“La libertad de expresión tiene un límite y es la verdad”, dijo Alejandro Giammattei durante discurso de independencia

Comparte

Allan Rodríguez, presidente del Congreso de la República asistió a la sesión solemne por los 199 años de independencia en Guatemala, luego de haber padecido de covid-19. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Allan Rodríguez, presidente del Congreso de la República asistió a la sesión solemne por los 199 años de independencia en Guatemala, luego de haber padecido de covid-19. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Con una evidente dificultad para respirar, el diputado Allan Rodríguez, presidente del Congreso de la República arrancó su discurso agradeciendo a Dios, médicos y personas que pidieron por su recuperación plena, luego de ser diagnosticado de covid-19 hace unos meses, y que lo obligó a retirarse de sus funciones.

La mayor parte de su convalecencia la vivió internado en el Hospital Militar, situación que generó polémica, y que, en su momento, se dio a conocer que había sido el mismo presidente Alejandro Giammattei quien autorizó la atención en dicho centro hospitalario.

Estoy aquí por un milagro y por la misericordia de Dios, que me dio una segunda oportunidad de vida”, expresó Rodríguez.

El presidente del Congreso agregó que para quienes han superado la enfermedad es fundamental el haber contando con el apoyo de las familias, porque sabe lo doloroso que puede ser el virus, pero esas luchas los hacen más fuertes, humanos y solidarios. Su discurso se centró en la importancia de luchar por la libertad, porque es una batalla diaria, pero en varios momentos evidenció dificultad para respirar.

“Conmemorar 199 años de la vida independiente y de la patria que todos conformamos, es el resultado de sobreponernos a cadenas que nos limitan. Tener aire en nuestros pulmones es un milagro“, puntualizó el presidente del Congreso.

Libertad de expresión fue el eje central

El presidente Alejandro Giammattei asistió a su primera sesión solemne y dijo a Rodríguez: “estoy agradecido con Dios porque te dejó con nosotros en tu gravedad”.

El funcionario arrancó con su discurso afirmando que es el momento de vivir el fervor patrio rumbo a la preparación de la celebración del Bicentenario de independencia el próximo año.

Agregó que es tiempo de diálogo y de consensos, que el azul y blanco debe unir a la población, y es necesario trabajar en comunión para salir adelante de la pandemia; además, dijo, es un día es importante porque los representantes del pueblo están reunidos para pensar qué decisiones tomar para defender los intereses de quienes los eligieron.

“Creemos en la libertad de cada guatemalteco, esa libertad que nos da la capacidad para obrar siempre pensando en el bien común, creemos en la libertad en la que algunos malos guatemaltecos han confundido y se aprovechan para intimidar, violentar, difamar y cometer delitos en contra del prójimo”, expresó Giammattei.

El mandatario enfatizó que la libertad es un bien preciado porque da la dicha de expresarse sin coacción y sin miedo. “Resultaría inútil hablar de libertad de pensamiento, si no es posible expresarnos, pero expresarse requiere responsabilidad, la formación de ideas, ideologías y diferentes formas de entender la realidad representa parte fundamental de la libertad de expresión, pero tiene un límite, y ese límite es la verdad”.

Giammattei afirmó que se debe celebrar y conmemorar con respeto la libertad, porque da la oportunidad de ser mejores guatemaltecos y buscar metas comunes en construcción de un futuro mejor.

Centroamérica sin fronteras

El presidente enfatizó en la importancia de la construcción de una Guatemala en paz, y propuso el luchar por celebrar el bicentenario con las fronteras borradas entre los países centroamericanos.

“Luchar por ese sueño y que se fortalezca ahora para que no haya impedimento de tránsito para personas y mercancías, que la unión aduanera sea una realidad, que respetemos las soberanías, pero en la construcción de una Centroamérica fuerte, porque unidos se logró la libertad y hay que construir una patria grande que cobije a más de 50 millones de personas y convertirnos en el centro logístico del mundo”, destacó Giammattei.

Via PL


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *