Sharon Eubank en la G20: “La fe es tan esencial como la comida”

Comparte

Sharon Eubank, presidenta de Latter-day Saint Charities (LDSC), brazo humanitario de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, participó durante la sesión plenaria de clausura del Foro Interreligioso del Grupo de los 20 (G20), organizado por el Reino de Arabia Saudita.

Sharon Eubank - G20

La hermana Eubank, quien también es la primera consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro de la Iglesia, participó en la sesión plenaria desde su casa de Utah debido a la pandemia el sábado 17 de octubre de 2020.

El tema del evento virtual, realizado el último día del foro, fue el “compromiso de las redes religiosas con la reducción del riesgo de desastres”.

Sharon Eubank - G20

La hermana Eubank informó que las últimas cifras de las Naciones Unidas indican que 265 millones de personas se enfrentan ahora a una inseguridad alimentaria aguda debido a una grave plaga de langostas a fines del año pasado, el rápido inicio de la recesión mundial por COVID-19 y las medidas de seguridad pública adoptadas para prevenir la propagación del virus.

“Esto es casi el doble de lo que fue el año pasado”, afirmó. “Sin ser demasiado alarmistas, si no abordamos esta crisis de manera coordinada, se proyecta que crecerá hasta estar entre las peores hambrunas de la historia de la humanidad”.

La ayuda temporal y espiritual de las religiones

Los organizadores del evento dijeron que las organizaciones religiosas han ayudado a preservar la dignidad humana, han elevado la moral y han creado asociaciones con las autoridades locales para abordar la pandemia.

“Casi sin excepción, cada proyecto se basa en relaciones de confianza con gobiernos, comunidades y otras religiones”, dijo la hermana Eubank durante sus comentarios mientras participaba en un panel de discusión. “Estas relaciones se han desarrollado durante un largo período de tiempo”.

Sharon Eubank - G20

Las donaciones de la Iglesia de Jesucristo

Cuando la cadena de suministro se interrumpió durante la pandemia, la hermana Eubank dijo que LDSC, así como ciudadanos de base, estudiantes universitarios y otros, compraron leche, papas y otros productos crudos que los agricultores estaban descartando porque las escuelas y los restaurantes no compraban esos productos.

“LDSC compró toneladas de papas y las envió a despensas de alimentos en todo el país”, dijo. “Los excedentes de papa y leche se deshidrataron para transportarlos a otros lugares. La antigua red era creativa, las nuevas asociaciones eran ágiles y funcionó”.

donación de mascarillas

La hermana Eubank dijo que los fondos donados por personas que participaron en un ayuno mundial anunciado en abril por el presidente Nelson “facilitaron cientos de miles de comidas para personas hambrientas”.

Finalmente, sugirió que los formuladores de políticas incluyan líderes religiosos en los esfuerzos locales para prepararse para emergencias.

“La fe es tan esencial como la comida”, concluyó.

Fuente: newsroom.churchofjesuschrist.org

Via Mas Fe


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *