A qué edad se presenta la primera menstruación (qué hacer y por qué es importante llevar un registro del ciclo menstrual)

Las niñas y adolescentes tienen diferentes edades en que aparece la primera regla. Es importante prepararse para ese momento. (Foto Prensa Libre: PNW Production en Pexels)

La menarquia o primera menstruación se presenta en promedio entre los 11 y 14 años y podría extenderse a los 15 años, explica el ginecólogo Ronaldo Retana.

Desde ese momento existen ciertas rutinas que se transforman y existen detalles importantes como llevar el registro del ciclo menstrual para comprender cómo trabaja el cuerpo, empezar a calcular la ovulación e identificar cambios o cuestiones que en el tiempo ayudará a identificar incluso problemas de salud.

El médico Retana aclara que durante los primeros meses los ciclos podrían variar, que aparezca el período un mes y al siguiente no.  Esto sucede los primeros tres años.

Por lo regular ocurre de cada 21 a 35 días y dura en promedio tres días o incluso para algunas mujeres llega a ser de siete días.  Algunas mujeres son puntuales y otras podrían tener un ciclo irregular y en algunas se podría presentar dolor.

De mitos a realidades

La reacción al primer periodo de una niña depende enormemente del lugar donde vive. Para algunas, es un motivo de celebración. Sin embargo, para las niñas que viven en lugares donde la menstruación es un tabú, puede convertirse en una angustiosa introducción a la adolescencia.

Unicef publicó recientemente que durante cientos de años, las mujeres y niñas han sido objeto de leyendas urbanas y falsas historias sobre lo peligrosas que pueden ser cuando menstrúan. Pero tener el período es una parte muy normal y saludable de nuestras vidas.

En un estudio reciente hecho con casi 100 mil niñas en India, casi la mitad no sabía nada acerca de la menstruación hasta la primera vez que la tuvieron. Esta desinformación en ocasiones les lleva a pensar que están muriendo durante el período y otra serie de cuestiones falsas.

Como pobreza menstrual se define la falta de acceso a productos sanitarios, educación sobre salud menstrual e infraestructura para gestión de los desechos, es una problemática de la que se habla muy poco en América Latina, señala Plan Internacional. (Foto Prensa Libre: Cliff Booth/Pexels)

En algunos países incluso se asocia que una mujer puede dañar los alimentos si los toca cuando está menstruando, lo cual es falso.  Tampoco debilita y durante esta época el baño y la higiene es importante para sentirse cómodo, Retana agrega que mientras más higiene exista es mejor la protección.

La  menstruación es algo normal y no tiene que ser causa de vergüenza o aislamiento.  Retana agrega que esta es una época ideal para fortalecer la alimentación sana y buscar que las adolescentes mantengan un peso saludable para disminuir la probabilidades que aparezcan distintas enfermedades como el ovario poliquístico, a veces relacionado con el sobrepeso y obesidad.

Algunas de las complicaciones futuras del ovario poliquístico incluso podrían llevar a infertilidad, depresión, sangrado uterino anormal, entre otras condiciones.

Cargando

Una guía para orientarlas

María Lucía Sánchez, tanatóloga especialista en niños, doula y administradora de la red social Una manita entre mamás, ha dado cursos sobre menstruación en instituciones educativas durante algunos años, pero no tenía un libro de texto para sus enseñanzas que se adaptara a la realidad latinoamericana y esto la motivó a crear un libro para el contexto guatemalteco llamado Cuéntamelo todo.

Sánchez  expresa que su finalidad es que las niñas y las madres formen un movimiento de una menstruación consciente y que mientras más conozcan de ella despejen sus dudas y temores.  Esto le ha llevado a transmitir  por talleres virtuales el mensaje del libro a niñas y adolescentes tanto en Guatemala como en Argentina, México y diversos lugares como casas hogares.

María Lucía Sánchez promueve un manual para orientar a las niñas en el tema de la menstruación. (Foto Prensa Libre: Una manita entre mamas)

Para ella la menstruación significa vida y salud, como un regalo natural en el que cuerpo presenta un acontecimiento saludable para la conexión como mujeres.

Al respecto la especialista comparte algunas recomendaciones para hablar de esta temática en casa.

  1. Hablemos el tema con naturalidad
    Ya pasó la época de tener pena o vergüenza de hablar de estos asuntos.  Además de invitar tanto a papá como a mamá a ser parte de esta conversación para que se vea de manera natural, se rompan mitos y temores.  Mientras mejor se ve es positivo para las niñas y adolescentes.  Hablar sin temor les proyecta a ellas seguridad.
  2. Preparemos a las niñas
    Oriente a la niña a tener una bolsa con ropa interior, toallas húmedas para que cuando llegue el momento ellas sepan qué hacer.  Cuando a ellas les vino y se le trata de explicar es demasiado tarde porque se pueden asustar con la experiencia o no saber con claridad qué hacer en el momento.
  3. Tiempo para ella
    A los padres se les recomienda respetar la privacidad de las niñas por los cambios que están presentando físicamente. Tendrán diversos cambios en los que requieren mantener la higiene, la sudoración cambia, entre otros detalles.
  4. Siempre saludable
    Es importante también fomentar la alimentación equilibrada y qué conozca cómo fortalecer su cuerpo, así como orientarle a que se mantenga hidratada.
  5. Ellos son aliados
    En este proceso se recomienda integrar a los varones a conocer también esta información para que se conviertan en aliados y conozcan que en su círculo tanto madres, hermanas, maestras y amigas pasan por este proceso natural.

 

Via PL

(Vistas 1, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *