Acusan a una pareja de torturar a su huésped con un collar eléctrico, romperle los dientes y quemarle la piel con agua hirviendo

Comparte

Después de lograr escapar de sus captores, la víctima fue encontrada por la Policía escondida entre los arbustos y con múltiples heridas.

Una pareja del estado de Míchigan (EE.UU.) ha sido acusada esta semana de torturar a un hombre hospedado en su casa, colocándole un collar eléctrico para mascotas. También le quemaron la piel con agua hirviendo y le rompieron los dientes, entre otras perturbadoras agresiones, informan medios locales.

La Policía afirmó que la víctima, cuyo nombre no ha sido revelado, tenía múltiples heridas cuando los agentes lo encontraron el pasado 22 de octubre escondido entre los arbustos cerca de una casa en la ciudad de Inkster y tuvieron que llevarlo a un hospital.

Según los informes, el sujeto fue brutalmente agredido por Vera Miller, de 38 años, y Corey Hill, de 30, una pareja a la que conocía desde hacía años y con quienes no había tenido problemas anteriormente. Recientemente sus ‘amigos’ le habían ofrecido quedarse a dormir en el sofá de su casa a cambio de un pago de 400 dólares al mes tras quedarse sin hogar.

El hombre declaró a los detectives que los presuntos agresores le habían puesto un collar eléctrico para mascotas, lo habían azotado con cables y supuestamente lo obligaron a masticar una toalla empapada de orina de perro. También relató que en otras ocasiones incluso le metieron la mano en agua hirviendo y lo golpearon en la cara con una tabla, rompiéndole los dientes.

Detienen a dos hermanas en EE.UU. por apuñalar 27 veces a un guardia de seguridad que les pidió que usaran mascarillaDetienen a dos hermanas en EE.UU. por apuñalar 27 veces a un guardia de seguridad que les pidió que usaran mascarilla

Los médicos que lo examinaron descubrieron que la víctima tenía cicatrices, hematomas, ampollas, quemaduras y cortes en varias partes del cuerpo. 

Además, la víctima dijo que Milles y Hill se aprovecharon de su situación, ya que le habían pedido sus datos bancarios para sacar dinero de su sueldo. Incluso lo vigilaban en cada momento para asegurarse de que no pudiera escapar. En ese sentido, aseguró que no los denunció antes porque tenía temor de que lo mataran a él o a su familia.

Poco después de que logró escapar, la Policía detuvo a Hill y Miller, quienes fueron acusados de cargos de tortura, privación ilegítima de la libertad y delitos de agresión. Ambos se han declarado inocentes.

Via RT


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *