que sí es un hecho, es que este gran y superior endeudamiento del país, lo tiene que pagar alguien. Encima del golpe bajo al sector productivo Empresarial, sólo falta que para el 2021 salgan con un nuevo paquete tributario… y que viva la pepa todos los funcionarios y políticos del Estado..!!!!

Creo que muchos de los que se han tragado todo este rollo, podrían ir entendiendo un poco más la verdadera finalidad de todo este show como de película de terror …..


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *