Mascarillas para el acné (consejos para eliminarlo)

Comparte

Las mascarillas pueden ayudar grandemente a combatir el acné. (Foto Prensa Libre: Pexels)

El acné es un problema común que afecta a un buen porcentaje de la población, el cual puede ser causado por diversos factores. Según la revista Journal of the American Academy of Dermatology (JAAD), el acné afecta aproximadamente al 85% de los adolescentes, pero puede ocurrir en la mayoría de los grupos de edad, y puede persistir hasta la edad adulta.

Además, afirma que los sistemas de clasificación del acné pueden ser útiles en el cuidado del paciente. Dichos sistemas pueden contribuir en una clasificación más específica de la enfermedad, ayudar a determinar las opciones de tratamiento adecuadas y monitorear la mejora durante el curso del tratamiento.

Las lesiones del acné dependerán de la intensidad del mismo.
(Foto: Pixabay)

 

El tratamiento puede variar dependiendo de la intensidad de la afección, por suerte existen alternativas que pueden funcionar a mejorar está condición en la piel. No olvide que los remedios naturales también pueden ser efectivos. Los remedios caseros en este artículo pueden no funcionar para todos los que sufren de acné, pero quizás valga la pena intentarlo, sin embargo, es recomendable consultar a un dermatólogo si padece de acné severo.

A continuación le presentamos 4 mascarillas que puede emplear.

Mascarillas para eliminar el acné

Quizás la mayoría de personas no se atreve a utilizar mascarillas, debido a las reacciones adversas que pueden presentar, y  a la vez causar resequedad, enrojecimiento o irritación. Sin embargo, los siguientes productos han sido catalogados como unos de los más eficientes para combatir el acné, además de no causar en su mayoría reacciones desfavorables.

1. El aceite de árbol del té

Dos ensayos clínicos elaborados por la Academia Estadounidense de Dermatólogos, han demostrado que el aceite de árbol del té tópico, es eficaz para el tratamiento del acné.

El aceite de árbol del té es un aceite esencial que se extrae de las hojas del Melaleuca alternifolia, un pequeño árbol nativo de Australia. Se lo conoce por su capacidad para combatir las bacterias y reducir la inflamación de la piel.

El árbol del té es uno de los insumos cosméticos más utilizados para el acné. (Foto: Pixabay)

 

El aceite de árbol de té es muy potente, así que siempre debe diluirlo antes de aplicarlo en la piel.

Cómo se utiliza

  1. Mezcla una parte de aceite de árbol del té con 9 partes de agua.
  2. Humedece un hisopo de algodón en la mezcla y aplícalo en las áreas afectadas.
  3. Aplica crema hidratante, si lo cree conveniente.
  4. Repita este proceso 1 a 2 veces por día, según sea necesario.

 

2. Té verde

El té verde es muy rico en antioxidantes, y beberlo puede promover la salud. Se ha demostrado que el principal antioxidante en el té verde, el epigalocatequina-3-galato (EGCG), reduce la producción de sebo, combate la inflamación e inhibe el crecimiento de bacterias P. acnes en personas con piel propensa al acné.

 

No hay estudios sobre los beneficios de beber té verde cuando se trata del acné, pero se ha demostrado que sí ayuda cuando se aplica directamente sobre la piel. Probablemente se debe a que los flavonoides y los taninos en el té verde ayudan a combatir las bacterias y reducir la inflamación, dos causas principales del acné.

El té verde es una infusión no irritante con la piel. (Foto: Pixabay)

 

Diversos estudios han demostrado que aplicar un extracto de té verde al 2 % – 3% en la piel reduce significativamente la producción de sebo y las espinillas en personas con acné. El té verde no irrita la piel. 

Cómo se utiliza

  1. Mantenga el té verde en agua hirviendo durante 3 a 4 minutos.
  2. Déjelo enfriar.
  3. Con una bola de algodón, aplique el té en la piel o colóquelo en un atomizador para rociarlo sobre la piel.
  4. Deje que se seque, luego aclare con agua y seque suavemente con golpecitos.

 

3. Aloe vera

El aloe vera es una planta tropical cuyas hojas producen un gel transparente. El gel suele agregarse a lociones, cremas, pomadas y jabones. Se usa comúnmente para tratar abrasiones, erupciones cutáneas, quemaduras y otras afecciones de la piel. Al aplicarse en la piel, el gel de aloe vera puede ayudar a sanar heridas, tratar quemaduras y combatir la inflamación.

El aloe vera también contiene ácido salicílico y azufre, que se usan ampliamente en el tratamiento del acné. Varios estudios han demostrado que aplicar ácido salicílico en la piel reduce significativamente el acné. Lo mismo sucede con el azufre, que ha demostrado ser un tratamiento eficaz contra el acné.

La sábila es una planta cicatrizante idónea para tratar el acné. (Foto: Pixabay)

 

Cómo se utiliza

  1. Lave y deje reposar por un día en agua tibia la hoja de aloe vera.
  2. Raspe el gel de la hoja de aloe con una cuchara y almacénelo en un recipiente.
  3. Aplique el gel directamente sobre la piel limpia como si fuera su humectante.
  4. Deje actuar sobre su piel hasta que sienta que ha secado.
  5. Aclare con agua tibia para retirarla.
  6. Repita 1 a 2 veces por día, o según lo deseado.

También puede comprar gel de aloe vera en la tienda, pero asegúrese de que sea puro sin ingredientes añadidos.

 

4. Miel

Es sin duda otro de los productos infalibles para combatir el acné, ya que es ideal para limpiar en profundidad todas las capas de la dermis. Además, elimina las células muertas e impurezas incrustadas en la piel. También es un potente hidratante natural, reduciendo la presencia de puntos negros y granos. Y por último, es un antiséptico natural con propiedades antibacterianas, eliminando así las bacterias del rostro que son las que ocasionan las infecciones que hacen aparecer las espinillas.

La miel tiene propiedades calmantes capaces de reducir inflamaciones en la piel. (Foto: Pixabay)

Cómo se utiliza

  1. Necesita tres cucharadas de miel, y media cucharada de canela en polvo.
  2. Mezcle los dos ingredientes y remueva hasta que se integren.
  3. Aplique en su rostro prestando mayor atención a las zonas donde más lo necesiten.
  4. Deje actuar unos 30 minutos y aclare con agua tibia o fría.
  5. Puede repetir este tratamiento una vez por semana para presumir de una piel limpia, tersa y sin imperfecciones.

Via PL


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *