PNC investiga documento en el que advierten de sanciones a agentes por aumento de violencia

Comparte

La PNC indica que con base a denuncias se estableció que los asaltos son frecuentes en las zonas 9, 4 y 1 de la Ciudad de Guatemala.(Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La PNC indica que con base a denuncias se estableció que los asaltos son frecuentes en las zonas 9, 4 y 1 de la Ciudad de Guatemala.(Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Desde hace nueve días, los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de la comisaría 11, que cubre las zonas 1, 2, 3, 4, 8 y 9 capitalinas, y el Núcleo de Reserva recibieron un oficio por parte de Edwin Hico, jefe de la Oficina de Operaciones y Servicios de Seguridad Pública de dicha comisaría, que señala que, debido al incremento de incidencia criminal en estos lugares serán sancionados de forma disciplinaria cuando ocurra un “hecho negativo” como homicidios o lesionados por hechos violentos.

El documento señala que se gira la orden bajo las instrucciones del jefe de la comisaría 11 y cumpliendo con el oficio 8924-2020 de fecha 1 de septiembre de 2020, emitido por la Sección de Operaciones Distrito Uno.

“Con la finalidad de informales que, debido al incremento de la incidencia criminal en sus demarcaciones de responsabilidad, a partir de la presente fecha, cada vez que suceda un hecho negativo en su demarcación (homicidios o lesiones en hechos violentos), será objeto de sanción disciplinaria en virtud que no se ve la voluntad de trabajo por parte de sus equipos de trabajo”, se lee en el oficio.

Jorge Aguilar, portavoz de la PNC, explicó que la institución trabaja de la mano con la Inspectoría General (IG) para supervisar los puestos asignados de cada estación y subestación y confirmar que estén cumpliendo con sus labores de forma transparente a favor de la vida y el patrimonio de los ciudadanos, sin perjudicar a los agentes.

El vocero señaló que todos los días los mandos recuerdan a los agentes cuáles son los puntos “rojos” de las áreas que cubren para que no se evadan de los puestos de trabajo. Además, resaltó que en el documento hay errores de redacción porque el régimen disciplinario de la PNC es garantista y respeta los derechos humanos.

Cargando

“No se puede sancionar al policía porque en muchos lugares hay incidencia criminal, pero sí se le debe sancionar cuando se le asignó permanecer en un sitio y se mueve sin justificación y por casualidad hay un hecho de violencia”, aclaró Aguilar.

Según el portavoz, la institución está investigando la intención y bajo qué criterios fue extendido el documento, porque hasta la fecha se reportan 823 homicidios menos en todo el país comparado con el mismo lapso de 2019, por lo que significa que la violencia homicida continúa a la baja.

Mientras que el director de la PNC, José Antonio Tzuban, explicó respecto al oficio, que de forma constante se “instruye” a los jefes de distrito, comisarías, estaciones y subestaciones que presten un servicio de calidad al ciudadano y no descuiden los lugares asignados para evitar asaltos o hechos violentos.

“Por eso es que se le reitera al personal que cumplan con su servicio a cabalidad y con ello poder prevenir cualquier amenaza que se pueda dar en los sectores que se les asignan”, resaltó Tzuban.

Datos

Carlos Mendoza, coordinador del Observatorio Regional de la Violencia de Diálogos, explicó que la tendencia a corto plazo de la violencia homicida en el país aumentó desde el pasado 24 de abril, de acuerdo con los datos de la PNC y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) que analizó; no obstante, señaló que por ahora no tiene información sobre los hechos violentos que ocurren en dichas zonas para analizarlos.

“Yo no he podido ver exactamente ese territorio, pero a nivel nacional, como usamos los datos diarios del Inacif, se nota un aumento importante en el indicador a corto plazo de la violencia. Pareciera que tiene que ver con el relajamiento de las medidas de movilidad”, afirmó Mendoza.

Resaltó también que, comparado a la fecha con 2019, la violencia homicida se redujo 30 por ciento. Mientras que Aguilar señaló que en estas zonas no ocurren muchos hechos violentos como homicidios o personas heridas por balas, y las denuncias que han presentado ante la PNC están enfocadas en asaltos, por lo que generan estrategias de seguridad para evitar estos delitos.

Proceso analítico

Carmen Rosa de León, directora ejecutiva del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades), opinó que el oficio extendido para los policías refleja que son decisiones sin análisis de inteligencia, de cómo funcionan y operan los grupos a los que se les atribuyen los hechos violentos como pandillas o crimen organizado, entre otros.

Destacó también que la violencia homicida durante el tiempo de confinamiento en el país disminuyó, y ahora que se abrió de nuevo el país se incrementó de forma relativa, pero sigue a la baja comparado con el año pasado.

“Yo diría que no se puede hacer responsable a los policías directamente, si no hay toda una política, estrategia o planificación para bajar los índices delincuenciales, porque no es que un policía los disminuya porque sí. Debe ser parte de un proceso analítico y de estudios con focalización territorial y anticipación de la comisión de delitos”, señaló de León.

Durante la pandemia en el país las filas de la PNC también han sido golpeadas por los contagios de covid-19, ya que hasta el pasado 10 de septiembre fueron confirmados mil 167 casos, de los cuales 177 siguen activos y 19 personas fallecieron.

Via PL


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *