¿Se repite la historia?

Comparte

Por: Editorial

A inicios del actual gobierno, por medio del Acuerdo Gubernativo 31-2020, se creó la Comisión Presidencial de Centro de Gobierno, bajo la dirección ejecutiva del Ingeniero Luis Miguel Martínez Morales, cuyo objeto es “coadyuvar en la coordinación, acompañamiento, asesoramiento y verificación en materia de planificación, gestión y ejecución institucional, para el cumplimiento de las prioridades presidenciales (…)”.

Asimismo, son atribuciones de dicha Comisión realizar “acciones de apoyo, coordinación y seguimiento de los resultados de las prioridades presidenciales, procurando su aseguramiento”, “apoyar en la construcción, fomento y fortalecimiento de una cultura de ejecución, transparencia, calidad del gasto y rendición de cuentas del Organismo Ejecutivo”, “proponer la implementación de sistemas de gestión que faciliten la toma de decisiones presidenciales en tiempo real, para el logro de los resultados estratégicos e institucionales”, y “asesorar al Presidente de la República para el seguimiento de la ejecución y cumplimiento de las prioridades presidenciales”, entre otras.

Esta Comisión podría asimilarse a la Comisión Interinstitucional de Cohesión Social, creada durante el régimen de Álvaro Colom (2008-2012), mediante el Acuerdo Gubernativo 79-2008, cuya presidenta fue la entonces primera dama, Sandra Torres de Colom, sobre todo en cuestión del poder político que se concentró en el apodado Consejo de Cohesión Social.

En su libro ‘Rendición de Cuentas’, el ex–Ministro de Finanzas durante el régimen de Colom, Juan Alberto Fuentes Knight (2008-10), expresa que “el Consejo de Cohesión Social llegó a ser más importante que el propio gabinete y que es lo que mejor ejemplifica la función informal de primer ministro que ejercía la primera dama (Sandra Torres)”. Esta instancia, dice Fuentes Knight, “sustituyó al gabinete general y se convirtió en una de las fuentes de poder de Sandra Torres”.

“La instancia de cohesión social pronto se convirtió en el foro de toma de decisiones más fuerte, que incluía no solo a ministros sino también a secretarios y a directores de entidades que manejaban recursos, como Fonapaz y el Fondo Guatemalteco para la Vivienda (Foguavi)”, agrega Fuentes Knight.

De hecho, Sandra Torres de Colom llegó a presidir el Gabinete de Ministros, así como dirigió y coordinó a ministros y secretarios de la Presidencia, desde el inicio del período presidencial de Colom, lo que consta en acuerdos gubernativos y en informaciones y fotos de prensa. Tanto fue así que el 20 de abril de 2010, Torres, cual jefa de gobierno, asistió al Congreso a “rendir cuentas” ante los jefes de las bancadas aliadas al entonces oficialismo (FRG, Gana, PU, UNE y Bancada Guatemala), haciéndose acompañar de los Ministros de Salud Pública y Asistencia Social, de Cultura y Deportes, de Agricultura, Alimentación y Ganadería y de Educación Pública, así como del Director de Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz) y del Viceministro de Finanzas Públicas.

Sin duda, preocupa sobremanera que la historia se repita y que la Comisión Presidencial de Centro de Gobierno, como estructura paralela, pudiera arrogarse funciones constitucionales del vicepresidente de la República, específicamente las de “coadyuvar, con el presidente de la República, en la dirección de la política general del gobierno”, “coordinar la labor de los ministros de Estado” y “presidir los órganos de asesoría del Ejecutivo que establezcan las leyes”, al igual que ocurrió durante el régimen de Colom.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *