“La Patria del Criollo”, lanzamiento para jóvenes lectores y cartas de historiadores (I parte)

Comparte

Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

He recibido, con agrado,  el libro ‘La Patria del Criollo’ de Severo Martínez Peláez, adaptada para jóvenes que la Editorial Piedra Santa lanza el 30 de septiembre del año en curso, a partir de las 17 horas. Dicha adaptación fue realizada por Irene Piedrasanta, actuando como asesor de contenidos, Edeliberto Cifuentes Medina y como asesores en iconografía a Chris Lutz, W. George Lovell y Guisela Asencio. Inscribete: https://bit.ly./365gzEm Gracias a Irene por el envío. Además, recibí dos cartas de importantes historiadores del país, en relación a mis artículos sobre esta obra y su autor. La primera de ellas, de la historiadora Regina Wagner Henn, quien dice en su misiva del 1 de septiembre, próxima pasado que: “Respecto de Severo Martínez Peláez en el Colegio Alemán de Xela, quiero informarte que efectivamente, el 31 de enero de 1936 el Ministerio de Instrucción Pública cerró los colegios alemanes en la capital, Quetzaltenango y Cobán por la interferencia del Ministro alemán, quien hizo renunciar a las juntas directivas de las respectivas asociaciones escolares por no querer permitir la intromisión del partido NSDAP en los colegios alemanes en Guatemala para preservar a la juventud de semejante influencia y que maltrataran a los hijos de judíos.  En todo esto estuvo involucrado mi tío abuelo Ernesto Schaeffer, quien como descendiente de alemanes inmigrantes al país en 1847, defendía la posición anti nazista. Tengo sus “Memorias” y documentos que lo fundamentan. Sin embargo, el Ministro alemán había recibido órdenes de Berlín de copar la Asociación Escolar Alemana para sus fines, y los nazis en Guatemala intentaron hacerlo también con el Club Alemán, pero no lo lograron por cerrar filas los antiguos alemanes y elegir una junta directiva afín a sus intereses, ajenos al Tercer Reich. El Ministro de Instrucción Pública de ese entonces, José Antonio Villacorta, a la vez Presidente de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala, para evitar problemas, clausuró estos colegios, pero ya que mi tío abuelo E. Schaeffer también era miembro de la Sociedad de Geografía e Historia, asumo que hubo alguna componenda, pues el gobierno no tenía la intención de cerrarlo para siempre. La salida fue crear una entidad jurídica, cuya junta directiva sería aprobada por el gobierno, y así tres alemanes influyentes hablaron con Ubico y él les dijo que fundaran una Asociación que debía ser inscrita legalmente, y una vez hecho esto, en mayo de 1936 los tres colegios alemanes pudieron reabrir sus puertas y continuar clases, como si nada hubiera pasado. En cuanto al cierre total de estos colegios, el 23 de diciembre de 1941, se dio, como sabes, por imposición del gobierno de Estados Unidos y allí no hubo nada que salvara las propiedades rústicas de los alemanes, comercios, colegios, clubes y asociaciones de beneficencia, el periódico alemán y la Iglesia Luterana. En cuanto al Colegio Alemán o Escuela Alemana en Xela, al igual que la de Cobán, solo tenía hasta 6o. grado de Primaria, por lo tanto habría que ver qué grado cursaba Severo Martínez Peláez en 1936, pues me llama la atención que escribas que no había colegio para seguir estudiando en Xela…”. Gracias al documento y fotografías enviadas, que me ha remitido Regina, pude comprobar que los estudios de primaria en ese entonces eran de cinco años, por lo que se puede inferir que cuando Severo estaba en quinto año, el Colegio Alemán fue cerrado temporalmente. Lo que queda totalmente claro, es que ese colegio en Xela no tenía  secundaria. La otra carta es del Licenciado José Luis Muñoz Navichoque, que compartiré en próxima entrega.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *