Un gobierno sin rumbo y sus ataques a la prensa 

Comparte

Por: María Aguilar

Del actuar de la PNC surgen interrogantes. Las primeras relacionadas a los hechos. Antes de la audiencia de Figueroa, la Dirección General de la PNC ofreció una conferencia de prensa en la que solo permitieron dos preguntas. Si los hechos fueron los descritos, entonces ¿por qué se presentaron tantos policías, incluidos los altos mandos, para tratar un supuesto caso de escándalo en la vía pública? ¿Cómo justificar la presencia y la orden de detención de Figueroa a manos del oficial Danny Estrada, jefe del Centro Antipandillas Transnacional?

Mientras se encontraba en la Torre de Tribunales, se difundió un video de Figueroa enfurecido para justificar el cargo de embriaguez. Este video fue grabado por la PNC y luego compartido en una de las cuentas de net center que operan en las redes sociales. Ante esto ¿Qué indica la difusión del video sobre el vínculo entre la PNC y el aparato desacreditador, violento y amenazante de los net centers pro gobierno o pro statu quo que en ocasiones operan como escuadrones de la muerte virtuales?

En julio de este año, el presidente Alejandro Giammattei destituyó al Director de la PNC y el ministro de Gobernación Oliverio García Rodas argumentó que el cambio iba atado a “la necesidad de recobrar la confianza del ciudadano para la institución”. Esta frase utilizada por décadas por los altos mandos de diversos gobiernos militares y civiles, no ha logrado más que cambios cosméticos en el cuerpo policial. La PNC es un ente representativo del Estado, y su misión, emanada de la necesidad de control y dominación, es hacer cumplir jerarquías sociales establecidas y proteger, no a la ciudadanía sino a los intereses de las elites en el poder. Por eso, los ataques a Figueroa. 

De hecho, no se trató de una detención cualquiera y es evidente que está atada a la labor periodística de Figueroa quien, junto a Marvin del Cid, publicaron un artículo sobre los rostros y perfiles de la Comisión Presidencial del Centro de Gobierno, el cual tocó a la cúpula de Giammattei. A este ataque se suma la denuncia del Director Ejecutivo del Centro de Gobierno contra Plaza Pública, luego de una investigación que evidencia los vínculos entre su director Miguel Martínez y el presidente Giammattei a través de una empresa. 

El gobierno sigue perdiendo el rumbo, por eso, ataca a sus críticos. 


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *