Cuáles son los tipos de dolor de cabeza más comunes y cómo puedes tratarlos

dolor de cabeza

Los especialistas en salud señalan que existe una amplia variedad de tipos de dolor de cabeza, y cada uno tiene su propia causa y detonante.

Lo cierto es que en su mayoría estos comparten el mismo principio. Todos se caracterizan por un dolor punzante, molesto y, en algunos casos recurrente; que el paciente experimenta en la parte superior del cráneo.

Aunque muchas personas pueden considerar este asunto como trivial, en lo que respecta a los dolores de cabeza no todo es tan simple como podría parecer.

Por este motivo, aquí analizaremos los diferentes tipos de dolor de cabeza, sus causas y tratamientos.

Dolor de cabeza: Un padecimiento común

Si por curiosidad se ha puesto a investigar sobre este tema por su cuenta, seguramente habrá notado que los dolores de cabeza se encuentran entre los padecimientos más comunes.

Y sinceramente esto no debería resultar extraño, sobre todo si lo observamos desde el punto de vista biológico.

El cráneo humano posee en su interior una amplia red de vasos sanguíneos encargados de hacer que el oxígeno pueda llegar al cerebro.

Y si a esto le sumamos todas las neuronas responsables de llevar los impulsos eléctricos a través del cuerpo; no cabe ninguna duda que estamos ante una de las partes más sensibles de la anatomía humana.

Existen muchas situaciones y elementos externos que pueden hacer que un individuo empiece a manifestar dolores de cabeza.

El exceso de ruido, la sobreexposición a la luz, la falta de oxígeno, e incluso alteraciones psicológicas como el estrés, son elementos que pueden desencadenar un dolor de cabeza.

Igualmente, estos dolores suelen manifestarse como síntomas de enfermedades más graves.

Padecimientos como el dengue, la fiebre amarilla o incluso el alzhéimer son afecciones que se manifiestan con dolores de cabeza en su etapa inicial.

También los dolores de cabeza surgen como consecuencia de un posible daño físico en la parte interior del cráneo, como las contusiones o traumatismos a nivel cerebral.

Lea también: Cómo hacer masajes de pies para aliviar el dolor de cabeza

En este punto, lo que siempre debemos recordar es permanecer atentos al tipo de dolor y la frecuencia con la que se presenta.

Estos son los mejores indicativos para saber a qué nos enfrentamos y qué tan necesaria resulta la intervención de un especialista.

Tipos de dolor de cabeza más comunes y cómo tratarlos

Todos nosotros hemos experimentado al menos un tipo de dolor de cabeza en algún momento de nuestra vida. Así, los dolores más frecuentes se manifiestan como reacciones naturales del cuerpo ante elementos externos que alteran las funciones del organismo.

De esta forma, el estrés y las tensiones de nuestra vida diaria son uno de los desencadenantes más comunes.

dolor de cabeza estres
El estrés es uno de los mayores detonantes del dolor de cabeza (Foto Prensa Libre: Pexels)

El uso excesivo de los dispositivos y herramientas que nos facilita la tecnología moderna, también ha contribuido con el incremento de dolores de cabeza.

Pero más allá de buscar los culpables, también queremos conocer las soluciones.

Algo muy tranquilizante en todo este asunto, es que sin importar el tipo de dolor de cabeza que se presente, existe una amplia variedad de tratamientos y medicamentos para controlarlo y brindar alivio.

Para poder profundizar más sobre este punto, es fundamental entender que los dolores de cabeza se dividen en dos categorías, las cuales procederemos a definir.

Tipos de dolor de cabeza primarios 

Los tipos de dolor de cabeza primarios pertenecen a una categoría que engloba todas las enfermedades que producen esta dolencia sin un estímulo externo.

Es decir, que en esta división encontramos todos los padecimientos médicos que se caracterizan por producir dolor de cabeza en el paciente. Pero este no es producto de una lesión o síntoma de una enfermedad más grave.

En esta división podemos encontrar los tipos de dolor de cabeza que se manifiestan como respuestas biológicas o alteraciones a nivel psíquico.

ansiedad
Debemos mantener bajo control nuestros niveles de estrés y ansiedad (Foto Prensa Libre: Pexels)

Un punto importante a considerar, es que estas dolencias pueden ser tratadas mediante el uso de medicamentos como aspirinas o  analgésicos de venta libre.

Esto no quiere decir que no sea necesario recurrir a un especialista de la salud, ya que de hecho es preferible hacerlo antes de dar inicio al tratamiento.

Condiciones como el estrés, la depresión y la ansiedad son los principales desencadenantes de los dolores de cabeza asociados a los padecimientos que forman parte de esta división.

También estas dolencias pueden ser manifestadas como una consecuencia directa de la contaminación sónica o la sobre exposición a la luz.

Entre las enfermedades más comunes que desencadenan los tipos de dolor de cabeza primarios podemos encontrar:  

Migrañas 

Una condición que se caracteriza principalmente por un dolor descrito como punzante e intenso, el cual siempre se manifiesta en un lugar específico de la cabeza.

Estudios han confirmado recientemente que la migraña es una afección que se da con más frecuencia en las mujeres.

Es una condición que se manifiesta de forma repentina y que se hace visible en episodios que pueden durar días e incluso semanas.

Dolores por tensión 

Los dolores de cabeza originados por la tensión, también conocidos como tensionales, son molestias producidas a ambos lados de la cabeza como resultado de la tensión muscular.

Entre los tipos de dolor de cabeza, este es uno de los que comúnmente el paciente tiende a experimentar por estrés.

El dolor puede durar horas, sin embargo este no impide que el individuo pueda realizar actividades con normalidad.

Dolor de cabeza en racimo

Un tipo de dolor de cabeza que recibe su nombre por la forma en que se da y la frecuencia del mismo.

La cefalea en racimos se manifiesta como un dolor punzante alrededor o en la parte trasera del ojo. A diferencia de la migraña, este padecimiento es evidenciado con mayor frecuencia entre los hombres.

Dolor por esfuerzo 

La cefalea asociada al esfuerzo físico, es un dolor de cabeza de corta duración que experimenta la persona luego de realizar una actividad física muy demandante.

Esta condición es común en personas que tienden a exigirse más de lo debido durante el ejercicio, y puede ser tratada con analgésicos.

Estudios recientes han confirmado que este síndrome se manifiesta con mayor frecuencia en pacientes con antecedentes de migraña dentro de su historia familiar.

Dolor hípnico 

Uno de los padecimientos que se destaca entre los tipos de dolor de cabeza primarios, ya que solo se manifiesta en personas que pasan los 50 años.

El dolor de cabeza hípnico también es conocido como “dolor de cabeza despertador”, puesto que por lo general ocurre durante la noche.

Los pacientes que sufren esta enfermedad son extremadamente sensibles a la luz y los ruidos fuertes.

Tipos de dolor de cabeza secundarios 

Dentro de la segunda división de los tipos de dolores de cabeza, encontramos todas aquellas dolencias que son producidas como consecuencia de un elemento externo.

analgesicos
Algunos medicamentos nos brindan alivio al dolor de cabeza (Foto Prensa Libre: Pexels)

Aquí es donde podemos encontrar aquellos dolores de cabeza producidos por golpes o traumatismos a nivel craneal.

También, en este segundo grupo se ubican las dolencias que son síntomas clásicos del síndrome de abstinencia. Los tipos de dolores producidos por dejar la cafeína y medicamentos, tienen su espacio dentro de esta segunda categoría.

Aquí queda más que claro que el dolor de cabeza es parte importante dentro de los síntomas, pero no es el único que experimenta la persona.

Cuando se utiliza el término secundario, a lo que realmente se hace referencia es a que el dolor de cabeza no es más que un síntoma de una alteración más grave.

Bien sea que el detonante sea algún padecimiento físico, hormonal o esté ligado a una dependencia hacia un fármaco o químico.

Lo cierto es que en este tipo de casos, es necesario contar con el apoyo y seguimiento de un especialista en el campo de la salud.

Lea también: ¿Qué puede causar el consumo excesivo de medicamentos para el dolor de cabeza?

Pero al igual que los tipos de dolor de cabeza de primer grado, cada uno de los padecimientos cuenta con un tratamiento para reducir sus efectos.

Sin embargo, es necesario destacar que los mismos tienen que realizarse de una manera mucho más controlada y con la previa aprobación médica.

Entre los tipos de dolor de cabeza que forman parte de esta segunda categoría podemos encontrar:

Dolor por medicamentos

Este tipo de dolor de cabeza es sumamente frecuente en personas que utilizan analgésicos de venta libre para tratar otras dolencias.

Una persona que tiende a abusar con las dosis y el consumo de medicamentos no recetados inevitablemente terminará por hacerse adicta a los mismos.

El dolor de cabeza por medicamentos es muy similar al que produce la migraña o la cefalea por tensión.

Dolor de cabeza sinusal

La sinusitis es una enfermedad que produce severos dolores de cabeza, todo como consecuencia de la inflamación que se produce en los senos paranasales.

Es un dolor punzante que se siente principalmente alrededor de los ojos, pero en algunos casos puede extenderse hasta la mandíbula.

Este padecimiento puede ser tratado con analgésicos de venta libre, pero es prioritario acudir primero a un especialista antes de hacer uso de los mismos.

Dolor de cabeza por cafeína

Una persona que consume más de 400 g de cafeína al día, puede experimentar dolores de cabeza como consecuencia de la abstinencia de la misma.

Muchos especialistas señalan que las personas que sufren de migraña deben tener especial cuidado con el consumo de cafeína. Afortunadamente, los síntomas asociados con la abstinencia desaparecen en poco tiempo.  

Dolor por traumatismo

El dolor por traumatismo es un síntoma común de las lesiones en la cabeza, ya que las mismas producen movimientos violentos dentro del cráneo.

De todos los tipos de dolor de cabeza secundario, este puede resultar uno de los más peligrosos. Puesto que en los casos más extremos, algunos pacientes pueden llegar a perder funciones cerebrales importantes.

Dolor de cabeza menstrual

El dolor de cabeza es una de las molestias más frecuentes que experimentan la mayoría de las mujeres durante su período menstrual.

La denominada migraña menstrual, empieza a hacerse presente durante los primeros días del período de ovulación.

Esto es solo una consecuencia más de los altos niveles de estrógeno y la intensa actividad hormonal que produce el organismo.

Dolor de cabeza por resaca 

El consumo de alcohol incluso en pocas cantidades, produce un dolor de cabeza punzante e intenso muy similar al que experimenta una persona que sufre de migraña.

Este tipo de dolor de cabeza, también hace que las personas sean mucho más sensibles tanto a la luz como a los sonidos fuertes. 

Los síntomas de la resaca desaparecen por completo a las 72 horas, aunque los analgésicos de venta libre también son de gran ayuda para tratar el dolor.

¿Cuándo debemos buscar ayuda profesional?

Cuando se trata de escoger el mejor momento para consultar a un médico por un dolor de cabeza, la combinación ganadora es el instinto y el sentido común.

doctor dolor de cabeza
Para conocer la raíz del dolor de cabeza, debemos contar con la asesoría de los profesionales (Foto Prensa Libre: Pexels)

En el caso de los tipos de dolor de cabeza que integran la primera categoría, muchos de estos pueden ser solucionados recurriendo a los analgésicos comerciales.

Sin embargo, es importante señalar que nunca está de más contar con el respaldo y asesoría que nos puede brindar un médico calificado.

Es fundamental tener presente que no todos los organismos reaccionan de la misma manera ante los medicamentos.

Uno de los mejores indicadores con los que se puede contar para tratar los dolores de cabeza es el tiempo.

Con los analgésicos adecuados, se puede mantener bajo control cualquier episodio de migraña o cefalea por la tensión muscular.

Pero si nota que el tratamiento convencional no surte el efecto deseado, es momento de consultar a un profesional.

Igualmente debemos aprender a detectar e interpretar las señales que nos da nuestro organismo. Esto nos permite no solo poder recuperarnos en menor tiempo, sino brindar información muy importante al especialista.

Los casos en que un tipo específico de medicamentos empieza a perder efecto sobre el organismo son muy comunes.

Si llega a sucederle, lo más responsable es acudir con un profesional que nos indique qué hacer en lugar de solo incrementar la dosis por su cuenta.

Conclusión

El estilo de vida que llevamos en la actualidad hace que cada vez más personas sean vulnerables a padecer cierto tipo de enfermedades.

Alteraciones psicológicas como el estrés, la ansiedad o la depresión son padecimientos que tienen repercusiones muy negativas sobre la salud.

Si bien estos padecimientos son relativamente inofensivos, pueden traer consecuencias bastante negativas en quien los experimenta.

Lo positivo dentro de todo este asunto es que con algunos cambios puntuales dentro de nuestro día a día es suficiente para evitar sucumbir ante estas dolencias.

Por lo general, los dolores de cabeza surgen cuando nos encontramos expuestos a situaciones que generan cierta tensión.

Las responsabilidades, los compromisos, e incluso el medio ambiente donde nos desenvolvemos son elementos que hacen que nuestra mente se sienta más inquieta.

Cambios tan simples como reducir el tiempo de uso de los aparatos electrónicos y unos 10 minutos de meditación diaria, son perfectos para recuperar la calma.

Otra clave eficiente es recordar siempre mantener nuestro cerebro bien oxigenado. En momentos de extrema tensión, no existe nada más efectivo que ir a un lugar calmado y respirar profundamente.

De hecho, si analizamos los elementos que producen los dolores de cabeza, no tardaríamos en darnos cuenta de que los mismos no son más que una respuesta natural del organismo ante situaciones específicas.

Quizás a muchos de nosotros nos cuesta un poco admitir cuando estamos ya al límite de nuestras capacidades, pero a nuestro organismo no.

Entonces, la próxima vez que sienta alguno de los tipos de dolor de cabeza que hemos expuesto con anterioridad, recuerde que es solamente su cuerpo diciéndole que quizás sea conveniente tomarse un descanso.

 

Via PL

(Vistas 1, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *