Leves aumentos, cómo quedan las nuevas tarifas de energía eléctrica a partir del 1 de noviembre

Comparte

Aunque hubo un buen invierno y aporte de energía hidroeléctrica, otros factores influyeron en las nuevas alzas, expuso la CNEE. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Aunque hubo un buen invierno y aporte de energía hidroeléctrica, otros factores influyeron en las nuevas alzas, expuso la CNEE. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Las tarifas de energía eléctrica tendrán un leve aumento de entre Q0.01 y Q0.03 por kilovatio hora (kWh) para el trimestre de noviembre del 2020 a enero del 2021, informó la CNEE.

Dicho ajuste trimestral estará vigente desde el 1 de noviembre del 2020 hasta el 31 de enero del 2021.

El presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Rodrigo Fernández, indicó que entre las variables que han incidido en el comportamiento de estos costos están el tipo de cambio del quetzal respecto de dólar y el aumento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Tarifa no social

La tarifa no social abarca a los consumidores de 301 kilovatios en adelante.

  • Los nuevos precios para este segmento en la Distribuidora de Electricidad de Occidente, S.A. (Deocsa) serán de Q1.97 por kilovatio hora al mes (kWh), Q0.03 más que en el trimestre que finaliza el 31 de octubre.
  • Para este segmento en la Distribuidora de Electricidad de Oriente, S.A. (Deorsa) la tarifa será de Q1.83, el aumento también ronda los Q0.03.
  • En el caso de la Empresa Eléctrica de Guatemala, S. A. (EEGSA), la nueva tarifa llega a Q1.30, y el alza es de Q0.01 por kWh al mes.

La variación a dichas tarifas no sociales, que se se aplican al 6% de usuarios del país, son de entre 0.8% al 1.6%.

Tarifa Social

Los usuarios de la Tarifa Social (segmento de consumos desde 1 a 300 kWh al mes) también tendrán leves aumentos, pero algunos rangos de consumo mantendrán subsidio del Instituto Nacional de Electrificación (Inde).

Para Deocsa la nueva tarifa es de Q1.8380 por kilovatio hora al mes y para Deorsa, Q1.74, en ambos casos el alza ronda los Q0.03 por kWh.

En EEGSA subió Q0.01 y se fijó en Q1.21.

La Comisión añade que la Tarifa Social, se aplica a unos 2.8 millones de familias guatemaltecas, equivalente al 94% de total de usuarios del país, y los incrementos son de entre el 0.8% y 1.4%.

Subsidio para dos rangos de consumo

Sin embargo quienes consumen hasta 88 kWh mantienen el beneficio del subsidio a la energía de igual forma en que se aplicó durante octubre, según confirmó el Inde:

  • El usuario que consume de 1 a 60 kilovatios hora al mes (kWh) solo pagará Q0.50 por cada kilovatio, el resto subsidiado.
  • Quienes consuman de 61 a 88 kWh al mes, pagarán Q0.81 por kW.

Algunas variables

Fernández explicó que el tipo de cambio del quetzal frente al dólar de Estados Unidos, que mostró estabilidad por varios meses, tuvo un crecimiento rápido y pronunciado en el trimestre de costos trasladados a tarifas en el presente ajuste tarifario.

El tipo de cambio pasó de alrededor de Q7.68 a Q7.78 por un dólar, cifras equivalentes a un incremento de 10 centavos de quetzal por cada dólar.  Los costos de compras de energía y potencia en el mercado eléctrico nacional son valorizados en dólares por lo que cualquier variación en el tipo de cambio tiene incidencia en dichos costos que son trasladados a tarifas, las cuales son pagadas por la población usuaria en quetzales, se agrega en el boletín de CNEE.

En tanto el IPC tuvo un repunte importante, de 3.3% pasando de valores alrededor de 141.6 en marzo del 2020 a 146.3 en septiembre del 2020.

Este incide en los costos de la prestación del servicio de distribución, impacta el precio de los factores productivos de la economía nacional dentro de los cuales está el servicio eléctrico, se añadió.

Rodríguez explicó que respecto a la generación con hidroeléctricas esta se mantuvo alta debido a que se ha registrado un invierno copioso.

Según datos del Inde la generación con sus plantas, en su mayoría hidroeléctricas, aumentó este año de junio a septiembre con respecto a lo registrado en los mismos meses del 2019, sin embargo, es menor a los programado para el 2020. Ese comportamiento posiblemente fue influenciado por baja en la demanda de energía derivado de las restricciones que incluyeron suspensión de operaciones de industrias, comercios, servicios y centros educativos.

Via PL (ver fuente)


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *