Patos que disparan (otra vez) contra la escopeta

Comparte

Por: Jose Rubén Zamora

Escena 1
El presidente Giammattei, instrumentalizado por Leyla Lemus, decide quitar del camino al presidente de la Junta Directiva del IGSS, Carlos Contreras, quien, respaldado por la Directiva del Seguro Social encargó las compras de medicamentos e insumos a la UNOPS, ahorrándole a la institución más de Q2 millardos.

Escena 2
Carlos Contreras presenta una denuncia a la señora fiscal general, Consuelo Porras, por conspiración en marcha, para forzar su salida del IGSS. Por ser relevante y de alto impacto social, la señora Fiscal General traslada el caso a la FECI.

Escena 3
El 10 de agosto, la FECI solicita información al presidente Giammattei, sobre un oficio que le fue remitido el 2 de julio, por el diputado Cándido Fernando Leal Gómez, secretario de la Comisión de Previsión y Seguridad Social. El agente fiscal fija un plazo que no exceda de tres días para enviar lo requerido y advierte consecuencias penales por su incumplimiento.

El mismo día, Leyla Lemus, secretaria general de la Presidencia, responde a la FECI quejándose que el requerimiento “adolece de vicios”, y considerando que “emitir un apremio donde se advierte al Presidente de consecuencias penales… es un apercibimiento innecesario e ilegítimo”.

Escena 4
El 20 de agosto, el agente fiscal de la FECI se dirige a Leyla Lemus indicándole que su requerimiento, es el nombre y puesto de la persona que recibió el oficio del diputado Leal Gómez, “con la finalidad de poder establecer aspectos que son de interés en el desarrollo de la investigación”. Agrega: “Los requerimientos fiscales no buscan generar discordia entre las instituciones públicas, sino… canales de cooperación…”

Escena 5
En un nuevo oficio del 25 de agosto, Leyla Lemus advierte al agente fiscal de la FECI que “derivado que (sic) ya se ha informado y que el fiscal insiste en reiterar (sic) los mismos requerimientos, se hace necesario informar a la autoridad superior del Ministerio Público sobre esta clase de actuaciones de la fiscalía”. Remata: “Exijo que cesen las intimidaciones”.

Escena 6
El 2 de septiembre, el procurador general de la Nación, Jorge Luis Donado Vivar, en oficio dirigido a la señora Fiscal General indica haber recibido y respondido a los requerimientos de la FECI, y añade que lo solicitado “pudo haber sido coordinado y entregado a través de comunicaciones entre nuestros despachos, tomando en cuenta la relación cordial que vincula a las entidades que representamos”.

Escena 7
Mediante oficio fechado el 27 de agosto, el agente fiscal Carlos Alberto de León informa al jefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval, sobre las actuaciones de Leyla Lemus, considerando que podrían ser constitutivas de delito, estimando “pertinente formular una solicitud para el despojo de su inmunidad” y envía al Despacho de la señora Fiscal General un oficio con el aval formal de Juan Francisco Sandoval, cabeza de la FECI.

Escena 8
Dos flamantes asesores del Despacho de la señora Fiscal General, Héctor Aníbal de León Velasco y César Isaac Payés Reyes, en un documento de análisis y recomendaciones, dirigido a su jefa, primero realizan una amenaza velada a la FECI y manifiestan que así como el más alto despacho del Ministerio Público le dio vida a la FECI, de igual manera puede desaparecer dicha fiscalía. Reiteradamente expresan también, innecesariamente, como perritos orinando el arbolito, marcando su territorio, que la FECI como las demás fiscalías están subordinadas al despacho de la señora Fiscal General. Luego, que consideran que la FECI, “al momento de requerir la información, debió actuar de forma respetuosa y cordial, conforme a la alta investidura que tiene (sic) el señor Presidente”; que “en todo caso dichas comunicaciones debieron haberse realizado con conocimiento previo y directrices de la Fiscal General” y que “al no cumplir con la normativa aplicable, podría incurrirse en una falta administrativa”.

Los asesores recomiendan:
1. “Que, por la posible comisión de una falta administrativa (obviamente del agente fiscal de la FECI), se comunique a la Supervisión General del Ministerio Público, para los efectos legales correspondientes (es decir, que investigue al agente fiscal y que se establezca si debe ser sancionado); 2. Que es “prematuro” acceder a la solicitud de la FECI de despojar de inmunidad a Leyla Lemus, y
3. Que “se hace recomendable” que la investigación sea trasladada a la Fiscalía contra Delitos Transnacionales, “dado que en el caso… se menciona a la UNOPS”. No está demás señalar que la Fiscalía contra Delitos Transnacionales es la responsable de la persecución legal de crímenes transnacionales que trascienden fronteras, específicamente narcotráfico y lavado de dinero.

Escena 9
El caso de conspiración contra el IGSS se traslada a la Fiscalía contra Delitos Transnacionales. Black-out.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *