Home » La NASA descubre que le sucedio a la Voyager 1
Tecnología

La NASA descubre que le sucedio a la Voyager 1

despues de que la sonda Voyager 1 mandara a la tierra telemetria incorrecta, la NASA descubre que fue lo que hizo que ese fallo apareciera.

La Voyager 1 nos tenía preocupados. La sonda estaba enviando datos extraños que no reflejaban lo que estaba ocurriendo a bordo, y eso era un problema importante. Sobre todo, porque está tan lejos que se tardan dos días en obtener respuesta a las peticiones hechas desde la Tierra. Afortunadamente el problema parece resuelto.

Qué ha pasado. Hace meses los ingenieros de la NASA detectaron que el Attitude Articulation and Control System (AACS) —encargado de controlar la orientación de la nave y de tener bien orientada su antena de comunicación— comenzó a enviar datos de telemetría inválidos. Ese galimatías parecía indicar que la Voyager 1 se había vuelto un poco loca: los datos parecían generados al azar.

Ya sabemos el porqué. Los ingenieros de la NASA descubrieron la fuente del problema: el AACS había comenzado a enviar los datos de telemetría a través de un pequeño ordenador que se sabía que había dejado de funcionar hace años, y ese componente estaba corrompiendo la información de telemetría que se enviaba.

Una solución sencilla. Suzanne Dodd, la actual responsable de la misión, explicó que cuando se dieron cuenta de que ese parecía ser el problema, optaron por una solución de bajo riesgo: la de ordenarle al AACS que continuara enviando datos al ordenador correcto, y no al que había dejado de funcionar.

Pero la NASA sigue mosca. Aunque los datos se reciben de nuevo correctamente, en la NASA no saben por qué el AACS comenzó a operar de esa forma incorrecta. Sospechan que hay algún otro problema en la nave, y por eso seguirán analizando en detalle el estado de todos los componentes. Aún así se cree que no hay una amenaza para la salud a largo plazo de la Voyager 1.

Las sondas Voyager se hacen mayores. Tanto la Voyager 1 como la Voyager 2 llevan explorando nuestro sistema solar los últimos 45 años. Ambas están actualmente en el espacio interestelar, la región situada más allá de la heliopausa, esa burbuja de partículas de energía y campos magnéticos generados por el sol. Es alucinante lo que estos prodigios tecnológicos han logrado, aunque la NASA sabe que poco a poco se irán apagando.

Etiquetas